Compartir
blank

La Red de Comunidades Rurales presenta una herramienta orientada al fortalecimiento de las iniciativas comunitarias. En esta primera etapa participarán más de 200 organizaciones de base de todo el país.

 

Texto Estefanía Hernández.

 

Mientras las comunidades rurales presentan los mayores índices de vulnerabilidad social y ambiental del país, los recursos y las herramientas que poseen las Organizaciones de Base Comunitaria para enfrentar los desafíos de la emergencia sanitaria, ambiental y económica son cada vez más escasos e insuficientes.

Motivada por esta realidad tan preocupante como urgente, la Red de Comunidades Rurales (RCR) impulsa el Banco de Proyectos Comunitarios Rurales (Bpcr), iniciativa innovadora orientada a la autogestión y el fortalecimiento de las Organizaciones de Base Comunitaria (OBC), que aportará distintos tipos de recursos para mejorar los procesos de desarrollo en aquellos contextos con situación social y ambiental crítica.

El programa comenzó a codiseñarse a mediados del año pasado, gracias a la activa participación de integrantes de las comunidades rurales y el aporte de aliados estratégicos, tanto del ámbito público como privado.

Conformadas en su mayoría por mujeres y hombres de grupos originarios, criollos, campesinos, colonos e inmigrantes, estas comunidades están integradas por personas que se organizan a nivel local para mejorar el bienestar de sus familias y sociedades. Su labor se caracteriza por la participación, el desarrollo organizacional y la conformación de redes.

En relación con la puesta en funcionamiento del Banco, que se estima será entre julio y agosto de este año, Patricio Sutton, Director Ejecutivo Red Comunidades Rurales, explica: “En la etapa inicial participarán, en forma directa e indirecta, aproximadamente, 200 OBC y unas 60 Organizaciones Sociedad Civil (OSC,) presentes en los departamentos provinciales argentinos, con los porcentajes más altos de población rural y peores índices de vulnerabilidad social y ambiental de las ocho ecorregiones contempladas como prioritarias; Gran Chaco, Puna, Altos Andes, Yungas, Selva Paranaense, Monte, Esteros del Iberá y Estepa Patagónica”.

 

Nuevas oportunidades

Uno de los principales objetivos del Banco es facilitar el acceso a los recursos y brindar acompañamiento a todas las OBC que se integren al programa. La Red actuará además como una entidad coordinadora proporcionando vínculos con otros actores sociales relevantes, brindando un apoyo duradero, amplio e integral. La iniciativa busca generar nuevas capacidades y mayores oportunidades en aquellos sectores sociales que, debiendo tener un protagonismo central en el desarrollo comunitario, se encuentran históricamente relegados.

Se espera que 12.400 personas (2.480 hogares rurales) se beneficien, en forma directa, del programa y 27.600 habitantes (lo que representa 5.520 viviendas), de forma indirecta, mediante los aportes en especie, servicios de distinta naturaleza y recursos económicos que, a través de aliados territoriales, las OBC gestionen o reciban del Banco. “Para su funcionamiento se proponen ciclos de 4 años. En cada ciclo, el Bpcr hará aportes económicos, en especie y en diversos servicios no financieros a las OBC y OSC que se vayan incorporando en las provincias contempladas. Dichos aportes serán factibles gracias al progresivo fortalecimiento de la alianza multisectorial y la experiencia que la RCR viene profundizando en articulación público-privada y movilización de recursos”, afirma Sutton y agrega: “A fin de poder acompañar, evaluar y fortalecer todos los mecanismos de funcionamiento del Bpcr, se seleccionarán 3 OSC como aliadas territoriales en tres ecorregiones diferentes y un total de 12 OBC vinculadas a ellas”.

El proceso de selección para los proyectos comunitarios será de carácter federal y otorgará un lugar central a la participación efectiva de las mujeres en la toma de decisiones. Se basará en el codiseño y evaluación con un rol protagónico de las OBC y OSC que están en el territorio, más los valiosos aportes de referentes de otros sectores especializados en desafíos y temáticas complementarias. El programa, además de original es innovador, porque “tiene un enfoque ecorregional, busca construir autonomía para las OBC, está alineado a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, junto con Pnud Argentina y desde su diseño inicial cuenta con la adhesión de ONU Mujeres para brindarle un correcto enfoque de género”, afirma Sutton.

Aquellas Organizaciones de Base Comunitaria, organizaciones sociales, instituciones, empresas o individuos que quieran sumarse e integrarse al Banco pueden dirigirse a red@comunidadesrurales.org. El Bpcr permitirá a múltiples actores de la sociedad civil articular esfuerzos y movilizar recursos con un objetivo claro y prioritario, el fortalecimiento de las OBC y esas comunidades en busca del mejoramiento de sus condiciones de vida y el acceso a oportunidades de desarrollo.

 

 

Cómo conectarse

Red de Comunidades Rurales: red@comunidadesrurales.org

Twitter: @redcomunidades

Facebook: @redcomunidadesrurales

Instagram: @redcomunidadesrurales

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here