Compartir
blank

Vivienda Digna impulsa una nueva campaña de donaciones de muebles y materiales de construcción para abastecer su Corralón Social. La Fundación busca dar respuesta a miles de familias que padecen hacinamiento crítico.

 

Texto Catalina Márquez.

 

En Argentina, el derecho a una vivienda digna se encuentra reconocido en el artículo 14 bis de la Constitución Nacional. Sin embargo, según los datos del último censo del año 2010, casi un tercio de la población no posee un lugar adecuado para vivir y este número continúa en ascenso. Un reciente estudio realizado por el Indec sobre los principales 31 aglomerados urbanos, reconoció que el 6,4 por ciento de los hogares habita en viviendas cuyos materiales poseen una calidad insuficiente y el 2,4 por ciento se encuentra en situación de “hacinamiento crítico”.

Con el objetivo de ayudar a saldar una deuda histórica, la Fundación Vivienda Digna trabaja junto con familias de bajos ingresos económicos en la construcción y mejoramiento de sus casas y continúa con su campaña para que la gente done muebles y materiales. “La población va creciendo y las soluciones habitacionales que se dan por año no son suficientes. Por eso desarrollamos proyectos de vivienda nueva y de acondicionamiento para aquellas familias que ya tienen una”, explica Cecilia Juana, directora social de proyectos de hábitat y participación.

 

Nueva vida

A través del programa Corralón Social, quienes tienen materiales de construcción o mobiliario en desuso los donan para que otras personas puedan comprarlos a un precio solidario. Con el lema “Dale otra vida” ya ayudaron a más de 25 mil familias a equiparar sus casas. Con sedes en Boulogne, La Matanza y Barracas, el corralón recibe todo aquello que puede ir dentro del hogar: revestimientos, artefactos de baño, muebles, pintura y electrodomésticos, entre otras cosas. La OSC redobla sus energías para conseguir donaciones y así continuar con su trabajo solidario.

“Contamos con 410 empresas que confían en nosotros y unos 5.000 donantes particulares. Creemos que el acompañamiento debe ser integral y por eso llevamos adelante consultorías y cursos de autoconstrucción puntuales, por ejemplo, sobre cómo hacer una colocación de un piso o una aislación térmica”, sostiene Fernando Uranga, director del Corralón Social. Además, la fundación cuenta con un sistema de trazabilidad, donde cada persona puede conocer el destino de los materiales que donó.

Con respecto a la situación de pandemia, Fernando reconoce que 2020 dejó en claro la importancia del hábitat en su conjunto: “Cuando uno vive en un hogar adecuado tiene menos problemas de salud, tiene la posibilidad de estudiar y de crecer sin tantas preocupaciones”. Gracias a este tipo de iniciativas, el acceso a una vivienda digna deja de ser un privilegio para convertirse en una realidad para muchos argentinos.

 

Cómo conectarse

Fundación Vivienda Digna: www.viviendadigna.org.ar | infodonaciones@viviendadigna.org.ar | 0810 555 7863

 

________________________________________

SI TE INTERESA ESTA NOTA Y QUERES SEGUIR LEYENDO, SUSCRIBITE A REVISTA TERCER SECTOR CLICK AQUÍ!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here