Compartir

La nueva reglamentación de la ley sobre uso medicinal del cannabis fue bien recibida por pacientes, familiares y cultivadores. Con diferencias clave respecto de la regulación de 2017, amplía su uso terapéutico y reconoce el autocultivo.

 

Texto María Sol Abichain

 

¿Puede la planta de cannabis utilizarse para fines médicos? El Congreso Nacional, acompañado por el sector científico y social, contestó que sí, en 2017, con la sanción de la Ley de Cannabis Medicinal. Sin embargo, su reglamentación inicial por parte del Poder Ejecutivo fue parcial, dejando de lado las principales reivindicaciones de organizaciones y profesionales que bregaron por el reconocimiento medicinal de la marihuana.

En noviembre pasado, miles de madres, padres, familiares y usuarios del cannabis con fines médicos celebraron la nueva reglamentación de la norma, que posibilitará diversos caminos y accesos, como, por ejemplo, más investigaciones, la prescripción médica y el autocultivo.

“La nueva reglamentación de la Ley 27.350 es lo que esperábamos en el 2017, no podemos más que celebrar que se haya reconocido en un momento tan adverso como el de una pandemia”, expresa Valeria Salech, presidenta de Mamá Cultiva Argentina. Por su parte, Silvia Kochen, coordinadora de la Red de Cannabis y sus usos medicinales (Racme) del Conicet, resume: “La reglamentación quita esta situación de ilegalidad a la gente que está cultivando para uso personal o para familiares, e incluso está planteada también para organizaciones que hacen cultivos artesanales”.

 

Más derechos

Según distintos especialistas y actores involucrados, las principales falencias de la reglamentación de 2017 fueron que, justamente, no habilitaba el autocultivo y sólo reconocía como patología a tratar la epilepsia refractaria. “La reinterpretación del artículo 8 hace retroceder la legislación penal y, de alguna forma, preserva o protege los derechos individuales de aquellos que decidan vincularse con el cannabis como herramienta terapéutica”, afirma Marcelo Morante, coordinador de Capacitación Médica e Investigación del Cannabis Medicinal del Ministerio de Salud de la Nación, y explica que “da una mirada de un Estado presente que no persigue sino que se involucra con otro tipo de control vinculado a la calidad de un producto con impacto en la salud”.

El nuevo contexto trajo tranquilidad a los usuarios, familiares y cultivadores. Salech afirma que mucha gente tenía miedo de cultivar y hasta de preguntar. “Si pasaba algo en mi domicilio, yo no podía llamar a la policía porque tengo plantas. Estábamos bastante indefensas e inseguras”, recuerda Valeria y enfatiza que “el hecho de que haya un registro para quienes usamos cannabis trae, más que nada, tranquilidad”.

La presidenta de la ONG Cannabis Medicinal Argentina (Cameda), Ana María García Nicora, comenta que “las posibilidades de acceso que se plantean con esta reglamentación son varias y el abanico se amplió notablemente”. Además, anticipa que “ya se presentó la plataforma de registro, que será a través de la aplicación Mi Argentina. Allí se podrán registrar pacientes con tratamientos cannábicos a quienes se les adjudicará un código, que también será utilizado por quienes cultiven y los médicos que realicen las prescripciones”.

Otro gran paso que destacan, tanto organizaciones como profesionales médicos es la posibilidad de prescripción y la consecuente habilitación al uso del cannabis en varias patologías. “No sólo porque lo pueda necesitar un paciente, sino también porque el médico necesita nuevas herramientas terapéuticas para tratar”, reflexiona García Nicora. Algunas de las patologías que enumera Kochen, en las que ya hay evidencia científica sobre el uso del cannabis medicinal, son “epilepsia de las formas refractarias, dolor neuropático, los efectos colaterales que generan las quimioterapias en los pacientes con cáncer, insomnio, autismo, demencia y Parkinson, entre otras”.

 

________________________________________

SI TE INTERESA ESTA NOTA Y QUERES LEER MAS, SUSCRIBITE CLICK AQUÍ!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here