Compartir

Lo que comenzó como una capacitación digital para adultos se convirtió en un exitoso proyecto educativo. Y derivó en la creación de una empresa que genera oportunidades laborales para personas en situación de vulnerabilidad social.

 

Texto Marysol Antón.

 

Once años atrás, Fernando Waisman y sus colegas caminaban los barrios vulnerables de la localidad bonaerense de Banfield ofreciendo capacitaciones digitales para adultos. En aquel entonces, la primera barrera que debieron superar fue la desconfianza de quienes allí vivían, pues ya habían sido decepcionados en reiteradas ocasiones. “Armábamos los talleres y la gente no venía, íbamos a buscarlos a sus casas”, recuerda Waisman, uno de los fundadores de Proyecto Nahual. Si bien los comienzos no fueron fáciles, la experiencia dio resultado y hasta derivó en una empresa que ya tiene tres años de vida y se llama Nahual Inclusive Technology (IT).

Proyecto Nahual consiste en brindar clases de testeo, programación e internet para adultos. Cada curso dura 14 clases que se disponen en un cuatrimestre. Lejos de la realidad del inicio, hoy los cupos se completan antes de publicar la apertura de la inscripción. Esto sucede porque muchos de los egresados han encontrado trabajo rápidamente (más de 500) y actualmente también abundan los ex alumnos que vuelven a Nahual para ser profesores.

“El proyecto siguió creciendo y hoy lo desarrollamos en Mendoza, Rosario, Tandil, La Plata, Bariloche y también en Uruguay y Colombia. En este contexto nos planteamos abrir la empresa Nahual IT para asegurar una mayor inserción laboral de los cursos. En total, ya incorporamos a 90 personas; enseguida nos empezaron a contratar y muchas firmas nos piden egresados”, describe Waisman con orgullo.

 

Más oportunidades

La inquietud de este emprendedor y su equipo es tal, que no se quedaron sólo en la inclusión de estos colaboradores, también quisieron abrir oportunidades para personas con discapacidad. “Dando una charla, la gente de la Asociación Asperger Argentina (un trastorno del desarrollo que se incluye dentro del espectro autista) se acercó y nos propuso darles talleres. Así fue que le pedimos un lugar a la ORT, donde soy profesor, y empezamos a dar clases. Luego se repitió la experiencia con el Centro Dar, que acompaña a personas con discapacidad auditiva. Como en los otros cursos, algunos de los egresados ingresan a Nahual IT”, agrega el emprendedor.

Greins Betancourt Orama relata su propia experiencia: “Soy una persona sorda, desde hace poco tiempo formo parte del equipo de Nahual IT y es una experiencia maravillosa poder compartir con gente emprendedora, entusiasta y tener excelentes compañeros. Me siento bien recibida, comprendida, apoyada y, lo más importante, no siento que tenga barreras de comunicación; el equipo ‘nahualero’ son chicos dispuestos a dar todo de sí mismos por apoyar a sus compañeros, son únicos. Me siento orgullosa de contar con ellos y poder desarrollarme y crecer como profesional”.

Un aspecto muy importante es que Nahual crece gracias a que sus mismos alumnos alientan a otros a ir por más. Como le sucedió a Alan Matías Villa, a quien un compañero de trabajo convenció de aprender sobre testing (pruebas) de software y él también sumó a su pareja. “Nahual es un mundo nuevo respecto de trabajos que supe tener, es crecer constantemente como persona y profesionalmente: trabajar en equipo, integrar y hacer sentir bien a las personas con discapacidad. Para mí significa respeto, integración y oportunidad de ingresar en un ámbito laboral que nunca hubiéramos imaginado que existía”, resume.

 

Cómo conectarse

Proyecto Nahual: www.nahual.github.io

Facebook ProyectoNahual  // Mail sumate@nahual.com // Nahual IT www.nahualit.com

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here