Compartir

Por Francisco Ulla *

Desde hace ya tiempo, la comunidad científica nos advierte acerca de la degradación ambiental producida por el impacto que nuestras actividades generan sobre el planeta. Creo que, si en algo podemos ponernos de acuerdo, es en que el Covid-19 demostró que la salud del planeta, la salud animal, la salud de los humanos y la salud de las economías mundiales están estrechamente relacionadas.

Desde hace unos años se estableció en el vocabulario popular el concepto de sustentabilidad, y me atrevo a decir que se asociaba más a lo ambiental que a otros temas. Esta acepción del concepto cambió y, aún en la actualidad, lo asociamos con algo más amplio y alineado a la definición de Desarrollo Sustentable. A esto se le sumaron temas sociales, de equidad, de diversidad, de ética, sin dejar de lado la economía, ya que la sustentabilidad se relaciona también con la capacidad de sostener el negocio a lo largo del tiempo.

¿Qué pasa cuando nuestras fuentes de ingreso, nuestros hobbies, nuestros gustos o los servicios o productos que ofrecen nuestras empresas se ven afectados por la salud planetaria? Estamos transitando un momento sustentado en el Darwinismo, donde las empresas y organizaciones que tengan capacidad de adaptarse más rápido a este contexto son las que más probabilidades tienen de subsistir.

Cuando desde Iarse decimos adaptarnos, no solamente nos referimos a la capacidad de sortear esta pandemia, también hablamos de una transformación cultural que cambia el paradigma del éxito empresarial por el de un éxito integral, donde ganamos todos. Apuntamos a dejar de medir el éxito de nuestras organizaciones sólo desde lo económico, para también comenzar a medir y gestionar nuestros impactos éticos, sociales y ambientales.

Hace años que existen empresas, conscientes de sus efectos, que gestionan sus impactos de forma responsable. Podemos observar cómo este tipo de organizaciones se vieron más preparadas para afrontar la pandemia.

Hoy, la invitación es a profundizar la responsabilidad y las acciones que como consumidores, ciudadanos, gobernantes, empresarios u organizaciones del tercer sector podemos generar en pos de construir un mundo más sano, justo y equitativo.

 

*Responsable de Innovación de Iarse.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here