Compartir

Vecinos en Flor es un proyecto de extensión universitaria que busca promover una salida laboral para las personas con discapacidad, a través del cultivo de plantas.

 

Texto Dalia Ber.

 

“El curso me ayudó a vencer mis prejuicios hacia otras discapacidades –cuenta Daniel Fernández, ciego desde los 5 años y ahora jubilado–. Me sorprendió, porque dos clases después de haber sembrado, un muchacho con una discapacidad mental leve trajo su planta y había crecido el doble de la que sembré yo.”

Junto con su mujer, Cecilia, también ciega, Daniel asiste a las capacitaciones de Vecinos en Flor, un proyecto de extensión universitaria surgido en 2012 en la Facultad de Agronomía de la UBA, con la idea de promover la inclusión laboral de personas con discapacidad.

A través de cursos teórico-prácticos y talleres, docentes, no docentes, estudiantes y graduados universitarios capacitan a los asistentes –con diferentes discapacidades y sin discapacidad, en forma inclusiva– para que puedan buscar un trabajo vinculado al armado de huertas o el arreglo de canteros. Durante las clases hay mesas repletas de plantas o almácigos, para aprender directamente con las manos en la tierra.

 

Cambiar la mirada

“La idea surgió a partir de mi doble condición de ingeniera agrónoma que trabaja en la facultad y mi situación vital de mamá de una persona con discapacidad intelectual”, cuenta Alicia Hirschhorn, impulsora de Vecinos en Flor. “A medida que pasaban los años, yo sabía que debía pensar en el futuro de mi hija. Una persona que es mi referente en estos temas me dijo que una asignatura pendiente era que se capacitara a las personas con discapacidad para el trabajo, brindando diversas opciones laborales”, dice sobre el inicio del proyecto, que también busca lograr un cambio en la mirada sobre la discapacidad por parte de la sociedad.

“La idea fuerza es que alguna vez sean trabajadores que se acerquen a tocar el timbre a los vecinos en los barrios y les ofrezcan armar huertas o arreglar los canteros de las veredas”, destaca Hirschhorn. “Y que al ver a personas con discapacidad trabajando con absoluta responsabilidad, los vecinos se acerquen con plantines, por ejemplo. Soñamos con que se vuelva a tomar mate en la vereda, a jugar al ajedrez en mesitas. Por eso se llama Vecinos en flor, para que se torne plena la vida barrial a partir del hecho de que las personas con discapacidad se sumen a ese ámbito trabajando”, concluye.

 

Cómo conectarse

Vecinos en Flor: vecinosenflor@gmail.com / Facebook: https://www.facebook.com/VecinosEnFlor/

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here