Compartir

La brecha digital es uno de los principales desafíos a abordar en vistas de la futura inserción laboral de los más jóvenes. El desarrollo de habilidades, la creación de oportunidades y el incentivo al uso y conocimiento de nuevas herramientas es vital para la ampliación de oportunidades.

Un ejemplo de ello es la Escuela Carlos Pellegrini en Santa Lucía, San Juan, que parte de la robótica como estrategia de aprendizaje interdisciplinaria para emplear elementos y lenguajes de programación simples con el objetivo de potenciar el desarrollo de habilidades y competencias de los alumnos como el pensamiento computacional y la programación. Se desarrollaron capacitaciones a la comunidad en general, a través de diferentes propuestas como formación de instructores, emprendedores, diseño e impresión 3D, capacitación al personal de la institución y capacitación a los alumnos, entre otros, que alcanzó la participación de 500 alumnos, 30 docentes, 600 instituciones asociadas de diversos niveles tanto primaria como secundaria y 400 personas de la comunidad en general.

De esta forma, el colegio busca ubicarse como un centro de aprender a emprender a través de herramientas a la comunidad en general y a las instituciones educativas, así como propiciar el desarrollo de capacidades productivas, creativas, digitales y comunicativas proyectando la innovación; reducir la brecha digital e incentivar el paso de alumnos consumidores” a productores de tecnología; desarrollar habilidades y competencias para la sociedad del conocimiento, preparando a los estudiantes para la vida en un mundo complejo y cambiante.

El proyecto se encuentra dentro de “Iniciativas Sustentables” de Fundaciones Grupo Petersen que desarrolla programas enmarcados en la gestión de escuelas y aprendizajes innovadores con el objetivo de formar y capacitar docentes y directores de escuelas y potenciar el uso de herramientas que fortalezcan la gestión pedagógica escolar de los alumnos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here