Compartir

Las cooperativas de telecomunicaciones unieron esfuerzos, negociaron un acuerdo con Grupo Telefónica y debutarán en el competitivo segmento que engloba telefonía fija, internet, televisión y servicios móviles.

 

Texto María Elvira Montes de Oca.

 

“Ahora somos la locomotora y no el último vagón”, se entusiasma Ariel Fernández Alvarado, presidente de la Cámara de Cooperativas de Telecomunicaciones (Catel), a pocos días del acuerdo firmado con Movistar, que convierte a la entidad en Operador Móvil Virtual (OMV).

Sin precedentes para las cooperativas, el convenio consiste en la compra mayorista de conectividad móvil a la empresa del Grupo Telefónica para ofrecer servicio celular desde las 31 cooperativas nucleadas en Catel en las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, La Pampa, Mendoza, Misiones, Chubut, Río Negro y Santa Cruz.

Con una inversión superior a dos millones de dólares, Catel instalará una plataforma que permita a las cooperativas de telecomunicaciones competir en todos los segmentos del mercado. Fernández Alvarado destaca la fuerza que les da estar reunidas en una cámara: “Nos potencia para negociar y para encarar servicios que requieren escala y no son viables en forma individual”.

 

Sinergia

En el país hay cerca de 300 cooperativas de telecomunicaciones. El 70 por ciento de los usuarios está concentrado en los socios de Catel, que juntan más de 500.000 abonados. Entre sus miembros está la Cooperativa de Provisión y Comercialización de Servicios Comunitarios de Radiodifusión (Colsecor), con la que está por cerrar un acuerdo para que le provea contenidos.

Catel se propone atraer cooperativas de telecomunicaciones y sumar otros actores, como prestadores de televisión por cable o servicios de internet. Sale como OMV a competir por el Cuádruple Play (telefonía fija, internet, televisión y servicios móviles). Del otro lado están los grandes de la industria. Y quiere competir de igual a igual.

“Vamos a mejorar el servicio con la sinergia entre las redes de las cooperativas y las del OMV. Cada cooperativa ofrecerá productos acordes con la realidad de sus socios. Y, además, para las compañías internacionales es imposible replicar la atención que damos a nuestros abonados, una variable que cuidamos mucho”, subraya Fernández Alvarado. “Vivimos en el mismo barrio, nos conocemos. Tenemos aplicaciones para contactarse en forma digital, pero también brindamos una verdadera atención personalizada”, agrega.

Más de la mitad de las cooperativas de Catel ya brinda Triple Play (telefonía fija, internet y televisión) y el 90 por ciento lo hace con tecnología Iptv (televisión por protocolo de internet). Quieren seguir compitiendo y confían en que se evite la actividad comercial predatoria. “Hay más de mil operadores pequeños y medianos. Sería un error asfixiarlos”, advierte el presidente de la cámara.

Para fin de año está previsto que Catel reciba el registro de OMV otorgado por el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom). “A mediados de 2018 estaremos operando –anticipa–. Con este servicio marcamos un hito. Las cooperativas siempre íbamos detrás de la tecnología, de las novedades, de los modelos de negocio. Hoy somos pioneras.”

 

 

Desde el día uno

En Santa Rosa, La Pampa, las telecomunicaciones van de la mano de la Cooperativa de Electricidad, que brinda más de 90.000 servicios (entre telefonía, internet y televisión) y es el proveedor de banda ancha más importante de la provincia.

“Ofrecemos telefonía desde 2002, internet desde 1998 y televisión digital desde 2012. Damos Triple Play y esperamos ofrecer Cuádruple Play a todos los asociados desde el día uno”, comenta Fabián Denda, gerente de Telecomunicaciones de la cooperativa.

“Vamos a invertir para elevar la calidad actual de los servicios. Ofrecer Cuádruple Play nos posiciona de manera inmejorable”, expresa Denda, que subraya la atención al usuario como un diferencial. “Tenemos fuerte presencia local, esto garantiza la atención. Justamente, uno de los grandes defectos de la competencia”, remarca.

 

 

Cambia el modelo de negocios

La Cooperativa Telefónica de Villa Gobernador Gálvez, en la provincia de Santa Fe, migró del histórico par de cobre a la fibra óptica. Comenzó con redes físicas y sistemas inalámbricos; luego incorporó transmisión de datos analógicos y digitales, internet por dial up, banda ancha y por último televisión con tecnología Iptv. Hoy se prepara para ser Operador Móvil Virtual. Con una penetración del 24 por ciento en su zona de influencia, terminó 2016 con 21.141 abonados y en 2017 sumó más de 850.

“El 6,5 por ciento de los usuarios ya elige Triple Play, que se vende como pan caliente. Y estamos incursionando en la movilidad junto a la cámara”, explica su gerente, Conrado Molina.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here