Compartir
blank

El síndrome de Down se reconoce, al menos, desde el siglo V. Paradójicamente, en 2022 los números reales de esta población siguen sin conocerse. Al no registrar en sus estadísticas a las personas con síndrome de Down, el Estado las invisibiliza, las excluye de cualquier política pública y por ende, afecta sus derechos.

Por eso, ASDRA –con apoyo de la Red Argentina de Familias de Personas con Trisomía 21- está creando la primera base de datos dinámica de personas con síndrome de Down, para empezar a entender los números que representan a este grupo. Desde diciembre, se están recopilando datos y ya se pueden establecer métricas para entender qué medidas tomar. Ahora, empieza a funcionar haciendo sus reclamos y requiere que el INDEC haga su parte en el CENSO 2022, agregando una sola pregunta a la lista de 62 que ya confirmó:

¿Existe alguna persona con síndrome de Down en este hogar? 

Pusimos en marcha esta campaña, con apoyo de organizaciones de toda la Argentina,  para mostrar la invisibilidad que sufren las personas con síndrome de Down ante los números del Estado. Por eso, arrancamos exigiendo algo tan simple como que agreguen una sola pregunta al Censo 2022 para, así, contar con estadísticas que las reconozcan, y convertirnos en el primer país del mundo en tener datos oficiales sobre esta población” afirmó el Presidente de ASDRA, Alejandro Cytrynbaum.

Esta base de datos no sólo muestra la realidad que viven las personas con síndrome de Down, sino que además, al ser dinámica, transforma cada nuevo dato ingresado en un tweet o posteo de reclamo que los usuarios pueden compartir en sus redes para presionar al INDEC. Es una herramienta  de acción. Por primera vez se recopilan datos, para generar reclamos basados en números.

Ingresá en https://resultados.sindromedenumeros.com/ y ayudanos a visibilizar este reclamo.

#SINDROMEDENUMEROS #UNASOLAPREGUNTA

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here