Compartir

Con el objetivo de favorecer la inclusión educativa y laboral de cara al futuro del trabajo, empresas y organizaciones de la sociedad civil lanzaron la campaña “Impulsando Oportunidades para la Juventud”. La misma es promovida por Proyecto NOEMÍ – que llevan adelante la Fundación SES, Fundación DyA y Fundación La Salle – y la Red Global de Aprendizaje (GAN) Argentina. La Red GAN nuclea empresas del sector privado, federaciones y asociaciones empresariales para implementar programas orientados a la inclusión de los jóvenes en el mundo del trabajo y el desarrollo de sus potencialidades. Forman parte de la Campaña las empresas Nestlé, IBM, Samsung y Adecco, especialistas de UNICEF Argentina y de organizaciones internacionales participantes del Civil 20.

La Campaña tiene como estrella principal una serie de 4 microprogramas que abordan la importancia de la realización de prácticas educativas en lugares de trabajo, el fortalecimiento de habilidades socioemocionales y la articulación multisectorial para promover transiciones justas en el marco del futuro del trabajo.

Los y las jóvenes, especialmente las mujeres y quienes se encuentran en situación de vulnerabilidad social, enfrentan dificultades para insertarse y sostenerse en un mundo laboral que cambia con mucha velocidad. La educación es determinante para la inclusión de las juventudes. Sólo la participación articulada del Estado, el sector productivo y las organizaciones sociales permitirá acortar las brechas y lograr transiciones justas en el marco de un cambiante mundo laboral. Sin embargo, actores clave como las empresas no siempre estiman que su rol puede ser fundamental como generadoras de oportunidades, principalmente como espacios de formación para el mundo del trabajo.

Por ello, GAN Argentina y el Proyecto Noemí desarrollaron la campaña “Impulsando Oportunidades para la Juventud” a partir de 4 ejes temáticos:

  • el futuro del trabajo ya llegó. ¿Cuál es el desafío de la educación? La inteligencia artificial, la automatización y la robotización plantean muchos interrogantes. ¿Qué rol tiene la educación en este contexto? ¿Qué exigencias plantea el futuro del trabajo?
  • prácticas educativas en lugares de trabajo, como estrategia formativa que facilita la transición entre la escuela y el mundo laboral.
  • fortalecimiento de habilidades socioemocionales que promueven mejores condiciones para alcanzar trayectorias personales, académicas y laborales más exitosas.
  • transiciones justas, con eje en la necesidad de que todos los sectores de la sociedad se comprometan a lograr que las transformaciones y desafíos que plantea el futuro del trabajo puedan darse en un marco de igualdad y derechos

De las piezas audiovisuales para la difusión de estos mensajes, participaron representantes de International Committee for Animal Recording (ICAR), Nestlé, Pampa 2030, la Universidad de Buenos Aires , Samsung, Adecco , UNICEF Argentina, IBM  y  Japan NGO Center for International Cooperation (JANIC). 

Las recomendaciones realizadas por parte de las organizaciones de la sociedad civil que formaron parte del Grupo C20 “Educación, empleo e inclusión” (Fundación SES/Liga Iberoamericana de Organizaciones de la Sociedad Civil) fueron retomadas en el documento final de la Cumbre del G20, y tienen un papel central en las producciones de la Campaña.

Los microprogramas pueden verse en: https://www.proyectonoemi.org/pelt

 

 

Proyecto NOEMÍ es impulsado por DYA, Fundación SES y Fundación La Salle. Tiene el objetivo de generar incidencia en las políticas públicas para la inclusión educativa y el acercamiento al mundo del trabajo de adolescentes y jóvenes de 16 a 24 años mediante un Sistema de Prácticas Educativas en el Lugar de Trabajo (PELT).

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here