Compartir

Cuando la pandemia aterrizó en la Argentina, un grupo de jóvenes emprendedores ideó un respirador artificial para pacientes con covid-19, creó un prototipo que ya dio buenos resultados y ahora aspira a fabricarlo masivamente.

 

Texto Eduardo Santachita.

 

Desde comienzos del mes de marzo, los gobiernos de todo el mundo se desesperaban por suplir el déficit de respiradores artificiales. Ante ese panorama, un grupo de argentinos se animó a soñar una solución y acompañó ese sueño con la voluntad de hacer. Gracias al apoyo de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) desarrollaron un equipo de ventilación mecánica de uso específico para enfermos de covid-19.

Inventu, la empresa que une a estos jóvenes emprendedores, nació en Rosario ocho años atrás. Diseña, desde controles remotos para locomotoras, hasta buses eléctricos y tecnología para convertir ciudades convencionales en inteligentes. “Dejamos todo eso en stand by para abocarnos de lleno a esta idea”, explica Roberto Bisso, socio de la empresa y coordinador de este ambicioso proyecto, denominado Un Respiro. “Nunca habíamos trabajado en salud, por eso integramos abioingenieros, kinesiólogos, anestesistas, ingenieros clínicos y jefes de terapia intensiva de hospitales públicos y sanatorios privados.”

________________________________________

SI TE INTERESA ESTA NOTA Y QUERES LEER MAS, SUSCRIBITE CLICK AQUÍ!

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here