Compartir

Desde el pasado viernes, el municipio mendocino que genera 6.800 toneladas de residuos al mes contará con un Centro Verde (Planta de Clasificación de Residuos Sólidos Urbanos para fracción seca), y un programa municipal de separación en origen.  Además, se prevé la instalación de Puntos Verdes fijos y móviles que funcionarán con atención de recuperadores, y rutas de recolección diferenciada de residuos domiciliarios, comercios y grandes generadores.

 

Según datos relevados por el municipio, el 26% de los residuos sólidos urbanos domiciliarios es reciclable, teniendo un potencial de recuperación de 1,700 toneladas por mes de residuos de fracción seca. En ese contexto, y en el marco de un proyecto municipal que busca sumarse a la concientización sobre la importancia del reciclaje inclusivo, el municipio mendocino de Guaymallén inauguró el viernes un nuevo Centro Verde (Planta de Clasificación de Residuos Sólidos Urbanos fracción seca), ubicado en el Distrito de Jesús Nazareno, que será operado por 45 recuperadores y recuperadoras formalizados, en tareas de promoción ambiental, recolección domiciliaria, trabajos en logística y en el Centro Verde.

La iniciativa, que es de gran relevancia para toda el área metropolitana de Mendoza, contempla, además, la instalación de Puntos Verdes fijos y móviles que funcionarán con atención de recuperadores, con el objetivo de desarrollar actividades de promoción ambiental, recepción de material por parte de vecinos y postas de recolección domiciliaria.

Son más de 100 los recuperadores urbanos que verán formalizado su trabajo en el marco de este programa. De este total, 45 están cooperativizados y comenzarán a trabajar en la planta y los Puntos Verdes, y otro grupo de más de 50 recuperadores se incorporarán a las labores de planta a lo largo del año. Además, se trabajará con la cooperativa Promotores Ambientales de Guaymallén (alrededor de 25 recicladores) para su incorporación al Programa Municipal, quienes estarán a cargo de la comunicación a vecinos y generadores sobre la separación de residuos.

El proyecto se desarrolló con el apoyo de la empresa Danone (a través de su Fondo global Ecosysteme), la Iniciativa Regional para el Reciclaje Inclusivo (formada por Banco Interamericano de Desarrollo, BID LAB, Coca Cola, Pepsi, Red Latinoamericana de Recicladores y Fundación Avina), el Municipio de Guaymallén y el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

Además, contó con el apoyo técnico de la Cooperativa de Recuperadores El Álamo, de Buenos Aires, quienes brindaron el asesoramiento para la conformación y formalización de las cooperativas y para el diseñoo, instalación y puesta en marcha de la planta.

“El paradigma de la economía está en transformación. La economía lineal es obsoleta, el nuevo modelo es de economía circular. Por eso, es necesario que la cadena se retroalimente para generar un vínculo con todos los actores que participan del proceso de producción y consumo, y en este punto las cooperativas tienen un rol fundamental. Desde 2012 estamos trabajando en el programa de reciclaje inclusivo que tiene el objetivo de incrementar las tasas de reciclado en Argentina y empoderar el ecosistema de reciclaje profesionalizando” afirmó Mauricio Pedretti Director de Sustentabilidad de Aguas Danone.

En tanto para Gonzalo Roqué, Director del Programa Regional de Reciclaje Inclusivo de Fundación Avina (organización que tiene a cargo la operación de la Iniciativa Regional de Reciclaje inclusivo) “La implementación del Reciclaje Inclusivo en el marco de la gestión Integral de Residuos a nivel municipal está en el centro de la misión de la IRR, y es un modelo que permite atender los enormes desafíos ambientales y sociales que genera el mal manejo de los residuos, permitiendo incrementar los niveles de recupero, reducir la disposición final, a la vez que se formalizan empleos en el sector de los recuperadores urbanos. Para nosotros es un orgullo poder acompañar a que un Municipio tan relevante en el área metropolitana de Mendoza como es Guaymallén, avance en esta dirección”.

 

Diseño de la nueva planta

La planta, localizada en el Distrito de Jesús Nazareno cuenta con todas las adecuaciones necesarias, que incluyen modificación de piso; iluminación; ventilación; SUM, sanitarios y oficinas; balanza para pesaje de camiones e instalación de matafuegos.

También se cuenta con una enfardadora doble cajón; cintas de clasificación; autolevador; balanza de piso, 2 zorras hidráulicas (una pesadora); equipamiento de SUM; moledora de vidrio, pañol de herramientas, matafuegos y uniformes y elementos de protección. Además se adecuaron 2 camiones para la recolección de materiales y su traslado al Centro Verde.

 

Resultados esperados

Con la implementación del proyecto y la instalación de la planta se espera:

  • Incrementar el volumen de material recuperado.
  • Mejorar la calidad de los materiales recuperados, ya que serán producto de la recolección diferenciada.
  • Progreso social y mejor calidad de vida de recuperadores, debido a que saldrán del basural y de la informalidad para trabajar en planta, realizarán recolección de la fracción seca de residuos puerta a puerta, en puntos verdes (fijos o móviles) y trabajarán con grandes generadores.
  • Cierre definitivo del basural a cielo abierto.
  • Reducir el volumen de residuos dispuestos en el relleno sanitario.
Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here