Compartir

La desaparición de una niña puso el foco en el desamparo que viven las infancias que se encuentran en situación de calle en las grandes ciudades de nuestro país. En 2019, el último censo de personas en situación de calle realizado por organizaciones sociales en la Ciudad de Buenos Aires reveló que alrededor de 7.251 personas viven en situación de calle, de las cuales más de 871 son niños y niñas. Esta problemática se vio aún más agravada durante la emergencia sanitaria y social, consecuencia de la pandemia por Covid-19.

Infancia en Deuda considera esencial la puesta en marcha urgente de medidas integradas y a largo plazo para darle una solución a esta problemática:

  • En numerosas oportunidades, los grupos familiares que atraviesan una situación de emergencia habitacional -por desalojo reciente u otras causales- se encuentran compuestos por varias personas, con presencia mayoritaria de niños y niñas. Es importante facilitar la tramitación y el acceso a los subsidios habitacionales y ajustar los montos actuales, que resultan insuficientes respecto de la inflación.
  • Es fundamental que los organismos de protección de las infancias provean rápidamente una red de contención a las familias en situación de calle y proporcionen soluciones habitacionales permanentes. Es importante recordar que es ilegal separar a un niño o niña de su núcleo familiar por motivos de pobreza y que, ante una situación de vulnerabilidad, la primera alternativa no puede ser jamás la separación familiar.
  • Las coberturas mediáticas que involucran a niñas, niños y adolescentes deben ser responsables y tener en cuenta su interés superior, en línea con las recomendaciones de los organismos nacionales e internacionales que los protegen especialmente, sin difundir sus imágenes y datos personales ni apelar a espectacularizaciones, revictimizaciones o estigmatizaciones.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here