Compartir
Crece en la comunidad médica la advertencia por la falta de detección y controles y la interrupción de tratamientos de enfermedades como cáncer, diabetes y problemas cardíacos. La dificultad en la implementación de políticas de prevención estaría ocasionando un aumento de muertes relacionadas a estas enfermedades que representan más del 73% de los decesos en Argentina.

Según el ministerio de Salud de La Nación, el COVID-19 causó hasta el momento 4.251 muertes, la mayoría de ellas en el AMBA. El Gobierno Nacional y las provincias continúan intentando descifrar junto a infectólogos y epidemiólogos la fórmula correcta para desacelerar los contagios, lidiando a la vez con el impacto en la economía y el descontento de la sociedad por la extensión del aislamiento obligatorio.

Y en este contexto, aumenta la preocupación entre expertos por lo que se podría llamar la mortalidad total de la pandemia. ¿A qué se refiere este término? A la cantidad de muertes a causa de ella, no sólo por el virus en sí sino también por consecuencias indirectas relacionadas con el aislamiento y la amenaza del contagio. Por ejemplo, la interrupción de controles y tratamientos de las enfermedades crónicas no transmisibles entre las que se encuentran el cáncer, diabetes, enfermedades cardiovasculares y respiratorias.  Seguir leyendo
—-
Sobre el Observatorio de Salud del GDFE
El Observatorio de Salud tiene como propósito contribuir a la construcción de consensos público-privados para el diseño, implementación y sostenimiento de políticas de estado con racionalidad sanitaria, perspectiva de derecho y efectividad probada a través de la construcción y difusión de temas de salud.
El Observatorio se sostiene gracias al apoyo de Panamerican Energy, Fundación Alimentaris, Fundación IRSA, Fundación Emergencias, Fundación Grupo Sancor Seguros, Swiss Medical Group, Mundo Sano y Fundación Medifé.
FuenteGDFE
Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here