Compartir

Los terrenos fueron entregados para el trabajo agrícola a pequeña escala. Además, los productores recibirán asesoramiento del INTA y del programa ProHuerta. 

Con el objetivo de generar oportunidades de empleo y contribuir al desarrollo de la provincia de Jujuy, la empresa Ledesma entregó una superficie de 40 hectáreas a 18 pequeños productores agrícolas de la localidad jujeña de Caimancito. El predio está subdividido en 19 lotes: uno comunitario con un tinglado de usos múltiples y 18 lotes productivos de aproximadamente 2 hectáreas cada uno.

Los lotes entregados fueron formalmente cedidos en forma gratuita por el período de dos años (renovables) para que tengan como único uso la producción agrícola a pequeña escala. La mayoría de los productores pertenece a la comunidad aborigen guaraní Areté Guazú.

Además, los productores recibirán asesoramiento del INTA y del programa ProHuerta, de la mano del ingeniero Gustavo Ansonaud, a través de capacitaciones periódicas en buenas prácticas agrícolas de cultivo orgánico y agroecológico. Durante 2018, Ledesma también les donó equipamiento de trabajo, machetes, palas, mochilas fumigadoras, rastrillos y azadas, entre otros.

El objetivo de generar empleo y mejorar las condiciones de empleabilidad es central para Ledesma. Para poder alcanzarlo, realiza también otras acciones, entre las que se destacan: el Programa de Innovación y Tecnología, el Programa de Capacitación en Oficios, el Programa de Emprendedores Rurales y la Promoción de Emprendedores de Turismo.

 

Ledesma y las comunidades aborígenes

Desde 2015, Ledesma lleva adelante distintos proyectos que integra en un programa de fortalecimiento a emprendedores rurales y aborígenes en los departamentos Ledesma y Santa Bárbara.

Con la Asociación El Bambú, de El Talar, la empresa fomenta el desarrollo emprendedor mediante el trabajo asociativo solidario y la capacitación de los estudiantes secundarios de allí y de Vinalito, en la producción de plantines nativos y exóticos. Ledesma acompaña a 25 familias que están poniendo en marcha un vivero forestal. Además, la compañía  colabora con la comunidad guaraní de Calilegua en diferentes proyectos. Actualmente hay avances en producción hortícola y turismo.

Ledesma también trabaja junto a la comunidad guaraní de El Talar, acompañando a 30 familias que se dedican al cultivo de maíz, zapallo y hortalizas, y a la cría de ganado menor y gallinas. Además, en Caimancito, Ledesma cedió formalmente en 2017 un predio de 30 hectáreas a la Asociación de Cerqueros de Caimancito. Los cerqueros son pequeños y medianos productores agrícolas que cultivan hortalizas, maíz, naranjas, mandarinas, duraznos y limones.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here