Compartir
blank

Miles de personas agrupadas en organizaciones sociales trabajan en la recolección para el recupero de los residuos. Además, en Bogotá reciben un ingreso extra por parte de las empresas recolectoras de basura.

Texto Ariadna Dacil Lanza.

 

“Desde que tengo memoria”, responde Andrea Sánchez Botina a la pregunta ¿desde cuándo sos recicladora? Su familia se mudó del campo a la capital, por los distintos conflictos entre guerrillas, gobierno y paramilitarismo que ha vivido Colombia, y desde entonces se dedican a la recolección de residuos recuperables. Hoy tiene 24 años y junto con otra veintena de personas conforman la Asociación de Recicladores Ambientales Asoremec, creada en 2010.

Andrea, una entre los miles de recicladores registradosen Bogotá, habla de la falta de “educación ambiental”, porque “la gente no es consciente del daño que hace al no reciclar”. Ella y sus colegas recorren sus rutas históricas en la ciudad, con carros –antes a caballo y luego en una suerte de triciclo– los días de basura; martes, jueves y sábados. Luego llevan lo recolectado al centro de acopio, donde se pesa y clasifica, antes de venderlo a grandes compañías.

Sólo una pequeña proporción de los residuos en Colombia son tratados en el ámbito de la formalidad, ya sean en estatales o privadas o en otras instituciones reconocidas por las autoridades responsables por el manejo de residuos. La Asociación de Recicladores de Bogotá (ARB) esla organización dedicada a la recuperación de residuos más grande del país; se trata deuna entidad de segundo grado, esto es, que oficia de representante –gremial y política– de agrupaciones de recicladores que prestan el servicio público de aseo, como Asoremec.

Silvio Ruizes uno de los representantes de la ARB, que es, a su vez, la fundadora de la Asociación Nacional de Recicladores de Colombia (ANR). Él cuenta que sus padres eran campesinos migrantes, tiene tres hijos que están estudiando y luego describe un día de un reciclador: “Se empieza a recorrer muy temprano con carros a tracción humana, se acumulan los residuos potencialmente reciclables y luego se pesa el material y, en caso de estar en la organización, el pago es cada ocho días, sino es inmediato”.

Con miras al futuro reconoce que un derecho a conquistar es la cotización a un fondo de pensiones, ya que hoy, la mayoría de estos trabajadores tiene retiro incierto. Esta realidad dista de ser una excepción, ya que sólo cerca del 30 por ciento de los colombianos cuenta con un empleo formal.

 

________________________________________

SI QUERES SEGUIR LEYENDO ESTA NOTA, SUSCRIBITE A REVISTA TERCER SECTOR CLICK AQUÍ!

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here