Compartir
blank

En el Día del Voluntariado Internacional, se realizó un encuentro virtual en el cual se repasaron las acciones desarrolladas y se entregaron premios a los voluntarios y a las organizaciones sociales.

 

blankEl programa de voluntariado corporativo de Banco Galicia, PRIAR, se mantuvo activo durante todo el año. Así, frente al contexto de pandemia por el COVID-19, rápidamente dirigieron sus acciones para estar cerca de aquellos que más lo necesitan.

Con la conducción de Julián Weich, se desarrolló #PriarenAcción que contó con la participación de Matías Nicolini de Módulo Sanitario, Fabiana Acosta del comedor Caritas Sucias y más de 350 colaboradores de Banco Galicia. En la apertura, Weich recordó que “cada 5 de diciembre, se celebra el Día del Voluntariado Internacional (DVI). Así fue declarado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en 1985. Sin duda este año tan particular, cuando la pandemia por COVID-19 arrasaba por todo el mundo, los voluntarios han estado en primera línea de la respuesta, en el campo sanitario, comunitario y social”.

En este sentido, una de las primeras acciones que realizaron fue la campaña #AyudoDesdeCasa, con la intención de reunir fondos y acompañar al Hospital de Clínicas y al Hospital San Roque, para proveerlos de insumos de protección personal y elementos de higiene para los profesionales. Además, junto a Módulo Sanitario, se acompañó a 600 familias en la entrega de kits de higiene. Al respecto Nicolini dijo que “en el inicio de la pandemia, por medio de PRIAR nos pusimos en contacto con los mayoristas y pudimos proveernos de los productos necesarios. Luego trabajamos en la campaña de kit sanitarios, que además de cuidados por el COVID-19 también incluimos repelentes para mosquitos por el dengue. Siempre hubo total predisposición y fue un trabajo conjunto que permitió que mucha gente se mantuviera sin contagio. Estamos súper contentos porque seguimos ampliando nuestro vínculo y nos permite crecer”.

Luego siguieron con la acción #CuarentenaSolidaria, para reunir ropa, juguetes y útiles que fueron entregados a distintas organizaciones sociales. Los voluntarios también se sumaron a la iniciativa de #MayoresCuidados del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para asistir a los adultos mayores. En total 35 voluntarios participaron de esta acción y muchos de ellos hoy continúan desarrollándola dado que han construido un vínculo afectivo con el adulto asignado. María Laura Tortorella, Coordinadora de PRIAR, señala que “la pandemia nos convocó a no quedarnos de brazos cruzados y a movilizarnos, desde aquel 18 de marzo en la que se da inicio a la cuarentena por lo primeros casos de COVID-19, los voluntarios empezaron a organizarse porque sabían que sería necesario prepararse, preocuparse y ocuparse para lo que se venía”.

Por su parte, Diego Baccini, Gerente de Red de Sucursales de Banco Galicia y Presidente de PRIAR, señaló que “llevamos 18 años de compromiso solidario dejando capacidades instaladas en entidades de bien público. Porque no solo se trata de ir a pintar una escuela, un hogar, sino que se trata de fortalecer a las instituciones a través de mejoras en infraestructura y equipamiento. Pero también ayudamos a ayudar a los que ayudan, porque celebramos alianzas con distintas organizaciones para potenciar el impacto.”

Uno de los casos en los cuales los voluntarios del Galicia realizaron mejoras en infraestructura, es el comedor Caritas Sucias de la localidad de Quilmes y al cual asisten 200 chicos. Este proyecto fue presentado por Fernanda Campi, voluntaria de PRIAR. El trabajo realizado en ese lugar generó grandes cambios. Acosta, referente del comedor, recordó que “cuando llegaron los voluntarios de PRIAR no sabíamos muy bien qué era lo que pensaban realizar en el comedor. Nos presentamos, les contamos lo que hacíamos y ellos empezaron a contarnos todo lo que iban a hacer, fue algo maravilloso. En menos de dos meses comenzamos a trabajar en conjunto con la arquitecta y el lugar cambió totalmente. Si hay algo que yo siempre digo es que me encantaría que cada familia tenga un plato de comida en su casa y que nosotros seamos un lugar de talleres de oficios para los jóvenes”.

Otro capítulo importante, que no está relacionado con la pandemia pero que sí afectó a Córdoba durante este tiempo, fue el acompañamiento de los afectados por los incendios en esa provincia. En esta oportunidad, se contribuyó con insumos de primeros auxilios y alimentos a los bomberos voluntarios de Roque Sáenz Peña quienes viven en la sede por ser de otras localidades. Cabe recordar que ellos han asistido en hasta 7 incendios de campos por día.

Además, movilizados por los beneficios de la tecnología, se creó #TalentoPriar mediante el cual los voluntarios pusieron a disposición sus conocimientos para desarrollar talleres virtuales como una forma de recaudar fondos y se lanzaron los talleres de cocina, maquillaje, pastelería, comunicación empática, de los cuales participaron cerca de 200 personas.

Como forma de cerrar el año y demostrar el poder de transformación que posee el programa de voluntariado del Galicia, actualmente se está desarrollando la campaña de #NavidadSolidaria – Una navidad entre todos, para que las familias que en este contexto están pasando un momento difícil puedan contar con una mesa de alimentos durante Nochebuena. Para ello, las sucursales están armando cajas navideñas que junto a organizaciones sociales serán entregadas a las familias necesitadas en distintos puntos del país.

Al cierre del evento, se realizó un sorteo en el cual se premió a 3 voluntarios con un orden de compra de $5.000. Los ganadores eligieron una organización social en la cual se desarrolló algún proyecto. Así, al Colegio San Francisco de Asís, ubicado en la localidad de Azul, se le entregaron $100.000, a la Fundación Todavía es Tiempo, de Paso del Rey, se le otorgaron $50.000 y al Comedor Caritas Sucias $25.000 que constituyen un aporte adicional a los trabajos ya realizados.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here