Compartir

Los pequeños comerciantes y cuentapropistas fueron los más golpeados por la crisis derivada del aislamiento obligatorio. Desde el sector social surgen propuestas para ayudar a emprendedores y pymes a mantenerse a flote.

 

Texto Micael Ricco.

 

El avance del coronavirus en el país arroja a diario cifras que generan incertidumbre en torno a la salud de la población. En forma paralela, e inversamente proporcional al creciente número de contagios, la economía parece derrumbarse ante un sistema productivo prácticamente detenido. Un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) prevé que Argentina sufrirá una reducción del 6,5 por ciento de su PBI este año.

En este contexto adverso, los cuentapropistas, los emprendedores y las pymes están en una situación de vulnerabilidad al no contar con la estructura suficiente para poder afrontar las pérdidas provocadas por el estancamiento. Mientras cientos de negocios mantienen sus persianas bajas, diversas organizaciones sociales y agrupaciones de trabajadores buscan mitigar los efectos de la crisis.

 

________________________________________

SI TE INTERESA ESTA NOTA Y QUERES LEER MAS, SUSCRIBITE CLICK AQUÍ!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here