Compartir
blank

Veteranos de la Guerra de 1982 realizan acciones solidarias a lo largo de todo el país. Aseguran que es una manera de devolverle a la sociedad su reconocimiento.

Texto Sofía Moure.

 

Lejos –o no tanto– quedó ese llamado, ese momento de enterarse que les tocaba ir a combatir por las Islas Malvinas, esa emoción al saber que irían a luchar por la Patria. Pero muy cerca continúa el sentimiento de hacer algo por el país.

A lo largo y ancho de Argentina, los ex combatientes llevan a cabo una importante labor solidaria, estando junto con quienes más lo necesitan. Coinciden en no considerarse héroes. Héroes, para ellos, son los 650 que dieron su vida peleando en las islas. En este informe, con motivo del 40° aniversario del inicio de la Guerra en el Atlántico Sur, Tercer Sector conoció en primera persona algunas de esas historias de solidaridad y entrega.

 

Patagonia malvinera

Miles de kilómetros y cada rincón de la provincia de Chubut llevan recorridos Gerardo Báez y Luis González, ex combatientes de Malvinas y parte de la Agrupación de Veteranos de Malvinas de la Policía de Chubut. En cada viaje, una camioneta 4×4 carga cosas de todo tipo: bicicletas, libros, instrumentos musicales, alimentos no perecederos, ropa, artículos de limpieza, frazadas… Lo que se necesita en las escuelas de los diferentes pueblos, ellos mismos lo llevan.

“Es como una devolución a la sociedad, porque a pesar de que cuando estuvimos allá en las islas las cosas no llegaron, la gente siempre estuvo”, explica Báez, hoy policía retirado, sobre los inicios de sus viajes solidarios; y relata que “como devolución de eso que la gente nos donó, de ese acompañamiento, empezamos a hacer este trabajo solidario”.

Todo comenzó en 2013, cuando se enteraron de que el comedor de la Escuela 79 con internado, ubicado en Colán Conhue –una aldea en la meseta chubutense– necesitaba insumos para darle de comer a las y los chicos. Ni Báez ni González lo dudaron, en ese afán de “devolver a la comunidad”, y con esa premisa salieron cada invierno, desde entonces, hacia los pueblos que necesitan ayuda.

“Recorrimos toda la provincia, trabajamos en plena pandemia para llevar donaciones, siempre tratando de colaborar, tanto con la gente, como con las escuelas, comedores y hospitales”, relata Báez, y señala que no tienen apoyo institucional: “El jefe de Policía nos dona el combustible, porque los vehículos son nuestros; y las donaciones las hace la gente, a medida que avisamos por Facebook o por la radio lo que necesitamos”.

 

Un mar de ayuda

Desde hace 2 años, la conciencia y la malvinización que promueven desde el Centro Ex Combatientes Islas Malvinas (Cecim) de La Plata, llegan a los comedores en forma de pescado. “Hace muchos años que venimos trabajando en tratar de hacer entender que la disputa con el Reino Unido no es sólo por las islas, sino por el Atlántico Sur”, señala Hugo Robert, vicepresidente de la agrupación.

Según cuenta, de las 800 mil toneladas que se pescan por año en mar argentino, el país exporta hasta el 95%. Y así, se pierde el valor a nivel económico, productivo, alimentario y de soberanía que tiene esta actividad.

“Veníamos negociando con algunas empresas pesqueras y ahí surgió la posibilidad de tener donaciones para hacer una prueba piloto en los comedores, para dar cuenta de que sí les gusta el pescado y que tienen el derecho a tener mejores alimentos”, relata.

Con una primera donación de apenas 250 kilos de pescado a principios de la pandemia, comenzó la acción solidaria de la que se encargan unas 15 personas dentro del Cecim La Plata. Como cuenta Robert, “la respuesta de las organizaciones sociales y comedores fue muy buena, aunque siempre con la idea de que no es el camino la donación, sino que el Estado puede y debería hacer mucho más”. El Estado que, según la Ley Federal de Pesca 24.922, es dueño de todos los recursos entre las millas 12 y 200 del Mar Argentino, de los cuales puede hacer uso en caso de fines de alto interés social. “Decime si combatir el hambre no es un fin de alto interés social”, cuestiona el ex combatiente.

En ese sentido fue que nació el sueño y el objetivo de tener un “buque social”, un barco pesquero destinado exclusivamente a abastecer con este producto a los comedores. “Con un solo barco de entre 15 y 17 metros, podríamos tener más de mil toneladas al año, y con dos mil le das de comer a todos los comedores de La Plata, Berisso y Ensenada una vez a la semana, todo el año”, afirma.

El barco lo consiguieron, pero la licencia no. Mientras tanto, siguen luchando por conseguir donaciones.

 

Fe en la sociedad

“Te lo podría contar desde cualquier entidad de ex combatientes, porque el espíritu de ayuda y de dar a la sociedad está en todos”, responde Adolfo “Fito” Schweighofer, presidente del Centro de Ex Combatientes de Santa Fe, frente al pedido de que cuente su experiencia. “En particular, en Santa Fe, en todas las ocasiones que hay emergencias hídricas o distintos tipos de acontecimientos, automáticamente nos convocamos e iniciamos campañas solidarias de recolección de alimentos, ropa, útiles, cualquier cosa que le haga falta a la gente”, cuenta.

Las acciones por el prójimo empezaron apenas terminó la Guerra. “A los pocos meses empezamos a agruparnos y así como buscábamos la inserción social, también teníamos ese espíritu solidario que nos dejó la gente que nos había ayudado a los que estábamos en el sur”, dice Schweighofer.

Desde entonces, han organizado todo tipo de campañas. Una de las más importantes los tuvo como colaboradores, pero también como afectados, cuando la ciudad de Santa Fe se inundó gravemente en 2003. También llevaron voluntarios con los Cascos Blancos a luchar contra los incendios en el Amazonas; y, recientemente, hicieron una movida solidaria para la gente de Corrientes.

“Estamos en campaña permanente, todo el año y desde hace años”, sostiene Schweighofer. Él, como tantos otros, considera que “es un modo de vida de mirar al que lo necesita, es el mensaje de amor por la Patria”.

 

 

Cómo conectarse

Centro de Ex Combatientes de Santa Fe: 0342 456-3827 | 0342 452-6342

Centro de Veteranos de Guerra de La Matanza: www.veteranoslamatanza.com.ar | 011 4441-0519

Legado Malvinas: legadomalvinas@gmail.com | 011 4654-2305

Cecim La Plata: cecimsecretaria@gmail.com | 0221 422-8078

 

________________________________________

SI TE INTERESA EL INFORME ESPECIAL DE REVISTA TERCER SECTOR, SUSCRIBITE CLICK AQUÍ!

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here