Compartir

Por Lic. Witold Roman Kopytynski*

Se reconocen muchas oportunidades para las energías renovables de cara al 2030, que deben estar orientadas a la implementación y consolidación de la economía circular como estrategia básica de los procesos productivos, y que en sí misma contiene la recuperación y el reciclado de materiales, así como la valorización energética a partir de los residuos sólidos urbanos y los residuos industriales y comerciales. A esto debe añadirse, siempre en el contexto de la circularidad, la eficiencia energética y el desarrollo de las renovables en la matriz energética.

Con la promulgación de las leyes de promoción de las energías renovables y las energías distribuidas se ha dado un gran paso en la posibilidad de corregir un proceso de falta de inversión en materia energética que se ha dado especialmente en los últimos 40 años. La diversificación de la matriz energética mediante la incorporación de las energías renovables es la clave del desempeño ambiental para las próximas décadas, porque al mismo tiempo se pueden resolver aspectos relacionados con el destino de la basura urbana y los desechos del agro y de la industria.

Ambientalmente, la mayor contribución de las renovables se refleja en el balance de carbono cero, lo que además permite el cumplimiento de objetivos y compromisos nacionales asumidos en torno del cambio climático.

Por otra parte, la contribución de las energías renovables distribuidas, en particular los proyectos de biogás, es un deber pendiente ya que se está en una fase muy incipiente. Esta contribución en la matriz debe promocionarse decididamente en el corto plazo.

Si bien en el país se han implementado políticas en este sentido, es necesario mejorar las condiciones que permitan concretar las obras de energías renovables ya licitadas y ampliarlas, modernizar las centrales térmicas aumentando su eficiencia y minimizando la emisión de gases a la atmósfera, diseñar un marco legal de incentivos económicos para la generación con mejor eficiencia, entre otras medidas que lleven a la articulación de una política de Estado armónica que contemple las necesidades de cubrir la demanda eléctrica minimizando los impactos negativos ambientales de efecto regional y mundial.

 

Economía Circular

No es posible hablar de economía circular sin tener en cuenta que en dicha circularidad interviene también la energía, a partir de la fracción orgánica de los RSU, de los desechos del agro y la agroindustria. La economía circular no se refiere solamente a la reutilización y el reciclado de materias y sustancias, sino que debe tener en cuenta la energía asociada en los procesos y residuos. Esto significa eficiencia energética y aprovechamiento de la energía residual.

 

Eficiencia energética y uso racional de energía

La experiencia registrada muestra que el éxito de las políticas de eficiencia energética requiere, además de la adopción de tecnologías de alta eficiencia, la generación de profundos cambios estructurales basados en la modificación de las conductas individuales, mediante programas y planes que deben ser conducidos por organismos altamente especializados y que deben contemplar una estrategia cultural-educacional, cuyo objetivo último sea el cambio hacia una cultura de uso eficiente de la energía.

Es por tanto necesario profundizar y ampliar los programas vigentes. Impulsar buenas prácticas para el sector industrial y comercial y gradualmente incorporar su obligatoriedad; optimizar las instalaciones existentes; construir nuevas instalaciones modernas y de buena calidad que contemplen los aspectos de eficiencia energética y sustentabilidad; procurar la automatización, monitoreo y mantenimiento de las mismas. Además, se deben establecer tarifas diferenciadas por encima del consumo básico, acelerar el recambio de luminarias en municipios y edificios públicos, realizar campañas masivas de concientización social y llevar adelante planes de acción que incluyan visibilidad del ahorro en energía.

 

*Secretario de la Cámara Empresaria de Medio Ambiente, se desempeña hace más de treinta años como consultor de empresas en materia ambiental.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here