Compartir
blank

La ONG AVANZAR -que otorga microcréditos y capacitaciones a habitantes de villas de emergencia- extendió ese proyecto a personas que salieron de la carcel o que se encuentran en libertad condicional para quedan realizar microemprendimientos. En esta nota, su presidenta Marta Bekerman, cuenta cómo se logra romper con la barrerea de la discriminación y el resultado de esta innovadora experiencia.

“Lo primero que tenemos que preguntarnos es si queremos que la gente que estuvo en la carcel pueda contar con herramientas y que tengan una oportunidad de recomponer su situación laboral”, señaló Bekerman al ser consultada sobre este proyecto. Creemos que no tenemos derecho a juzgar a tantas personas que llegaron a la carcel por falta de oportunidades o por razones injustas. En ese contexto pudimos observar el sentimiento de responsabilidad que se les genera a partir sentir que les ofrecemos nuestra confianza”

“No damos subsidios”, aclaró, y añadió: “los créditos que les otorgamos deben ser devueltos para que puedan llegar a otras personas. Les pedimos que desarrollen un proyecto y tratamos de ayudarlos para lograr que esos proyectos alcancen una base más o menos sólida”.

“No somos un banco sino una ONG que busca llevar adelante proyectos innovatiavos que puedan brindar oportunidades a personas que por distintas razones se encuentran excluídas del mercado formal. Lo vemos todo como un sueño que se va haciendo realidad. Como presidente, así como los integrantes del Consejo Directivo de la institución, somos voluntarios. Nuestra retribución personal es ver los resultados sobre la vida de esas personas y sobre todo sobre la de sus familias. Es un granito de arena para contribuir a tener una socidad menos injusta”, comentó.

“Creo que todos los días debemos pensar nuevos proyectos innovadores que contribuyan a lograr la inclusión social”, concluyó.

Desde 2001, AVANZAR ha conseguido acompañar a muchas familias mediante el otorgamiento de microcréditos e inclusive pudo incorporar el servicio de capacitaciones gratuitas en distintos oficios gracias al aporte de Marta Bekerman y alumnos de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA, teniendo como base las experiencias de Muhammad Yunus.

 

__________________________________

Noticia publicada desde el Formulario Compartí tus noticias en Tercer Sector Digital.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here