Compartir
blank

Jean Maggi se propuso fabricar bicicletas adaptadas para chicas y chicos con discapacidad motriz. Así creó una fundación, que ya entregó más de 500 rodados. Su historia inspiró un documental en Netflix.

Texto Sofia Moure.

 

A simple vista parece una bicicleta convencional. Y es que ése es el rol que viene a cumplir: el de la primera bicicleta que le regalan a una persona. Básica, sencilla, lista para ser cambiada si los usos evolucionan. La única diferencia es que tiene una rueda más, que es una tricicleta. Ideal para personas con discapacidad.

La Fundación Jean Maggi fabrica estos vehículos adaptados. La idea surgió de la propia experiencia de su fundador –cuyo nombre toma la entidad–: luego de sufrir un infarto a los 37 años comenzó una vida ligada al deporte de alto rendimiento, de la mano de las tricicletas, al punto de llegar a la Cordillera del Himalaya.

“Mi historia tuvo mucha repercusión, porque una persona con discapacidad había llegado a la ruta más alta del planeta”, cuenta Maggi. Fue entonces que, aprovechando el minuto de fama, creó la Fundación: “Dábamos charlas a cambio de tricicletas que entregábamos a niños y jóvenes con discapacidad sin recursos.”

En el 2018 convocó a un Concejo de Ideas con personalidades destacadas de Córdoba, para darle a la Fundación mayor entidad. Su primer proyecto fue establecer una fábrica de tricicletas fabricadas 100 por ciento por jóvenes con discapacidad, quienes ya habían recibido sus rodados anteriormente.

De esa manera nació la fábrica súper Adaptados que, hoy, duplicó su volumen de producción y triplicó la superficie física del lugar.

“Se asume que la discapacidad es inmovilidad, por lo que el objetivo es descubrir el movimiento”, cuenta Maggi: “Hay un dicho que dice: ‘si querés que algo se muera, déjalo quieto’ y, en definitiva, esto viene a ser lo contrario.”

Según él –desde su experiencia y de las 500 bicicletas que ya entregó la Fundación–, el movimiento despierta el potencial de una persona: “Alguien con discapacidad de movimiento genera una transformación muy importante.”

El proyecto tiene una recepción muy positiva, no sólo por las personas con discapacidad, sino por la sociedad en general, con personajes reconocidos como Diego Torres, Pancho Ibáñez y Gustavo Sarvino, sobreviviente de la tragedia de Los Andes, y empresas como Delta o Tarjeta Naranja apoyando la causa.

“Indudablemente, la sociedad necesitaba dar un cambio de paradigma en términos de discapacidad y por eso abrazó la causa”, sostiene Maggi.

 

www.superadaptados.com

 

________________________________________

SI TE INTERESA ESTA NOTA, SUSCRIBITE A REVISTA TERCER SECTOR CLICK AQUÍ!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here