Compartir
  • Amnistía Internacional realizó un sondeo global a más de 10.000 jóvenes en 22 países, incluida Argentina.
  • La juventud vive dentro de un “sistema fracasado”, advierte Amnistía Internacional.
  • Los dirigentes están “traicionando a una generación” si no actúan ya.
Para los jóvenes, el cambio climático es uno de los problemas más importantes que enfrenta el mundo. Así lo reveló una nueva encuesta global que publicó hoy Amnistía Internacional para conmemorar el Día de los Derechos Humanos.
El estudio “El futuro de la humanidad” sondeó a más de 10.000 personas de entre 18 y 25 años en 22 países, incluida Argentina.
Conferencia sobre el Cambio Climático de la ONU
Mientras los gobiernos se reúnen en la Conferencia sobre el Cambio Climático de la ONU, en España, la organización advierte que la inacción ante la crisis del cambio climático de quienes dirigen el mundo los está alejando de la juventud .
“Este año, cuando la gente joven se ha movilizado en grandes números por el clima, no sorprende que muchas de las personas encuestadas lo considerasen uno de los problemas más importantes que afronta el mundo”, afirmó Kumi Naidoo, secretario general de Amnistía Internacional.
La generación Z y los derechos humanos
Ipsos MORI, por encargo de Amnistía Internacional, encuestó a más de 10.000 personas de entre 18 y 25 años —integrantes de lo que se conoce como generación Z— de 22 países (incluida Argentina) para este estudio sobre “El futuro de la humanidad”.
A los jóvenes se les preguntó su opinión sobre la situación actual de los derechos humanos en su país y en el mundo, qué problemas consideran más importantes y quién creen que tiene la responsabilidad de abordar los abusos contra los derechos humanos.
“Durante el último año los jóvenes han estado a la vanguardia de la agenda de derechos humanos. ¿Quién dice que no están interesados? Los resultados de la encuesta muestran que para la mayoría de ellos los derechos deben ser protegidos y que los gobiernos deben tomar en serio el bienestar de las personas, incluso en contextos de crisis económica. Además, en un escenario local polarizado, el 69% piensa que las personas que propagan el odio son una amenaza para la estabilidad del país. Los líderes de todo el mundo deben escuchar la voz de la Generación Z”, dijo Mariela Belski, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina.
La crisis climática
A las personas encuestadas se les pidió que eligieran un máximo de cinco problemas importantes que afronta el mundo de una lista de 23. En total, el 41% de quienes respondieron en 22 países dijo que el cambio climático es uno de los temas más serios, lo que lo convirtió en el más citado globalmente, seguido del 36% de personas que eligieron la contaminación y el 31% que seleccionaron el terrorismo.
El calentamiento global fue también el más citado de los problemas medioambientales más importantes que afronta el mundo (el 57%), de entre 10 problemas medioambientales, entre ellos la contaminación del mar, la contaminación del aire y la deforestación.
Para el 49% de los jóvenes de Argentina, el problema más importante que enfrenta el mundo es la contaminación.
“ Al conmemorar el Día de los Derechos Humanos, hemos de reconocer que la crisis climática será probablemente el problema definitorio para las generaciones más jóvenes. El derecho a un medio ambiente sano, que incluye un clima seguro, es primordial para el disfrute de otros muchos derechos. La juventud se ha visto obligada hoy a asumir el liderazgo de la reivindicación de este derecho”, dijo Kumi Naidoo.
La generación Z “vive dentro de un sistema fracasado”
Sin embargo, las conclusiones de la encuesta se extienden mucho más allá de la crisis climática, y reflejan las dificultades y preocupaciones cotidianas que afronta la generación Z en sus respectivos países.
En el ámbito nacional, la corrupción fue el problema más citado como uno de los temas más importantes (por el 36%), seguida de la inestabilidad económica (el 26%), la contaminación (el 26%), la desigualdad de ingresos (el 25%), el cambio climático (el 22%) y la violencia contra las mujeres (el 21%).
Para el 59% de los y las jóvenes argentinos, el problema más importante es la inestabilidad económica.
“Esta generación vive en un mundo de creciente desigualdad, inestabilidad económica y austeridad en el que se ha dejado al margen a un gran número de personas”, prosiguió Kumi Naidoo.
Las conclusiones de la encuesta llegan en un momento en el que hay protestas multitudinarias generalizadas en el mundo, desde Argelia hasta Chile, pasando por Hong Kong, Irán, Líbano y Sudán. Muchos de estos movimientos están encabezados en su gran mayoría por personas jóvenes y estudiantes que denuncian, con ira, la corrupción, la desigualdad y los abusos de poder, y sufren una represión violenta por hacerlo.
Llamado a favor de un cambio de sistema basado en los derechos humanos
Junto con el cambio climático, una clara mayoría de jóvenes valoran los derechos humanos en general y quieren que sus gobiernos asuman la mayor parte de la responsabilidad de protegerlos, según las conclusiones de la encuesta sobre el “Futuro de la humanidad”.
La mayoría de las personas encuestadas estaba de acuerdo en que:
  • La protección de los derechos humanos es fundamental para el futuro de los países incluidos en la encuesta (el 73% de acuerdo y el 11% en desacuerdo);
  • Los gobiernos deben tomarse el bienestar de su ciudadanía más en serio que el crecimiento económico (el 63% de acuerdo y el 13% en desacuerdo); y
  • Los derechos humanos deben ser protegidos, incluso si eso tiene repercusiones negativas en la economía (el 60% de acuerdo y el 15% en desacuerdo).
Las conclusiones revelaron también la firme creencia de muchas personas jóvenes de todos los países encuestados consideran que los gobiernos deben asumir la máxima responsabilidad de garantizar que se cumplen los derechos humanos, pues el 73% seleccionó a los gobiernos frente a las personas (el 15%), las empresas (el 6%) y las organizaciones benéficas (el 4%).
Junto con los resultados que muestran que la mayoría de la gente joven cree que votar en las elecciones es un método efectivo para iniciar el cambio en materia de derechos humanos, más que hacer huelga o asistir a una protesta, los resultados no fueron todos malos para los y las dirigentes que están “dispuestos a escuchar”.
Más del 70% de los y las jóvenes encuestados en Argentina piensan que votar es una forma efectiva de iniciar un cambio en materia de derechos humanos.
“Ante todo, los gobiernos deben empezar la nueva década con medidas significativas para abordar la emergencia climática, reducir la desigualdad e implementar reformas auténticas que acaben con los abusos de poder. Necesitamos cambios sistémicos, basados en los derechos humanos, para los sistemas económicos y políticos que nos han traído hasta el borde del desastre”, concluyó Naidoo.

“Amnistía Internacional es un movimiento de más de 7 millones de personas comprometidas para defender a aquellos a quienes se les ha negado justicia o libertad.”

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here