Compartir

Ante la suspensión de las actividades escolares presenciales, la tecnología se convirtió en el principal aliado para compartir conocimientos. Soluciones, limitaciones y desafíos que presenta esta adaptación urgente.

 

Texto Rode Classen.

 

La medida de aislamiento social empujó a escuelas, docentes, instituciones y educadores no formales a recurrir a la tecnología para continuar con las tareas de enseñanza. La respuesta fue rápida y diversa: el uso de las plataformas de educación virtual explotó y algunas herramientas populares, como Facebook y WhatsApp, se adaptaron a nuevos usos.

Gran parte de la población incursionó en nuevas prácticas y descubrió un sinfín de posibilidades: sistemas de gestión de los aprendizajes o aulas virtuales (como Google Classroom, Edmodo y Moodle), sistemas de videoconferencia (Zoom, Jitsi, Google Meet), herramientas de colaboración para equipos (Slack, Google Chat o Currents), plataformas de usos específicos y páginas web con recursos didácticos.

 

________________________________________

SI TE INTERESA ESTA NOTA Y QUERES LEER MAS, SUSCRIBITE CLICK AQUÍ!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here