Compartir

En vías de facilitar el acceso a los donantes, organizaciones locales y del exterior proponen diferentes ámbitos donde las ONG pueden presentar proyectos y aplicar para la obtención de fondos. Aquí, algunas de las plataformas disponibles y los requisitos a cumplir.

Texto Natalia Concina.

 

“En los momentos de crisis, sólo la imaginación es más importante que el conocimiento”, propuso Albert Einstein y regaló una de las acepciones más estimulantes para pensar y enfrentar los momentos críticos, esos pronunciados baches donde todo parece empantanarse. Pero, ciertamente, esa apariencia no debiera detener el impulso de una humanidad que sigue adelante.

Tomando nota de los episodios traumáticos de la economía local, pero también de unas redes que no pueden darse el lujo de congelar su incesante labor colaborativa y global, Tercer Sector se propuso indagar sobre la manera en que las ONG argentinas pueden gestionar sus recursos.

Una de las plataformas más conocidas es Idealist. Su vocera, Adriana Cárdenas, explica que para formar parte de ese universo “sólo tiene que tratarse de una ONG constituida, empresa social o consultora del tercer sector, mientras que el perfil y publicación de oportunidades (avisos de empleo, voluntariado, pasantías/prácticas) es totalmente gratis”.

En tanto, desde la Red Argentina para la Cooperación Internacional (Raci) se toma nota de la coyuntura y, por ello, “gran parte del trabajo se relaciona con la sensibilización de actores clave vinculados con la cooperación internacional y con entender el comportamiento de la ayuda oficial al desarrollo que se transfiere a la Argentina”, puntualiza Tatiana Leanza, coordinadora de Comunicación y Relaciones Institucionales de la entidad.

“Durante los últimos años se pueden apreciar pronunciadas fluctuaciones en lo que a inversiones al desarrollo se refiere, tanto en la región como en Argentina. El posicionamiento del país como de renta media-alta, la priorización temática de los países donantes y la necesidad de repartir eficientemente los recursos entre más actores de la sociedad, hacen que las organizaciones deban encontrar nuevas estrategias y sinergias sostenibles”, remarca.

Leanza subraya que desde la perspectiva de la Raci “hoy en día el apoyo fundamental al que las OSC aspiran tiene que ver con un mayor involucramiento del sector privado que genere alianzas y oportunidades de trabajo colaborativo. Por ello ofrecemos espacios de interacción directa con actores de todos los sectores donde, durante el intercambio y además de generar espacios de encuentro, producimos herramientas pensadas para que las organizaciones hagan visibles sus causas, proyectos y servicios”.

A la hora de citar ejemplos, la representante de Raci detalla: “Uno concreto es la Plataforma ODS, donde invitamos a las organizaciones a cargar los programas que desarrollan, clasificándolos según el Objetivo de Desarrollo Sostenible al que aportan, la región geográfica que se beneficia y la población a la que está dirigida la acción. Y, por otro lado, participamos de la creación de otra plataforma, pensada ya en un nivel regional, que apunta al intercambio de servicios entre ONG de Latinoamérica y el Caribe llamada Comunidas. Ambos productos están relacionados con los esfuerzos de la red por continuar buscando alternativas innovadoras”.

 

Desde lejos se acercan soluciones

A gran distancia geográfica del país, pero con la intención de acercar aportes, la Asociación de Profesionales Argentinos en el Reino Unido (Aparu) reúne fondos a través de eventos y campañas online. “Recaudamos de la misma manera año a año, independientemente de la situación puntual en la Argentina”, expresa su presidenta, Elisa Nieto.

En cuanto a los criterios que se tienen en cuenta para brindar la ayuda, que se enfoca a emprendimientos de salud, educación y asistencia, la titular de Aparu especifica: “Lo que miramos es que el proyecto que se presente esté registrado formalmente como ONG o fundación en Argentina, tenga la documentación pertinente y no posea ninguna afiliación política o religiosa. Además de esto valoramos mucho el presupuesto que se solicite para intentar que nuestro aporte tenga un impacto considerable sin crear una dependencia que deje al proyecto sin posibilidad de seguir funcionando una vez que se cumplan los dos años de patrocinio”.

Por su parte, Matías Laurenz, quien fue parte de Idealist, lanzó este año Fonselp, un portal que apunta a marcar un hito en el modo de conectar a las ONG con las empresas. “No atiende al posible impacto de la crisis y no está relacionada con una urgencia”, explica. Desde esa perspectiva, consigna que Fonselp “no es un sitio para pedir ayuda, sino que está orientado a agrandar la torta desde un ofrecimiento con infraestructura tecnológica para cortar la dicotomía de beneficiario-donante”.

Con entusiasmo frente al desafío asumido, Laurenz enumera algunos diferenciales plasmados desde Fonselp, como “crear una red de confianza o de amigos que funciona como un pequeño Linkedin (una red social orientada a las empresas), lograr que las empresas vean estos aportes como posibilidades, favorecer las compras verdes o inclusivas y permitir que las ONG ofrezcan productos o servicios entre ellas”.

 

Cómo conectarse

Idealist: www.idealist.org/es

Fonselp: www.fonselp.com

Red Argentina para la Cooperación Internacional (RACI): www.raci.org.ar

Asociación de Profesionales Argentinos en el Reino Unido (Aparu): www.aparu.org.uk

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here