Compartir

Del 1 al 7 de agosto celebramos la Semana Mundial de la Lactancia Materna. En nuestro Centro de Primera Infancia atendemos 25 bebés de hasta un año, además de 200 niños y niñas de dos y tres años.

Por eso, queremos recordar los consejos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Entre ellos, asegurar la lactancia materna exclusiva desde una hora después del nacimiento hasta los 6 meses de edad, agregando alimentos complementarios nutritivos mientras se continúa amamantando hasta los 2 años o más.

Este año, la OMS está trabajando con Unicef para promover las políticas favorables a la familia que permiten la lactancia materna y ayudan a madres y padres a criar a sus hijos y establecer vínculos con ellos en la fase más importante: la primera infancia.

En Fundamind trabajamos desde hace casi tres décadas para asegurar los derechos en esta etapa de la vida, entendiendo que la atención de la salud, la alimentación y la educación son la base para el desarrollo humano desde nuestros primeros días y para el resto de la vida.

De acuerdo con aquellas organizaciones internacionales, el aumento de la lactancia materna a niveles casi universales podría salvar más de 800 mil vidas al año, la mayoría de ellas de menores de 6 meses.

No es una acción que sólo beneficie a los bebés. También disminuye el riesgo de que las madres padezcan cáncer de mama y ovario, diabetes de tipo 2 y enfermedades cardíacas.

Para brindar la leche materna, son necesarias licencias adecuadas de madre y padre y, sobre todo para ellas, un entorno laboral propicio que las proteja y apoye para seguir con la lactancia materna cuando regresan al trabajo.

En definitiva, es el único alimento que el bebé necesita hasta los 6 meses de edad y es para él un alimento completo y seguro, ya que tiene la composición justa para las diferentes etapas de su desarrollo.

Además, protege inmunológicamente, ya que rara vez el bebé amamantado presente enfermedades infecciosas y crónicas, digestivas, respiratorias, otitis o alergias. Permite un mayor desarrollo intelectual, psicomotor, emocional y social así como una personalidad más segura e independiente.

 

Algunas recomendaciones para las mamás que están dando la leche:

  • Evitá el vacío cuando retirás el bebé del pecho, colocando un dedo limpio en la boca del bebé para que suelte suavemente el pezón.
  • Elegí la posición que te resulte más cómoda, asegurando que tu bebé abra bien la boca y cubra toda o casi toda la areola con los labios.
  • En caso de que cause dolor:
    • Comenzá a amamantar del pecho menos dolorido y en la posición en la que te duela menos.
    • No disminuyas la duración de las mamadas.
    • Colocá unas gotas de leche sobre los pezones y dejá que se sequen al aire.
    • Exponé los pechos diariamente al aire y al sol.
    • Si el dolor persiste, consultá sin demora al médico.
  • El pecho no tiene horarios fijos. Tu bebé necesita abrazos, caricias, contacto y teta cada vez que lo pide.
  • Podés aprovechar la lactancia para mejorar tu alimentación. Incluí en tu dieta frutas, carnes, vegetales, cereales, legumbres, leche y derivados.
  • No es necesario esperar a que tu bebé llore. Cuanto más succione más leche vas a tener.
  • También es importante la hidratación. Tomá mucha agua, jugos de fruta naturales e infusiones.
  • Si tenés que salir durante algunas horas, podés continuar con la lactancia. Una vez extraída, la leche materna se puede conservar en un recipiente limpio y tapado:
    • Hasta 8 horas a temperatura ambiente, en el lugar más fresco de la casa o del trabajo.
    • Hasta 3 días en la heladera.
    • Hasta 2 semanas en el congelador.
    • Hasta 6 meses en un freezer.
  • Siempre entibiá la leche materna a baño maría. Nunca la hiervas, ni calientes en microondas. Desechá los sobrantes de leche.
  • Creá un espacio de amamantamiento tranquilo y cómodo donde te sientas relajada.
  • El pecho no tiene horarios fijos. Tu bebé necesita abrazos, caricias, contacto y teta cada vez que lo pida.
  • Buscá una posición cómoda, por ejemplo en un silla con mucho espacio a los costados y atrás, para poder colocar almohadas como apoyo para tu bebé y tus brazos. Elevar tus piernas también puede ayudarte.

Para celebrar la Semana Mundial de la Lactancia Materna, habrá múltiples actividades en los centros de salud públicos de la Ciudad de Buenos Aires.

En Balvanera, el Hospital Ramos Mejía (General Urquiza 609) ofrece, de 9 a 12 horas:.

Lunes 5: Consultorio de niño sano: charlas educativas de concientización, ¿Por qué se celebra la semana mundial de la lactancia materna? Empoderamiento: definición, decisiones informadas. Derechos de las madres y niños. Desayuno y debate.

Martes 6: Consultorio de niño sano: técnica de lactancia materna, video y juegos participativos. Desayuno y debate sobre desafíos y barreras a la hora de amamantar.

Miércoles 7: Consultorio de niño sano: control y cuidados del RN. Importancia de la alimentación equilibrada de la madre que amamanta. Desayuno y video.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here