Compartir

KANSAI, concesionario de Toyota llevó a cabo un encuentro de concientización con el apoyo de la automotriz y MINU, asociación civil que genera programas de inclusión y participación de los jóvenes en la sociedad.

 

El objetivo del encuentro fue promover la conciencia vial y explicar el uso e importancia de las tecnologías de seguridad vehicular. En el marco de sus acciones de RSE la firma trabaja con la Secretaría de Trasporte del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y forma parte de su programa Amigos de la Movilidad Sustentable y Segura, que ofrece a sus miembros  asesoramiento para acompañarlos en la promoción de prácticas de movilidad. “Creemos que el trabajo colaborativo entre el sector público, privado y el tercer sector, nos permite optimizar los recursos, redirigir esfuerzos y potenciar acciones vinculadas a la temática para el desarrollo de iniciativas que eleven la calidad de vida de las personas”, afirmó Mariano Fernandez, presidente de KANSAI.

La jornada de seguridad vial organizada por el concesionario de la marca japonesa, fue un evento a ´puertas abiertas´ y recibió a más de 150 asistentes. “Nuestra premisa era llegar con un mensaje de concientización a la comunidad local en la que operamos. Buscamos enfocar nuestros esfuerzos para desarrollar en el ciudadano, en su condición de conductor, pasajero o peatón, las aptitudes, destrezas, hábitos y el interés necesario para que comprenda y respete las leyes de tránsito y, de esta forma, contribuya a prevenir siniestros viales”, agregó Mariano Fernandez.

Para fomentar el desarrollo de la movilidad segura en los niños, se presentaron problemáticas vinculadas a la seguridad vial infantil y se las trabajó con diversas actividades lúdicas. Asimismo, se realizaron acciones de concientización a través de capacitaciones sobre Educación Vial destinados a jóvenes de los últimos años del nivel medio, aspirantes a obtener su licencia de conducir. “Con este público, se hizo especial mención a los efectos que el consumo de alcohol provoca en el organismo y los peligros que supone durante la conducción, ya que entendemos que esta problemática es una de las principales causas de accidentes entre los más jóvenes”, remarcó Mariano Fernandez.

A través de simuladores, los invitados pudieron experimentar las sensaciones de un estado de ebriedad al momento de manejar un vehículo. Con estos juegos, rápidamente pudieron apreciar cómo sus reacciones estaban fuera de control, incluyendo el aumento de tiempo de reacción, confusión, distorsión visual, alteración de la percepción de la profundidad y la distancia, falta de juicio o reducción de la visión periférica.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here