Compartir

La Asociación Civil Surcos brinda capacitación y prevención a jóvenes de las comunidades guaraníes de San Ignacio, Misiones. Allí, implementaron distintas campañas con el objetivo de mejorar el acceso a la salud de las poblaciones locales.

 

Textos María Sol Abichain.

 

“3, 2, 1, acción”. El silencio invade el verde intenso que surge de la tierra colorada, mientras una cámara pone en foco la sonrisa de una joven. “¿Mba ?é ña ?ã jajaporã ?ã ytyguí?”, suelta Noelia, y mira a su compañero para que continúe con las otras frases que responden a esa pregunta: “¿Qué hacer con la basura?”. Es que Noelia y Eligio son jóvenes de las comunidades Pindotyí y Mbocayatyi y participan del curso Salud y Comunicación que dicta Surcos Asociación Civil, una ONG que trabaja con referentes de las comunidades en situación de vulnerabilidad para generar condiciones de vida más saludables, junto al Ministerio de Desarrollo Social para jóvenes y promotores de salud Mby’a Guaraní de la localidad de San Ignacio , Misiones.

“En el año 2014 comenzamos junto a la Fundación Temaiken y con el apoyo de la Fundación Pérez Companc un programa de ¿Promoción de la Salud con Foco en la Primera Infancia ?”, rememora Gabriela Guimarey, socióloga y coordinadora del Programa de Surcos, y específica que, en el primer año, realizaron “un diagnóstico que nos mostró las frágiles condiciones de salud de los integrantes de las comunidades y especialmente de los más pequeños”. Por este motivo, se propusieron “contribuir a mejorar esos aspectos en las comunidades Mbyá Guaraníes y particularmente de los niñas y niñas”. Para ello, articularon con el Ministerio de Salud de la Provincia de Misiones y trabajaron codo a codo con Myriam Piriz, quien en ese momento ocupaba el cargo de Médica referente de Salud Indígena del Ministerio de Salud Pública y actualmente es Directora del Hospital de San Ignacio de esa provincia. “Cuando empezamos a trabajar con Surcos pusimos el foco en la capacitación de los promotores de salud, ya que notamos que necesitaban formarse para dar acompañamiento a sus comunidades”, cuenta Piriz y Guimarey explica que éstos poseen un rol fundamental en la prevención y pronta detección de enfermedades y acompañamiento de los miembros de las comunidades a los efectores de salud, es decir, al hospital o Centros de Atención Primaria de Salud (CAPS). Además, en muchas oportunidades actúan como traductores frente a los médicos ya que la mayoría de la población habla sólo en mby’a guaraní.

 

Formar a las familias

Durante tres años Surcos Asociación Civil, junto al equipo de Salud Indígena del Ministerio de Salud Pública, capacitaron a promotores Mbyá Guaraníes en temas de salud de primera infancia y para reforzar el trabajo dictaron talleres con la misma temática para los niños pequeños y sus madres. “A partir de las capacitaciones las familias empezaron a acercarse al CAPS, le dieron importancia a las vacunas y se preocuparon por temas como el lavado de manos o la calidad de la alimentación”, recalca Piriz, mientras que la promotora de la comunidad Tapé Porá de San Ignacio, Misiones, Graciela Benitez, agrega que participar del curso le aportó “aprender sobre temas que le sirven a mi comunidad y nos permite cuidar a nuestros hijos”.

Po otra parte, el año pasado, con el objetivo de ampliar los logros del programa lanzaron el curso Salud y Comunicación junto al Ministerio de Desarrollo Social y el Sistema de Salud de la Provincia para fortalecer y potenciar a los jóvenes de las comunidades Mby’a Guaraní. “Teniendo en cuenta el uso que éstos hacen de las nuevas tecnologías nos pareció importante capacitarlos en estas temáticas para que puedan difundir a través de videos, afiches, posteos para redes sociales o spots radiales mensajes en mby’a guaraní que promuevan hábitos saludables y ayuden a prevenir enfermedades”, detalla Guimarey. En esta nueva etapa los promotores de salud mantienen un papel fundamental y, además de asistir a los jóvenes, difunden los contenidos que van desde prevención de las enfermedades prevalentes en niños, a qué hacer cuando existe una situación de alarma o cuándo acudir al hospital con urgencia.

 

El Rap de las vacunas

Javier acomoda con cuidado el trípode en la puerta del CAPS ubicado en Mbocayatyi, la salita a la que concurren los miembros de las comunidades Mby’a Guaraní de la zona. Hace un gesto y en segundos Marcelo y Raúl decodifican que todo está listo. Marcelo sostiene el cartel con la letra del tema Rap de las Vacunas que crearon junto a otros participantes del curso, en su mayoría jóvenes de 12 a 19 años, con el objetivo de comunicar la importancia de su uso. Raúl empieza a cantar: “Es importante vacunarse para no enfermarse, para tener un lugar sano y menos enfermedades”.

Luego de recortar las grabaciones, juntarlas y editarlas, el video en lengua mby’a guaraní viajará a través de redes sociales o WhatsApp a otras comunidades de la localidad de San Ignacio y también a otras zonas más lejanas. “Es muy importante poder darles herramientas para que puedan mejorar en un futuro inmediato las condiciones materiales de sus comunidades, vincularse de otra manera y también mostrar hacia el afuera lo positivo de su cultura y lo que tiene para dar”, resume Guimarey.

Javier vive en la comunidad Pindotyí y es promotor de salud hace varios años, cuenta que gracias a las capacitaciones adquirió herramientas “para trabajar con mi gente en la comunidad”. Raúl añade que le gustó hablar en cámara porque le “permitió compartir con otros lo que aprendimos sobre la salud”, y cierra “me gustaría seguir aprendiendo y hacer otros materiales de comunicación por ejemplo sobre medicina mby’a guaraní”.

 

Cómo conectarse: Asociación civil Surcos: www.proyectosurcos.org/web/

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here