Compartir

Entre el 27 de septiembre y el 18 de octubre de 2019, Cáritas distribuyó en 54 diócesis a lo largo y ancho del país, 810 toneladas de alimentos otorgados por el Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación, cuyo valor aproximado alcanza los 77 millones de pesos, en el marco de la emergencia alimentaria decretada entonces.  A su vez el organismo de la Iglesia Católica realizó una campaña de recaudación de fondos, que entre mayo y diciembre reunió $ 1.626.020 que fueron destinados a asistir a 755 niños y a 2.358 familias en comedores y merenderos de las Diócesis de Añatuya (Santiago del Estero), Concepción de Tucumán (Tucumán), Esquel (Chubut), Jujuy (Jujuy), Oberá (Misiones), Paraná (Entre Ríos), Reconquista (Santa Fe) y Salta (Salta).

“El despliegue logístico que requiere este trabajo de asistencia nos exigió al máximo, pero a pesar del esfuerzo de nuestros voluntarios aún observamos un alto porcentaje de personas en situación de pobreza. Creemos que esto se debe a que cada día son más los necesitados de alimentación básica: los aumentos de precios y la falta de trabajo dificultan el acceso a una población vulnerable creciente” afirma Sofía Terek, Coordinadora del área de Ayuda Inmediata y Emergencias. Entre los alimentos distribuidos hay leche, arvejas, carne enlatada, yerba, aceite, arroz, fideos, polenta, puré de tomate, harina (de maíz y trigo).

Cáritas trabaja para dar respuesta a las problemáticas sociales de las comunidades excluidas y personas en situaciones de pobreza y emergencia del país, entre sus programas ofrece ayuda inmediata con 180 mil bolsones de alimentos al mes y 600 mil viandas. A su vez cuenta con más de 760 comedores y más de 3.000 lugares donde se brindan desayunos, meriendas y “copas de leche” a niños pequeños, en edad escolar, adolescentes, mujeres embarazadas y adultos mayores.

El titular de Cáritas Argentina, Monseñor Carlos Tissera, recuerda al comenzar el año que la realidad del hambre y de los que sufren es dura pero que la Iglesia a través de Cáritas da esperanza a la gente. “Nuestro modelo es Cristo que vino a servir con sencillez y humildad”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here