Compartir
blank

A través de propuestas que incluyen el arte y el aprendizaje de oficios, la primera organización de mujeres con diferentes discapacidades trabaja para visibilizar la causa de un sector históricamente relegado y defender sus derechos con perspectiva de género.

 

Texto Alejandro Cánepa.

 

Sololá dice poco. Para aclarar de qué se habla, puede recordarse que es una zona montañosa  y volcánica de Guatemala que incluye al lago Atitlán. La mayoría de la población desciende de pueblos como el quiché, kakchiquel y tzutujil, y sus tierras son fértiles en café, duraznos, porotos, cebollas, zanahorias, maíz y trigo. Si esas características la hacen especial, esta otra la asemeja a muchas otras partes del planeta: también tiene organizaciones sociales que impulsan la defensa de los derechos de sectores vulnerados de la población. Como la Colectiva Mujeres con Capacidad de Soñar a Colores.

“Iniciamos nuestro trabajo en el 2018, como un espacio de autoapoyo y autoayuda. Teníamos experiencia en los movimientos para personas con discapacidad, pero nos sentíamos excluidas por ser mujeres jóvenes. Compartimos nuestras experiencias, sueños e ideas y nos apoyamos mutuamente. Desde entonces, nos conformamos como la primera colectiva de mujeres con diferentes discapacidades y aliadas en Guatemala.” Las que hablan son Susana, Estela, Floridalma, Valentina, Vivian, Evelyn y Heylin, que prefieren figurar como una sola fuente.

“En el 2019 recibimos el Fondo Centroamericano de Mujeres para nuestro primer proyecto utilizando el Teatro de las Oprimidas como estrategia para cambiar nuestras comunidades y empoderarnos. Comenzamos a organizarnos y formarnos en temas políticos como el feminismo, nuestros derechos como mujeres con discapacidad y la importancia de nuestra participación”, agregan.

 

________________________________________

SI TE INTERESA SEGUIR LEYENDO ESTA ENTREVISTA, SUSCRIBITE CLICK AQUÍ!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here