Compartir
blank

Ver para Crecer es una iniciativa solidaria que apunta a visibilizar la discriminación en la Argentina. A través de la web y las redes sociales comparte testimonios de personas que vivieron situaciones de marginación y llamados a la acción para generar una sociedad más inclusiva.

 

Textos Sofía Moure.

 

La discriminación ocurre todos los días y en todos lados. Lo que hace la diferencia es si se la visibiliza o no y con qué intensidad. El caso de George Floyd, el ciudadano estadounidense asesinado por la policía, es un ejemplo de ello: a pesar de haber ocurrido a miles de kilómetros y en otro país, los medios argentinos lo tuvieron en sus agendas durante varios días. Pero no sucedió lo mismo cuando, un mes más tarde, una familia de la comunidad Qom, en Chaco, fue víctima de un ataque policial, torturas y abusos sexuales.

Esto fue el detonante para que las periodistas Fabiana Fondevila, Mariana Rapoport, Silvia Fiore y la Directora de la empresa social Arbusta, Paula Cardenau, decidieran hacer algo al respecto. “Nos pareció que era urgente trabajar para crear conciencia en nuestro país acerca de la discriminación y el racismo solapados e invisibilizados”, explica Fondevila.

Así fue como nació Ver para Crecer, una campaña desarrollada en forma voluntaria que busca visibilizar y comenzar a desmantelar los prejuicios que llevan a la discriminación y exclusión de algunas personas, ya sea por su color de piel, su género, identidad sexual, creencias, estatus socioeconómico u otros motivos. Como dice Fondevila: “Hay muchas personas que son atacadas o marginalizadas, queremos ayudar a darles voz a todos”.

También sumaron su colaboración, la ilustradora mexicana Mariana González Roldán, que creó el logo de la campaña; Victoria Viola y Belén Paladino, de La Estrella Estudio, que desarrollaron la imagen y diseño; Andrea Genisetto, en la gestión del correo de lectores y de la Fundación Vivir Agradecidos, que ofreció un espacio para alojar la propuesta en su página web. A partir de ahí, el equipo comenzó a hacer públicos testimonios de personas que fueron y son víctimas de discriminación.

“Nos gustaría colaborar a que el racismo deje de parecer un problema de otros países, que podamos hablar no sólo de las discriminaciones brutales, sino también de los Actos Sutiles de Exclusión que, aun sin mala intención, hacen que una persona no se sienta vista, aceptada o parte”, sostiene Fondevila, dando pie a reflexionar, también, sobre las conductas que pueden pasar desapercibidas para quienes las realizan, pero que causan daño a la persona que las recibe.

Los testimonios son una parte fundamental de la campaña Ver para Crecer. Son las historias de las personas que pasaron por experiencias de discriminación y se animaron a compartirlo.

Es así que, en la página web, y a través de Instagram y Facebook se pueden conocer los relatos de Sandra López, Mía Fedra, Tamy Hochman, Lucía Molina, Soledad Zangroniz, Liced Gómez Janko y Jorge Coll. Y, en el futuro, los de muchas personas más que, día a día, sufren y luchan contra las diferentes formas de exclusión.

“Nos resulta muy conmovedor escuchar estas historias de discriminaciones a veces abiertas, a veces sutiles, pero siempre generadoras de mucho sufrimiento”, dice Fondevila. Y agrega que algo muy importante de entrar en contacto con los relatos es notar los propios errores: “Las primeras educadas por estas historias somos nosotras, nos obligan a ver nuestros propios puntos ciegos”.

El objetivo de Ver para Crecer es, justamente, ése: dar lugar a las historias individuales de quienes alguna vez se sintieron marginados, reparar en las diferentes prácticas de exclusión y poder crecer, no sólo como personas, sino también como sociedad, como grupo humano en el que todas y todos son diferentes, pero tienen los mismos derechos.

 

________________________________________

SI TE INTERESA ESTA NOTA Y QUERES LEER MAS, SUSCRIBITE CLICK AQUÍ!

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here