Compartir

BBVA ha movilizado 11.815 millones de euros en finanzas sostenibles en 2018, en el primer año de su Compromiso 2025, una iniciativa para luchar contra el cambio climático. Esta cifra incluye operaciones en financiación verde (69% del total), infraestructuras sostenibles y ‘agribusiness’ (13%) y emprendimiento social e inclusión financiera (18%).

 

Tal y como recordaba el presidente de BBVA, Carlos Torres Vila, en la Junta General de Accionistas, BBVA tiene el “compromiso de movilizar 100.000 millones de euros hasta 2025 para luchar contra el cambio climático”. En ese camino, BBVA ya se ha convertido en el banco líder a nivel mundial en préstamos sostenibles y el banco español más activo en la emisión de bonos verdes y sociales.

El 28 de febrero de 2018, BBVA anunció el ‘Compromiso 2025’, su gran apuesta contra el cambio climático con la que contribuye a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas y que está alineada con el Acuerdo de París sobre el Clima. Poco más de un año después, la importancia de este compromiso se ve respaldada por los clientes, quienes “valoran cada vez más este tipo de financiaciones y se dirigen a nosotros como referentes del mercado”, según señalaba Carlos Torres Vila en la Junta General de Accionistas, el pasado 15 de marzo.

“Tenemos grandes retos ambientales como la lucha contra el cambio climático, la pérdida de la biodiversidad, la sobreexplotación de los recursos, la pérdida de agua dulce, o la contaminación del aire y de nuestros océanos, que requieren un consumo y una producción más responsables”, explicaba ante los accionistas. “Retos para un futuro más sostenible, que son globales por su naturaleza y que requieren la implicación de todos, incluidos los bancos como actores relevantes de la sociedad. El futuro de la banca es financiar el futuro, un Futuro con mayúscula”, según el presidente de BBVA.

El ‘Compromiso 2025’, que tiene como objetivo alinear progresivamente la actividad de BBVA con el escenario de lucha contra el calentamiento global y lograr el equilibrio necesario entre la energía sostenible y las inversiones en combustibles fósiles, está basado en tres líneas de actuación: financiar, gestionar e involucrar.

“Nuestros clientes valoran cada vez más este tipo de financiaciones y se dirigen a nosotros como referentes del mercado”.

Más información > Click Aquí

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here