Compartir

Banco Galicia continúa desplegando acciones para mitigar el cambio climático y realizar un aporte concreto a la agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sustentable (ODS).

Si bien la entidad financiera viene midiendo desde el 2010 su huella de carbono reportando sus emisiones al Carbon Disclosure Project (CDP), durante el 2020 avanzó en sus objetivos y continúo incorporando nuevos ítems a la medición del carbono. Un ejemplo de esto fue la inclusión de los gases refrigerantes y plástico de las tarjetas de crédito y débito emitidas. Durante todo el año se emitieron un total de 20.835 tnco2eq, esto representa un 29% menos que en el 2019 y un 41% menos que en el 2018.

Otro de los factores que colaboró en la menor emisión de gases de efecto invernadero, fue la utilización de energía renovable. En este sentido se pasó de 2.410Mwh a 4.783Mwh al año en edificios centrales, representando un 98% de aumento. También se concretó el recambio por luminarias LED de todos los artefactos externos de Casa Matriz, como así también de 840 luminarias de la Torre Galicia y de 9 sucursales. También se cambiaron los equipos de aire acondicionado de la Casa Matriz por modelos amigables con el medio ambiente. Además, por medio del avance tecnológico, se logró una reducción del 18% en el consumo eléctrico del Data Center de Plaza Galicia, el edificio sustentable con certificación LEED Oro en el barrio de Chacarita.

En conjunto con la asociación Banco de Bosques, Banco Galicia compensa 8.212,66 Tn de CO2, es decir el 39% de la huella de carbono emitida en 2020, mediante la preservación de 50 parcelas de bosque del proyecto Curvas del Urugua-í en la provincia de Misiones.

Todas estas acciones se complementan con el Sistema de Gestión Ambiental (SGA) que se encuentra certificado bajo norma ISO 14.001/2015 para la Torre Galicia y Plaza Galicia.

 

 

_

Acerca de la estrategia de Sustentabilidad de Banco Galicia:

La estrategia de Sustentabilidad de Banco Galicia se asienta en la convicción de que el negocio sólo podrá desarrollarse en tanto se considere el ambiente y el entorno social. Esta responsabilidad se apoya en principios y propósitos que guían la conducta de los colaboradores del Banco y se reflejan y concretan en políticas, prácticas y programas.

En el marco de su Política Ambiental, busca minimizar el impacto directo e indirecto originado por su actividad como entidad financiera, promoviendo entre sus grupos de interés el uso eficiente de los recursos naturales en todas las acciones con impacto ambiental que realizan.

La estrategia de inversión social se basa en tres ejes esenciales de trabajo con la comunidad: Educación, Promoción Laboral y Salud. Asimismo, impulsa el cuidado y la restauración del patrimonio histórico, y el apoyo a organizaciones sociales que promueven el fortalecimiento institucional y el diálogo entre los actores de la Sociedad Civil.

Lleva adelante el Programa Interactivo de Ayuda por Regiones (PRIAR), iniciativa solidaria y voluntaria creada por colaboradores y ex colaboradores del Banco, nació en 2002 y se constituyó como Asociación Civil “Ayudando a Ayudar”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here