Compartir
blank

El efecto del Covid ahondó las diferencias en el mundo del trabajo, en perjuicio de las mujeres. Referentes de organizaciones sociales analizan la situación y acercan propuestas.

 

Texto Candela Gomes Diez.

 

Las consecuencias de la pandemia trascienden el impacto sanitario y, a la par de los contagios, crecen las desigualdades en todos los ámbitos y también las brechas de género. Así lo confirmó la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer (Feim), que difundió un documento, el pasado 1º de mayo, con un dato contundente: el contexto actual de emergencia hizo retroceder en casi diez años, los avances en materia de igualdad de género en el mercado laboral.

Según el informe, “el Covid forzó a millones de mujeres a abandonar el trabajo formal. En la Argentina, en el primer trimestre de 2020, el promedio de participación económica de las mujeres era de cinco cada 10 hombres, y en el segundo trimestre, con una cuarentena más cerrada, hubo una caída de 5 a 4 mujeres trabajando”.

“En los últimos años han habido avances y retrocesos, y con la pandemia hemos perdido diez años en las conquistas que habíamos logrado, en lo relativo a la inserción de las mujeres en lo laboral”, remarca Mabel Bianco, Presidenta de Feim.

 

Inequidad explícita

En el campo del trabajo remunerado, ellas cobran alrededor de un 30 por ciento menos que sus pares varones en los mismos cargos e incluso, estando igual o más calificadas que ellos. Y, en las posiciones de mayor jerarquía, el llamado techo de cristal persiste, ya que las mujeres ocupan sólo 2 de cada 10 puestos de máxima decisión. En ese marco, las más vulneradas son las mujeres de las clases más postergadas.

 

________________________________________

SI TE INTERESA ESTA NOTA Y QUERES SEGUIR LEYENDO, SUSCRIBITE A REVISTA TERCER SECTOR CLICK AQUÍ!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here