Compartir

Empresas y ONG impulsan acciones de asistencia directa para llevar la ayuda donde más se necesita. Aquí, algunas de las propuestas que lograron mayor impacto social durante el aislamiento preventivo.

 

Por Silvina Oranges.

 

En tiempos de pandemia, la solidaridad aflora: entre la sociedad en general, y entre las Organizaciones de la Sociedad Civil y las empresas. Estas alianzas posibilitaron la generación de un abanico de iniciativas que forman parte del entramado social que hoy sostiene las necesidades de gran parte de la población, ante las restricciones impuestas por el aislamiento.

 

Las cajas de la unidad

Un ejemplo paradigmático de acciones articuladas es Seamos Uno, que nace específicamente a raíz de la urgencia derivada de la pandemia y que busca llevar una respuesta a la escasez de alimento en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense, justamente la zona con mayor circulación del virus y con más cantidad de contagios. En este caso, el proyecto –que, en principio, tendrá una duración de 8 semanas– surge desde organizaciones como Cáritas, el Banco de Alimentos, el Centro de Investigación y Acción Social de los jesuitas, las Iglesias evangélicas y la Amia, que tienen a su cargo la colecta de fondos y la decisión de los puntos de distribución de los alimentos. El objetivo principal es entregar un millón de cajas con productos esenciales –alimentos y de limpieza– que llegarán a 4 millones de personas en situación de vulnerabilidad.

Hasta el momento se sumaron a la iniciativa unas 200 empresas, entre las que figuran YPF, Arcor, Andreani, Banco Galicia, Clarín, IBM, La Serenísima, Ledesma, Lenovo, Nike, Santander, Toyota, Visa y Zurich. Las cifras de lo recaudado hasta el momento son contundentes: desde el 26 de marzo, ya se consiguieron 753.300.00 pesos en donaciones, mientras que 554.700 familias ya recibieron su caja y se repartieron 31.060.000 raciones de comida. Cada unidad contiene diferentes productos alimenticios y de higiene para cubrir las necesidades esenciales de una familia durante una semana: 2 comidas por día para 4 personas durante una semana; es decir, 56 raciones por caja.

El rol de las empresas también es central: no solamente donan fondos para la compra de alimentos, sino que además ofrecen profesionales que diseñan el proceso, lo ejecutan y proveen la logística para el armado de las cajas y la distribución, así como también realizan una auditoría de todos los procesos.

“El balance es muy positivo. Cuando empezamos a desarrollar la idea se convocaron a asociaciones, uniones y cámaras de empresas como Idea, Acde, Amcham, Cedol y ABA. Luego se empezaron a sumar más y más empresas hasta alcanzar más de 200, que son las que actualmente aportaron y continúan aportando”, explican a Tercer Sector desde la organización de Seamos Uno.

 

Con la camiseta puesta

Coordinada por el Grupo de Fundaciones y Empresas (Gdfe), Una sola hinchada es una iniciativa nacional apoyada por los clubes de primera división de la Asociación de Fútbol Argentina (AFA), que busca recaudar donaciones para fortalecer el abastecimiento de comedores con alimentos, productos de limpieza y kits de higiene. El aporte llega de diversas empresas y lo recaudado se distribuye, de manera federal, a través de la Red de Bancos de Alimentos y Cáritas. La campaña cuenta con la asesoría en control de fondos de Ernst & Young (EY), y entre las empresas participantes están ICBC, Fundación Cargill, Adidas, Grupo San Cristóbal, Fundación Itaú, Etermax, Fundación La Nación, TyC Sports Torneos y Fundación Noble, entre otras.

“El tipo de aporte, en general, es en dinero, pero algunas empresas, sobre todo las de medios, hicieron un aporte en minutos o en difusión, cada uno en sus respectivos canales; Adidas en zapatillas y Etermax, con máscaras o barbijos”, explica a Tercer Sector Manuela Bastanchuri, responsable de comunicación de Gdfe.

Actualmente están llegando a más de 5.800 familias en todo el país, con bolsones de alimentos y artículos de limpieza y protección contra el coronavirus.

“El balance es muy positivo. Esperamos llegar a 10.000 familias. Si bien la etapa de difusión más fuerte ya terminó, seguimos trabajando con algunas empresas, organismos internacionales y otros tipos de instituciones para seguir ayudando, sobre todo haciendo foco en el interior del país”, indica Bastanchuri.

Para el director ejecutivo de Gdfe, Javier García Moritan, “en una sociedad tan futbolera, los clubes están dando un gran mensaje y ejemplo a sus hinchas y a toda la sociedad; las empresas y personas que quieren ayudar pueden encontrar en esta campaña una forma de llegar donde la emergencia social se hace más dura”.

 

Todos dicen Sí

Supersi es la iniciativa de la Fundación Si que, durante los meses del aislamiento vino procurando que las donaciones de empresas y particulares lleguen a centros comunitarios y comedores de todo el país, donde vieron multiplicada la presencia de familias vulnerables, imposibilitadas de hacer changas y llevar a su hogar el pan de cada día.

Empresas como Arredo, el Banco Hipotecario, DirecTV, Exxon Mobil, Falabella, Grimaldi Grasi S.A., Irsa, Knorr, Macro, McDonald´s, Megatlon, Mercantil Andina Seguros, Mimo & Co, Novartis, Sodimac y Starbucks, entre un total de 30, suman su grano de arena a esta campaña.

“Desde el inicio de la pandemia, son casi 92.000 las personas que recibieron la donación de alimentos y artículos de higiene y limpieza a través de 427 centros comunitarios de cada una de las provincias”, se explica en la web de la fundación que preside Manuel Lozano.

Entre las posibilidades de donar figuran kits de alimentos y artículos de limpieza, que van de los 100 a los 10.000 pesos.

 

Unidos para ayudar

Con el objetivo de facilitar el cumplimiento del aislamiento en los barrios más vulnerables, la organización Haciendo Lío lanzó la campaña Unidos Somos Más, con el objetivo de distribuir alimentos y elementos de higiene en comedores, entre personas en situación de calle y asentamientos de mayor densidad de población.

“Tenemos una gran responsabilidad social. Somos la comida de muchas familias que hoy no pueden salir a trabajar, por eso decidimos llegar a los lugares más afectados y tomar todos los recaudos para cuidar a nuestros voluntarios como a todos los que ayudamos”, explica Marina Muro, directora de la ONG.

Para llegar a más 100 mil personas, la organización se asoció con Carrefour, que les aportó fondos, destinados a la compra de alimentos y productos de higiene y limpieza para distribuir en más de 72 comedores y para entregar a personas en situación de calle en las recorridas que realizan habitualmente en las provincias de Buenos Aires, Salta, Santa Fe, Santiago Del Estero y Chubut.

“La coyuntura actual cambió el destino de todos, pero también somos conscientes de que las empresas y las Organizaciones de la Sociedad Civil debemos reunir sinergias y trabajar propuestas que suman valor a la comunidad en estos momentos tan difíciles”, amplía la directiva de Haciendo Lío.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here