Compartir

En el caso de contar con la aprobación de la Cámara de Diputados de la Nación, nuestro país sería el primero del mundo en contar con un día destinado a concientizar sobre la pérdida y el desperdicio de alimentos.

 

Unilever junto con Carrefour, la Secretaría de Gobierno de Agroindustria de la Nación y con el apoyo técnico de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) continúan impulsando la sanción de un proyecto de ley que propone establecer el 29 de septiembre de cada año como el Día Nacional de Reducción de Pérdidas y Desperdicios de Alimentos.

 El proyecto de ley, que fue presentado en 2016, ya cuenta con media sanción del Senado y de aprobarse en la Cámara de Diputados, Argentina sería el primer país en todo el mundo en contar con un día específico para concientizar sobre esta temática. Para lograr que se transforme en ley, Unilever y las demás entidades compartieron la iniciativa y afirmaron su compromiso en Twitter a través de los hashtags #29S y #YoMeSumo.

La alianza entre Unilever, Carrefour, FAO y la Secretaría de Gobierno de Agroindustria para concientizar sobre la problemática de desperdicio de alimentos data de 2016, a través de la campaña #NoTiresComida que buscó llegar de forma directa a los consumidores y dar visibilidad a la problemática del desperdicio de alimentos durante su consumo y post consumo. El mensaje de la campaña se extendió por todo el país a través de las 596 sucursales de Carrefour, llegando a más de 8 millones de consumidores. Además, se entregó una guía a 8.000 personas para que puedan aprovechar al máximo los alimentos.

De acuerdo con los datos de la FAO, existen 821 millones de personas subalimentadas en todo el mundo, con lo cual la pérdida y desperdicio de alimentos es una falla en el funcionamiento de nuestros sistemas alimentarios. Mientras tanto, en la Argentina, las cifras de desperdicio ascienden a un total anual de 16 millones de toneladas de alimentos.

Minimizar la pérdida de alimentos es una de las formas más efectivas para lograr un futuro alimentario sostenible que puede generar un triple impacto en las comunidades: social, económico y ambiental.

FuenteUnilever
Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here