Compartir

A nivel global, el virus causa menos muertes y muchos países lograron reducir el número de contagios. Sin embargo, aún persisten las diferencias. En las naciones más afectadas influye el aumento de la población y se registran más casos en los grupos de riesgo.

Texto Alejandro Cánepa.

 

A 35 años de los primeros casos de VIH conocidos, hay dos buenas noticias: la primera es que hay menos contagios. La segunda, que mueren menos personas a causa de las enfermedades asociadas al virus. De todos modos, a nivel internacional subsisten áreas donde esta problemática afecta a buena parte de la población. Ante ese panorama, Tercer Sector repasa el estado de situación global sobre la propagación del VIH y las iniciativas que luchan por los derechos de las personas que viven con el virus.

“El Fondo Mundial de lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria es un instrumento financiero que apoya programas contra estas tres enfermedades en más de cien países. Nosotros no implementamos los programas directamente”, explica Marcela Rojo, integrante del organismo (conocido en inglés como The Global Fund) con sede en la ciudad suiza de Ginebra y creado por Naciones Unidas en 2002, que trabaja articuladamente con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y con Onusida.

 

Alcance global

A The Global Fund lo sostienen fondos públicos de Estados Unidos, Japón y España, entre otros países, más grandes donaciones como las del multimillonario Bill Gates o del músico Elton John. Los proyectos que financia el organismo llegan a naciones tan distantes entre sí como Papúa Nueva Guinea, Marruecos y Honduras, e incluyen desde educación sexual hasta investigaciones científicas para garantizar que el VIH no se transmita de una embarazada a su hijo.

“Muchos países han logrado reducir sus casos de VIH, aunque queda mucho por hacer. Uno de ellos es Sudáfrica, que tiene la epidemia más extensa del mundo, con 7 millones de personas viviendo con VIH. Pero ha logrado poner a 4,4 millones de personas en tratamiento y reducir en un 40 por ciento la tasa de infecciones en adultos entre 2010 y 2017”, grafica Rojo. Algunas regiones africanas son las más afectadas por el virus: además de Sudáfrica, tiene un gran impacto en Tanzania, Malawi, Lesoto, Zimbabue y Suazilandia. En este último país, según Onusida, el programa específico de las Naciones Unidas para luchar contra esta enfermedad, un cuarto de la población de entre 15 y 49 años tiene VIH.

Como todo fenómeno complejo, la presencia del virus es muy dinámica. “Si bien hay más conocimiento sobre la enfermedad, todavía aumentan las infecciones en poblaciones vulnerables, como trabajadoras/es sexuales y hombres que tienen sexo con hombres, entre otros”, dice Rojo. Ese hecho, combinado con el creciente aumento de la población joven en el África subsahariana, hace pensar a algunos investigadores que quizá en 2030 haya más infecciones que en la primera década de este siglo. Es decir: hoy se muere menos gente que antes y hay menos contagios, pero si en los países más afectados aumenta la población y suben los casos dentro de los grupos de riesgo, eso puede ocasionar que se incremente el número total de personas infectadas dentro de unos años.

Por su parte, desde la oficina de prensa de Onusida, ubicada en Ginebra al igual que The Global Fund, aseguran: “Como el número total de jóvenes ha crecido y la cobertura de los servicios de prevención se ha mantenido, hay más jóvenes en riesgo de infección por el VIH. La disponibilidad de preservativos no es suficiente en el África subsahariana. Las estimaciones de necesidad de preservativos para 47 países de la región es de 6 millones, pero sólo se han distribuido 2,7 millones”.

En la misma ciudad suiza también posee su sede central la International AIDS Society (IAS), fundada en 1988. En particular, la organización se centra en líneas de concientización entre adolescentes y mujeres. La IAS ha detectado que, en muchos de los países más dañados por el VIH, la criminalización de la homosexualidad y la falta de datos y de planificación conjunta de políticas sanitarias complica la reducción de la tasa de personas portadoras del virus.

 

Cómo conectarse

The Global Fund: www.theglobalfund.org

IAS: www.iasociety.org

Onusida: www.unaids.org/es

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here