Compartir

La Reserva Natural de Villavicencio protege y conserva 42 humedales de relevancia internacional

 

  • Los humedales son importantes para la regulación del clima y la biodiversidad.
  • El 2017 la Reserva Natural Villavicencio fue declarada sitio Ramsar porque cumple con los criterios de conservación de su sistema de humedales establecidos por la Convención Ramsar.
  • Desde hace 20 años desde la Reserva se trabaja en la conservación del patrimonio biológico y cultural local de Mendoza; a través de la protección de las 72.000 hectáreas de riquezas naturales, arqueológicas y científicas.

 

En un momento en el que el cambio climático debe convertirse en un tema prioritario de agenda para todo el mundo, la concientización acerca de la importancia de proteger a todas nuestras especies de flora, fauna y riquezas naturales es urgente.

Los humedales son ecosistemas de gran importancia para la regulación del clima y la biodiversidad, y valiosos para la supervivencia humana. Son uno de los entornos más productivos del mundo, cunas de diversidad biológica, fuentes de agua y productividad primaria, de las que innumerables especies vegetales y animales dependen para subsistir.

A su vez, la disponibilidad del agua superficial es el principal factor limitante para la vida silvestre en ecosistemas semiáridos a áridos, como el de Mendoza.

La Reserva Natural Villavicencio, ubicada en la localidad de Las Heras en Mendoza, trabaja desde hace 20 años en la conservación del patrimonio biológico y cultural local de la provincia, preservando varios servicios ecosistémicos de regulación, relacionados con la conservación de la biodiversidad y los procesos hídricos naturales, entre ellos, los humedales.

Es así como, a partir de un trabajo sostenido de conservación del paisaje, hábitat de flora y fauna local, la Reserva obtuvo en 2017, el reconocimiento como Sitio Ramsar (certificación internacional que asigna la Convención RAMSAR para los humedales), convirtiéndose así en la única reserva privada en nuestro país en obtenerla.

La protección y la conservación de nuestra fauna y de nuestras riquezas naturales es un compromiso que la Reserva Villavicencio y Danone Argentina sostiene desde sus comienzos, y es por ello que trabajamos a diario a través de distintas iniciativas, protegiendo y conservando las más de 72.000 hectáreas de riquezas naturales, arqueológicas y científicas que la conforman”, afirma Silvina Giudici, Responsable de la Reserva Natural Villavicencio.

 

¿Sabías que..?

Cada año, el 2 de febrero se celebra el Día Mundial de los Humedales, en conmemoración de la fecha en la que se firmó el Convenio sobre Humedales en la ciudad de Ramsar, Irán, en 1971. Esta convención busca crear conciencia sobre la importancia de estas áreas naturales y la necesidad de conservarlas, contribuyendo al logro de un desarrollo sostenible en todo el mundo. En Argentina la conservación de sitio RAMSAR es de Rango Constitucional (Art 75) y desde 1992 al día de la fecha hay 23 sitios certificados, que ocupan más del 21% del territorio nacional.

La Convención de Ramsar: un tratado internacional para proteger los humedales:
La Convención sobre los Humedales se firmó en la ciudad iraní Ramsar, en 1971, para proporcionar el marco para la conservación y el uso racional de los humedales y sus recursos. Desde 1971, 169 países se han registrado como Partes Contratantes en la Convención. El 27 de enero de 1998, Danone firmó un acuerdo de asociación con la Convención, el primero de este tipo. Fue la primera vez que el sector privado y una convención ambiental intergubernamental decidieron unir fuerzas en una asociación. El objetivo, entonces y ahora, es crear conciencia sobre la importancia de la protección de los recursos hídricos.

 

_

Acerca de la Reserva Natural Protegida Villavicencio

La Reserva Natural Villavicencio protege 72.000 hectáreas de riquezas históricas, culturales, arqueológicas y biológicas, entre las que pueden hallarse, 256 especies de animales, entre mamíferos, reptiles, insectos y 144 especies de aves y 327 especies de flora. Los patrimonios culturales permiten educar y aprender en el lugar en que acontecieron hechos trascendentes, vivieron personas y se desarrollaron culturas y especies que dejaron y dejan huella. Dentro del territorio de la Reserva encontramos ruinas jesuíticas, como hornillos de fundición; lugares claves de la gesta sanmartiniana como el monumento de Canota, donde se dividió el ejército Libertador; hallazgos de Darwin que datan de 1835, como el bosque de araucarias fósiles, próximo a la Reserva, una rica biodiversidad y el ícono inconfundible de la marca: El Hotel Termas de Villavicencio.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here