Compartir

Organizado por Proyecto Educar 2050 se realizó el jueves 5 el IX Foro de Calidad Educativa bajo el lema “Transformar la educación: un compromiso con el futuro

 A partir de un sistema educativo que muestra signos de agotamiento, ya sea en los contenidos, los modos de enseñar, en la estructura organizativa de las escuelas, en la importancia que debe darse a la información, Proyecto Educar 2050 promovió un espacio de análisis e intercambio de experiencias de la educación actual en el marco de una sociedad del conocimiento que cada día demanda más y nuevas competencias.

Con el objetivo de mejorar la educación de los próximos años, el Foro contó con cinco paneles: “El futuro: la educación en el siglo XXI”, “el nuevo paradigma educativo”, “la voz de los alumnos en la mejora escolar”,  “experiencias inspiradoras para el cambio” y “la información: piedra fundamental para diseñar cambios y mejoras en la escuela.”

La apertura del evento estuvo a cargo de Mercedes Miguel, Secretaria de Innovación y Calidad Educativa del Ministerio de Educación y Deportes de la Nación, quién motivó a los 500 asistentes reunidos en el Centro Cultural de la Ciencia para analizar los temas antes señalados y remarcó que “no hay más tiempo que perder en la educación en la Argentina y que es hora de dejar los libros en la biblioteca y pasar a la acción.”

Al respecto señaló: “Hay docentes que ya no tienen la luz en los ojos, estudiantes que no tienen ganas de estar donde están porque esa escuela secundaria no les toca el alma, no les significa nada para su futuro”, y destacó que en ese sentido se está trabajando con todos los ministros de educación en pasar a una secundaria más relevante, basada en proyectos con la comunidad, donde los jóvenes tengan una participación activa.

María Cortelezzi, Directora Ejecutiva de Educar 2050,  dio palabras de bienvenida y e hizo hincapié en la necesidad de acuerdos que hagan posible el cambio educativo. “Es necesario construir un consenso amplio entre los diferentes sectores involucrados. Esto es central, los cambios deben establecerse en base a una serie de acuerdos básicos entre los diferentes sectores de la sociedad y de la comunidad educativa porque la reforma tiene que ver más con la gente que con políticas, instituciones y procesos.”

Planteada la necesidad del cambio, se entró en el panel “El futuro: la educación en el siglo XXI”,  a cargo de Fernando Reimers, director de la Iniciativa Global de Innovación en Educación y del Programa de Política Internacional de Educación de la Universidad de Harvard) y Manuel Álvarez Trongé, presidente de Educar 2050. Frente a una educación que catalogada por los distintos expositores como una estructura obsoleta, Reimers se refirió a las competencias necesarias en el siglo XXI: las cognitivas, las capacidades de relacionarse con los demás, y las capacidades del autoconocimiento y administración del tiempo. También señaló que Argentina tiene una gran posibilidad: luego de la “renta” de lo que nos legó Sarmiento, podemos volver a enfocarnos en los docentes, que son los que realmente educan al futuro ciudadano para una inserción plena en la vida pública.

Por su parte Manuel Álvarez Trongé recordó a los presentes que es necesaria la justicia educativa y que el origen de un niño no debe ser un impedimento para que reciba educación de calidad.

Una vez debatida la educación del siglo XXI, el siguiente panel abordó la necesidad de crear un nuevo paradigma educativo. Al respecto, Inés Aguerrondo, Coordinadora de Innovación del Departamento de Educación de la Facultad de Ciencias Sociales, UCA, señaló que es fundamental aprender con calidad. “Y el aprendizaje es comprender, poder aplicar los conocimientos. Centrar los conocimientos en el aprendizaje y no en la enseñanza.” Por su parte, Mariano Narodowski, profesor titular de la Escuela de Gobierno de la Universidad Torcuato Di Tella, destacó que hasta ahora ninguna tecnología ha superado a la escuela por más que tiene 300 años de existencia. “Esa `tecnología´ del siglo XVII funciona sobre la base de combustible adulto. Con autoridad de origen, desde el inicio. Pero los problemas comienzan cuando no se valida dicha autoridad por sí misma.”

Cerró el panel Helena Rovner, especialista senior en Educación del Banco Mundial, que recordó que las inequidades comienzan muy temprano y que el cambio en el sistema educativo se debe dar a partir de 3 conceptos: información para un buen sistema de evaluación estandarizado, reformas educativas basadas en el conocimiento y  coaliciones entre los distintos sectores de la sociedad.

Durante el Foro no sólo se generaron espacios de reflexión sino que se abordaron casos concretos para el cambio, a nivel local y  a nivel regional, como la Nueva Escuela Secundaria que presentó Gabriela Lerzo, Directora de Escuela Secundaria de la provincia de Rio Negro, los directores como agentes de cambio, a cargo de Cecilia Oubel, miembro de L@titud  y Nadiezhda Yáñez, Directora del Centro de Liderazgo Educativo (Chile), que presentó un programa de redes de tutoría.

En esa línea, también se plantó otro aspecto esencial para la mejora escolar, la información. Se consideró al respecto que no cualquier cambio es viable sino aquel que responde a los datos que brinda dicha información. Elena Duro, Secretaria de Evaluación Educativa del Ministerio de Educación de la Nación recalcó que el uso de información para la toma de decisiones es vital para un sistema fragmentado en un territorio muy desigual; es muy necesario que se tenga un diagnóstico claro de todos los actores que toman parte en el sistema educativo. Y señaló que los desafíos más importantes los tienen los directores de escuelas secundarias. Javier González, director ejecutivo de SUMMA, de Chile, también compartió sus experiencias.

Otro aspecto destacado del foro fue la participación de 5 alumnos de escuelas secundarias brindaron testimonios de sus experiencias con el cambio, moderados por Claudia Romero, directora del área de Educación de la escuela de Gobierno de la Universidad Torcuato Di Tella.

Después de experiencias y testimonios de especialistas, directores, académicos y alumnos, fue importante conocer las conclusiones que podían brindarse desde el sector público. Es así que cerró el evento Soledad Acuña, ministra de Educación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, quien subrayó el concepto que la principal ventaja competitiva de la Ciudad, en el que, a su criterio, hay mucho por ganar todavía. “El cambio es una constante y no sabemos, por ejemplo, con qué se enfrentarán los chicos que empezaron este año la educación obligatoria y terminarán en el año 2030. El desafío que tenemos en la Ciudad es que la escuela siga siendo un espacio para dar herramientas para poder afrontar ese desafío con éxito”.

El Foro de declarado de interés educativo por los ministerios de Educación de la Nación y de CABA y durante el transcurso de la tarde se realizó la entrega de “Premio Comunidad a la Educación” de Fundación La Nación.

Acerca de Proyecto Educar 2050

Proyecto Educar 2050, que en 2017 cumple 10 años, es una asociación civil dedicada a concientizar a la sociedad acerca de la importancia de la educación de calidad  e  incidir en políticas públicas, para que Argentina logre una transformación educativa que permita el desarrollo pleno de los niños y jóvenes.

 www.educar2050.org.ar

No hay comentarios

Dejar una respuesta