Compartir

Un grupo de mujeres de Baradero confecciona pelucas que se dan en préstamo gratuito para pacientes oncológicos. Un acto de compromiso que se replica en distintas provincias.

 

Texto Lorena Varela.

 

Daniela Mangini es una de las doce voluntarias de Pelucas Solidarias Baradero. Desde esa localidad de la provincia de Buenos Aires, las mujeres trabajan en red con otros grupos ubicados en Tucumán, Catamarca, Santiago del Estero, Corrientes y, próximamente, también en Ushuaia. Los destinatarios de las pelucas son personas de todas las edades que están pasando por el tratamiento de quimioterapia. Las cabelleras postizas se dan en préstamo, de forma totalmente gratuita, y se realizan con cabello ciento por ciento natural donado por personas solidarias de diferentes partes del país.

Al crear uno los cuentos de hadas más populares de la historia, los hermanos Grimm imaginaron a Rapunzel, una princesa de cabello larguísimo con el poder de mantener eternamente joven a quien lo tocara. Si ella existiera, esa magia podría transformarse en solidaridad y seguramente donaría cabello para confeccionar pelucas para las personas que las necesitan. Para colaborar se necesita pelo natural de 30 centímetros o más, se debe tener el cabello limpio y seco, atar de ambos extremos el mechón a cortar y luego colocarlo en un folio para poder enviarlo por correo postal a la dirección del banco más cercano.

“Dona cabello es una página de Facebook que surgió en 2013 con la finalidad de compartir la información de los grupos de trabajo del país y que la gente sepa cómo cortar y enviar su pelo para donarlo. En ese momento, ésta no era una actividad conocida porque los grupos existentes apenas tenían tiempo de confeccionar pelucas, no disponían de voluntarios que difundan la causa”, explica Daniela Mangini, voluntaria de Pelucas Solidarias Baradero.

El año pasado, este grupo recibió el premio Mujeres Solidarias que entrega anualmente la Fundación Avon. “Somos doce mujeres que todos los sábados nos encontramos para pegar y coser el pelo y armar las pelucas de forma artesanal”, cuenta Mangini.

A las cabelleras postizas que confeccionan las dan en préstamo sin ningún costo durante lo que dure el tratamiento de quimioterapia de cada persona. “Nuestro objetivo es que esto se replique, ya que la demanda es alta. Por eso, a principios de año viajamos a Catamarca para enseñar a un grupo de trabajo de la institución ‘Soles Catamarca’; también virtualmente capacitamos y guiamos al grupo de ‘Un pelito de esperanza’, de Santiago del Estero, y a ‘Dona cabello’, Corrientes, y vamos a viajar a Ushuaia para replicar lo mismo con el grupo ‘Dar+’”, dice entusiasmada la voluntaria.

Las mujeres reciben diferentes mensajes de agradecimiento, tanto de las personas que deciden colaborar con cabello como de quienes reciben las pelucas. “Esta actividad nos llena el alma, nos permite generar una actitud positiva en aquellos que no la están pasando bien, y hacerles notar que alguien desinteresadamente se preocupó por su felicidad”, concluye Mangini.

 

 

Cómo conectarse: Dona Cabello  //  Pelucas Solidarias Baradero // 676117559198973/

Para enviar donaciones de cabellos: Caviglia 1275 (CP 2942) Baradero, Buenos Aires.

No hay comentarios

Dejar una respuesta