Compartir

Las empresas organizan certámenes como parte de sus estrategias de responsabilidad social y así cumplen el doble propósito de asignar recursos económicos e incentivar la generación de proyectos de la sociedad civil. Aquí, 10 de las principales convocatorias realizadas durante 2017.

 

Textos María Sol Abichain.

 

El dinamismo de las áreas de RSE puertas adentro de las empresas revela una creciente necesidad de participación del sector privado en las cuestiones de interés público. Así, a la multiplicidad de acciones que impulsan las compañías con declarada política de responsabilidad social se suman los lineamientos que les plantea la agenda internacional, más precisamente los Objetivos del Desarrollo Sustentable 2030 propuestos por ONU, exhortando a la cooperación entre los sectores público, privado y el tercer sector.

Sin embargo, no por establecidas las áreas de RSE han dejado de innovar y de buscar distintas respuestas a las necesidades de las comunidades en las que operan. No solamente por el sentido de pertenencia que fueron desarrollando, sino porque también las sociedades mismas ya esperan los aportes de las compañías, a las que observan como aliadas en el camino hacia la mejora y construcción de un escenario social más inclusivo. Es en este contexto que se inscriben los concursos patrocinados por diversas compañías, para dar impulso a los proyectos de personas y organizaciones comprometidos con sus comunidades, que suelen ser también quienes más de cerca conocen las necesidades reales de sus contextos.

 

10 convocatorias, miles de ganadores

Durante el 2017, diversas empresas, ya sea por cuenta propia o en alianza con otras instituciones, lanzaron concursos que tuvieron como objetivo acompañar –y de alguna manera incentivar– la generación de proyectos con impacto social, impulsados por individuos o por ONG. Éstas fueron las 10 propuestas más destacadas del año relevadas por Tercer Sector:

Cilsa y Microsoft lanzaron el Concurso Appccesible, para motivar la realización de aplicaciones web, de escritorio o para celulares con cualquier tipo de tecnología que logre facilitar la inclusión de personas con discapacidad a la “nueva sociedad de la información y el conocimiento”. Así, Fassycom, desarrollada por Natalia Repizo, Claudio Ficara y Sebastián Ficara, ganó la categoría Profesionales por ser una aplicación de comunicación aumentativa y alternativa que facilita el intercambio entre personas con dificultad en el lenguaje. Los ganadores recibieron una consola de juegos Xbox cada uno y un voucher para recibir una capacitación certificada en tecnología de Microsoft.

Concurso Logo!, llevado adelante por la Fundación Siemens junto a Siemens S.A., propuso a estudiantes de nivel secundario técnico presentar soluciones sustentables en automatización, que busquen dar respuesta a problemáticas reales. En su 11a edición se galardonó a tres proyectos por cada una de las cuatro regiones del país y cada ganador recibió equipamiento para sus escuelas y  accedió a la final nacional en Buenos Aires para defender su proyecto ante un selecto jurado. La Escuela Técnica N°2 Ing. César Cipolletti, de la ciudad de Bahía Blanca, fue la finalista por la implementación de un sistema automatizado para desinfectar, mantener y controlar la calidad del agua de los natatorios.

#DesafíoGoogleOrg busca apoyar a organizaciones sin fines de lucro y fomentar iniciativas de innovación con impacto social en América latina. En su edición 2017 Google premió a 15 proyectos de innovación social de Argentina, Chile, Colombia, México y Perú con 350.000 dólares para cada uno y a través del voto del público seleccionó a 5 de esos 15 proyectos para que participaran en una gran final regional. La ONG Argentina EcoInclusión fue elegida como la ganadora del certamen regional y recibirá un total de 600.000 dólares para llevar a cabo su propuesta, que contempla la fabricación de ladrillos ecológicos de bajo costo a través del reciclaje de botellas de plástico PET.

Banco Galicia, junto con la Fundación Williams, lanzó la octava edición del Fondo para la Conservación Ambiental, con el objetivo de financiar y divulgar proyectos de investigación aplicada que tengan como objetivo principal la conservación del ambiente, que contribuyan al conocimiento científico y que aporten a la sustentabilidad global. En esta edición la temática elegida fue Biodiversidad y Conservación de Mamíferos, uno de los grupos de especies silvestres más amenazados a nivel mundial, y contó con 105 trabajos postulados de diferentes regiones del país. Se seleccionaron cinco proyectos, que recibirán 150.000 pesos cada uno.

Con el fin de desarrollar y fortalecer el espíritu emprendedor en los jóvenes, BBVA Francés lanzó la segunda edición de Mi Primera Empresa, una convocatoria a la presentación de planes de negocios destinado a jóvenes de 16 a 20 años de todo el país.  El primer premio se lo llevó Qué Rico, de Selene Aurora Saravia de 18 años, quien recibirá los 50.000 pesos por su idea de negocio que se basa en una empresa dedicada a la elaboración industrial de vinagres y dulces de frutas; donde la pulpa sobrante del proceso de fermentación para la obtención de vinagre es procesada para la posterior fabricación de mermeladas.

Nosotros Queremos es el nombre del concurso impulsado por tercer año consecutivo por Banco Patagonia y la Fundación Inclusión Social y tiene como objetivo motivar a los jóvenes para que aprendan a gestionar un proyecto, promoviendo acciones de desarrollo, sustentabilidad y solidaridad con la comunidad. La iniciativa fue dirigida a estudiantes de las provincias de Córdoba, Neuquén, Río Negro, Mendoza, Caba y el Partido de Pilar y ofrece como premio un viaje educativo para convertir el reconocimiento en una instancia más de aprendizaje e intercambio. En la Edición 2017 ganaron estudiantes del Centro de Educación Técnico Nº3  de General Roca, Río Negro, por su Proyecto Semilla, un kiosco saludable que busca cambiar los hábitos alimenticios de los estudiantes de su escuela ofreciendo meriendas de bajas calorías y muchos nutrientes.

El Premio Arcor a la Innovación, entregado por el Grupo Arcor junto a la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica, está dirigido a pymes, universidades e investigadores nacionales y busca fomentar la cultura de la innovación y el desarrollo tecnológico. En la edición 2017 se incorporó como tema de interés la aplicación de nuevos conocimientos nutricionales y el proyecto ganador Desarrollo de papeles bioactivos para el envasado de alimentos, realizado por Raquel Evangelina Martini, del Instituto de Investigación y Desarrollo en Ingeniería de Procesos y Química Aplicada de la Universidad Nacional de Córdoba, recibió 150.000 pesos.

El Premio Fundación Andreani nació en el año 2007 para apoyar, difundir y promover las artes visuales. La ganadora del primer puesto de la 6a edición fue Mónica Heller, autora de un video animación 3D monocanal titulado Del orden cósmico al orden cosmético, quién recibió 160.000 pesos y su obra recorrerá todo el país.

El Premio Nacional L’Oréal-Unesco Por las Mujeres en la Ciencia reconoce la excelencia científica y promueve y estimula la participación de las mujeres en ese ámbito. En su 11a. edición premió a la doctora Paula Casati, Investigadora Principal del Conicet en el Centro de Estudios Fotosintéticos y Bioquímicos, con un apoyo económico de 300 mil pesos para que continúe con el desarrollo de su proyecto dentro del país. Y otorgó una beca de 180 mil pesos a María Alejandra Molina, Investigadora Adjunta del Conicet del Departamento de Química de la Facultad de Ciencias Exactas, Fisicoquímicas y Naturales de la Universidad Nacional de Río Cuarto.

Con el impulso de alentar el compromiso y el talento creativo de los jóvenes, Samsung lanzó Soluciones para el Futuro 2017. El certamen regional convoca a que estudiantes de Argentina, Paraguay y Uruguay creen soluciones a problemáticas de su comunidad utilizando la ciencia, la matemática y la tecnología. El proyecto ganador fue Nanotecnología para combatir la Escherichia coli, ideado por dos jóvenes de la Escuela Provincial de Educación Técnica N°4 OEA, de la provincia de Misiones. Los ganadores recibieron como premio 15.000 dólares en productos Samsung para la escuela.

 

La voz de la RSE

A la hora de analizar cuáles son las razones que motivan a las empresas a organizar certámenes e incentivar la producción de proyectos por parte de personas, alumnos, científicos, ONG, referentes del sector privado coinciden en que esta modalidad contribuye a la replicabilidad de experiencias de impacto y a la producción de más conocimiento. “Creemos que es fundamental que las buenas ideas se contagien y lleguen a la mayor cantidad de personas posibles”, resume Heather Feehan, Assistant Manager de Ciudadanía Corporativa de Samsung Argentina. En la misma línea, Celina Lesta, Jefa de Responsabilidad Social Empresaria de Banco Patagonia, reflexiona que “para alcanzar un desarrollo social sostenido e inclusivo es necesario el involucramiento activo de toda ciudadanía”. Por esta razón, las empresas proponen certámenes tan variados como atractivos pero todos mantienen el mismo espíritu: amplificar y potenciar las buenas ideas que surgen del seno de la sociedad en pos de entornos más equitativos, sanos y sustentables.

“Somos conscientes de que debemos dejar valor agregado en las comunidades en las cuales estamos presentes”, afirma Pablo Aldrovandi, Coordinador de Programas de Fundación Siemens, al hablar sobre el concurso que lanzaron durante el 2017.

Es así que el sector privado comprende que “es importante que creemos espacios en los que se desarrollen actividades de bienestar social, ya sean artísticas o educativas”, agrega Karina Castiglioni, Coordinadora General de Fundación Andreani.  Por su parte, Constanza Gorleri, Gerente de Sustentabilidad Banco Galicia, resume que desde el área a su cargo, “estamos convencidos de que es necesaria la intervención del sector privado en temas de sustentabilidad”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here