Home Quienes Somos Contacto Issue Facebook Twitter Youtube
Tercer Sector Home
 
 
 
 
Secciones Noticias Responsabilidad Social Agenda Ediciones Anteriores Biblioteca Suscripcion
         
 
ULTIMAS NOTICIAS CARGADAS
El futuro ya llegó

NOTA DE TAPA
El futuro ya llegó

El planeta lo pide a gritos: se impone la transformación de la actual matriz energética en otra que sea más sustentable. En Argentina hubo avances, pero aún queda mucho por hacer. Las organizaciones ambientalistas exigen del Estado que se comprometa en el impulso a las iniciativas que promueven el uso de energías alternativas. Múltiples experiencias demuestran que el cambio es posible.

Textos: LUCIANA ROSENDE

Los efectos del cambio climático son cada vez más visibles. Las grandes inundaciones y tormentas que genera se convierten en placas rojas de noticieros y portadas de diarios. Tan concretas como sus efectos, son sus causas: está probado que el paradigma energético actual tiene efectos nocivos sobre el medio ambiente y el clima del planeta. Por eso, el incremento del uso de las energías renovables es urgente y necesario. En Argentina, son muchas las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) que trabajan en es- 8 te sentido y, a la vez, exigen al Estado llegar a esa meta. ¿Es posible alcanzarla?

“Hoy no tenemos un plan energético que incluya acabadamente lo renovable. Hay una mirada más convencional sobre el sector energético. Es muy positivo recuperar YPF, por ejemplo, pero las expectativas de mediano plazo inhiben otras que tienen que ver con las energías renovables. Hay que pensar a las energías renovables como un complemento para el abastecimiento energético. Pero siguen siendo consideradas como una opción marginal”, analiza Gustavo Gil, responsable del área de Energías Renovables del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (Inti).

En abril pasado, un importante grupo de OSC firmó un comunicado para plantear al Gobierno Nacional la necesidad de profundizar la transición hacia la generación de energía a partir de fuentes renovables y detener la deforestación, aspectos imprescindibles para mitigar los efectos del cambio climático. “Los motivos son que, a partir de estudios que se vienen haciendo hace tiempo, entendemos que las energías renovables merecen tener una mayor participación en la matriz energética. Por motivos económicos, ambientales y estratégicos en términos de seguridad energética, eso sería beneficioso”, explica Carlos Tanides, responsable de Energía y Ambiente de la Fundación Vida Silvestre.

Junto a esa organización firmaron el documento Greenpeace, la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (Farn), Los Verdes, la Fundación Avina, Climate Action Network Latin América (CAN LA) y el Foro del Buen Ayre (Foroba). Allí, refrendan un reciente informe presentado en Berlín por el Panel Intergubernamental de Cambio Climático, donde se planteó que aún es posible evitar impactos catastróficos si se cambia el paradigma energético y se eliminan las emisiones que generan calentamiento global. Claro que, para lograrlo, urge poner manos a la obra.

Con fines sociales

A pequeña escala, muchos ejemplos revelan que las energías renovables pueden constituir una herramienta provechosa tanto a nivel económico como social. Más baratas que las convencionales, proveen el recurso a aquellas zonas marginadas de los tendidos de electricidad o gas. Y tienen la particularidad de que, a nivel hogareño, también se puede generar un porcentaje de la energía requerida.

Los integrantes de la organización Colectando Sol trabajan en ese sentido. Desde hace casi dos años se ocupan de fomentar la aplicación de tecnologías solares con fines sociales. “Buscamos trabajar sobre metodologías y aplicaciones fabricables como el colector solar social. La idea es que se pueda fabricar con elementos al alcance de la mano, de bajo costo o reutilizables, como papel de aluminio, telgopor y plásticos”, enumera Leandro Magri, ingeniero químico y maestrando en Energías Renovables en la Universidad Tecnológica Nacional (UTN). Magri y su equipo organizan talleres de fabricación y, todo lo producido en ese ámbito, lo donan a la ONG Ingeniería sin Fronteras, que trabaja en un proyecto de calentamiento de agua por energía solar y biomasa en una escuela agraria de Colonia Dora, en Santiago del Estero.

La Fundación Energizar también trabaja en el uso de energías renovables con fines sociales. Por un lado, lo hace organizando cursos y, por el otro, buscando generar proyectos de responsabilidad social empresaria que permitan financiar la implementación de tecnologías limpias en zonas vulnerables. “Trabajamos en Entre Ríos, hay otro proyecto en Córdoba y ahora tenemos pendientes otros en Salta y Mendoza. Son escuelas rurales a las que les damos equipamiento solar para que tengan luz”, cuenta Diego Musolino, cofundador de la OSC.

En Santa Fe, la Fundación Proteger lleva una década impulsando el programa de Tecnología Socialmente Apropiada. Surgió para promover el desarrollo del biogás mediante capacitaciones y construcción de biodigestores a escala mediana. Y luego fue por más: “Se logró convertir biogás en electricidad. La experiencia fue por demás interesante, ya que el biogás se obtuvo de residuos sólidos urbanos que constituían un problema sanitario donde se tomó la iniciativa”, relata Jorge Cappato, director general. A partir de esta iniciativa, la Municipalidad de Cerrito, en Entre Ríos, firmó un convenio con Proteger y hoy construye un biodigestor de 250 metros cúbicos que calefaccionará el natatorio municipal a partir de los residuos orgánicos domiciliarios de toda la ciudad.

El año pasado, Proteger firmó un acuerdo con el programa nacional Probiomasa, que cuenta con apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), lo que hoy permite ofrecer becas a la mayor parte de los participantes de las capacitaciones.

Actores cruciales

Más allá de la importancia de los proyectos de pequeña y mediana proporciones, para la implementación del uso a gran escala de energías renovables, es vital el rol del Estado. En el 2013, sólo un 1,4 por ciento de la electricidad utilizada en Argentina provino de fuentes renovables. Sin embargo, existe una ley (la 26.190, sancionada en el 2006 por el Congreso Nacional) según la cual, ese aporte debe llegar al 8 por ciento en el 2016, con apenas dos años por delante. Por eso, frente a esta mora, legisladores del oficialismo y la oposición debaten ahora una reforma a la ley con el fin de establecer las condiciones que permitan dar cumplimiento a esa meta y luego trazar un horizonte del 20 por ciento para el 2025.

“La forma de mantener un mercado creciente que vaya generando más industria local es poner metas realizables. Hoy, la principal barrera es la financiera. La idea de la modificación (de la ley) es poner metas más allá y generar penalidades por incumplimiento”, plantea Marcelo Álvarez, presidente de la Cámara Argentina de Energías Renovables (Cader).

Álvarez explica que el mercado de las renovables creció en el país a partir de los Programas Genren I y II (en el 2009 y el 2010 respectivamente), impulsados desde el Gobierno Nacional. Esas iniciativas comprenden los llamados a licitación para la generación de energía eléctrica a partir de fuentes renovables. Sin embargo, desde su lanzamiento no ha habido grandes avances. “Los fabricantes locales están muy complicados para hacer frente a los planes de inversión. Por ejemplo, Metalmecánica fabrica torres para molinos de viento. Un día tiene 50 torres de demanda y otro año no tiene nada, con lo cual es imposible que en un mercado así haya grandes inversiones”, argumenta el presidente de Cader.

“Hoy no hay nadie, de ningún partido político, que haya plasmado un interés real en abrir el juego en el sentido energético. Hay algunas expresiones aisladas, pero no hay una política partidaria que busque construir una política de Estado”, advierte Mauro Fernández, de Greenpeace, coordinador

de la Campaña Energía.

Desde esta ONG, cuestionan los alcances de la Ley 26.190. En este sentido, señalan como una “falla” que la norma no contemple la “generación distribuida”, es decir que cualquier ciudadano “pueda poner un panel en su techo y abastecerse de energía”. “Greenpeace en sus oficinas de Chacarita lo hizo. Pero eso está fuera del marco regulatorio existente. Sería la democratización de la energía, darle a la gente la posibilidad de generar sus propios recursos. Ahí es donde más estamos poniendo el ojo. Para llevarlo a gran escala, lo primero que se necesita son subsidios y hay que moverlos de los combustibles fósiles a las renovables”, plantean.

Por su parte, el responsable del área de Energías Renovables del Inti, Gustavo Gil, rescata las iniciativas estatales de los últimos años, pero plantea la necesidad de acelerar el ritmo del cambio de matriz energética. “Desde el 2010 hubo una inyección de dinero en forma de subsidios a través del Ministerio de Ciencia y Tecnología para consorcios público-privados. En eólica se invirtieron casi 100 millones de pesos. La parte pública adquirió capacidades que no estaban disponibles hace unos años. Si miramos en perspectiva, entre el 2008 y el 2014, aunque con penetración lenta, se han hecho cosas apuntalando el camino”, destaca. 

Desde el Inti, se trabaja con el foco puesto en la generación distribuida, impulsando el fomento del uso de energías renovables desde el lado de la demanda. En esa línea, el Senado debate –a nivel de comisiones y con una propuesta impulsada por la UCR (que retoma una promovida desde el Inti)– un proyecto de ley que obligaría a instalar fuentes de energía solar en todas las viviendas sociales.

Para leer la nota completa que salió en el la edición impresa podés suscribirte a la revista aquí.


Mail de Cámara Argentina de Energías Renovables
Web de Colectando Sol
 
 

Notas Relacionadas

La consigna es cuidar la energía>>
Fondo para la Conservación Ambiental>>
 
 
  06/2017 // Fundación Solar de Integración
Jornada de Actualización en Inclusión Educativa de Niñas, Niños y Adolescentes con Discapacidad
 
  06/2017 // Cruz Roja Argentina
Cruz Roja Argentina acompaña a las familias en Comodoro Rivadavia
 
  06/2017
Nueva Ley de VIH/SIDA obtuvo dictamen favorable en Diputados
 
  06/2017 // QuieroAyudar.org
Este invierto, todos juntos, #AbriguemosArgentina
 
  06/2017
12 de junio: Día Mundial Contra el Trabajo Infantil
 
  06/2017 // Fundación para la Democracia Internacional
Cinco Premios Nobel de la Paz le hablaron al mundo desde la Argentina
 
 
LAN 2017
 
         
 
  Site-map
HOME  |   QUIENES SOMOS  |  CONTACTO  |  SUSCRIPCION
|  SECCION NOTAS Y ARTICULOS   |  NOTICIAS  |  RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIA (RSE)
|  AGENDA DEL MES   |   EDICIONES ANTERIORES  |  BIBLIOTECA / LIBROS DEL MES   | SUSCRIPCION A REVISTA IMPRESA
|  SUSCRIPCION A BOLETIN DIGITAL
Issue Facebook Twitter Youtube