Home Quienes Somos Contacto Issue Facebook Twitter Youtube
Tercer Sector Home
 
 
 
 
Secciones Noticias Responsabilidad Social Agenda Ediciones Anteriores Biblioteca Suscripcion
         
 
ULTIMAS NOTICIAS CARGADAS
Preservar las aguas

INFORME ESPECIAL Humedales en riesgo
Preservar las aguas

Organizaciones ambientalistas alertan sobre la necesidad de proteger esos ecosistemas, vitales para prevenir inundaciones y sequías. La falta de regulación de las industrias atenta contra su existencia. Y amenaza las economías de las comunidades donde se encuentran.

Textos: ALEJANDRO CÁNEPA

Pantanos, deltas, ciénagas. Pero también llanuras que ocasionalmente quedan bajo las aguas. Y además estuarios, zonas costeras, bañados, charcas, lagunas. Todos estos espacios son considerados como humedales, un término que de a poco, cada vez se instala más en el debate público, ante las consecuencias que generan las actividades humanas que los están transformando. Distintas organizaciones de la sociedad civil (OSC) se focalizan en lograr la preservación de estos sitios, o que al menos en ellos se lleven a cabo intervenciones reguladas y respetuosas del medio ambiente. La ola de construcciones inmobiliarias en esas áreas, la contaminación industrial y la llegada de la ganadería, desplazada por el boom del cultivo de soja, amenazan a estos ecosistemas, con el consecuente riesgo que eso conlleva para los seres humanos.

Los humedales regulan las inundaciones, al ser espacios por donde las aguas pueden escurrirse sin obstáculos. Además, contienen distintas riquezas para las comunidades donde se ubican: desde peces, hasta de miel, pasando por mimbres y agua dulce. Por último, poseen un alto valor ambiental en lo que respecta a la preservación de la flora y la fauna, y también arqueológico.

El Río Paraná y sus regiones vecinas son ricos en humedales, ya sea en Chaco, el Tigre o Santa Fe. Marta Andelman, licenciada en Ciencias Biológicas e integrante de la Fundación Wetlands International, dice: “La cuenca del Paraná es de la más importantes de Argentina, ya que es un macrosistema de humedales, caracterizado por inundaciones. Y, por ejemplo, en la zona del Delta, se concentran los conglomerados urbanos e industriales más importantes del país”.

En Santa Fe está afincada la Fundación Proteger. Sus responsables destacan el aspecto económico que tienen los humedales para los pobladores de la zona: “Estamos centrados en comunidades ribereñas, trabajando con pescadores artesanales, los usuarios originales de uno de los recursos biológicos más importantes de los humedales fluviales, que son los peces”. La entidad apoya la formación de cooperativas de pescadores, porque eso contribuye a “motorizar la economía regional”, cuenta Jorge Cappato, director 36 de la entidad. Y señala como principal riesgo a “las represas, porque destruyen los humedales, que son los criaderos naturales de peces, y alteran los pulsos de inundación, agravando las situaciones de sequías y desbordes”. 

La preocupación por estos ecosistemas abarca a varias OSC. Proteger, junto al Taller Ecologista de Rosario, la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (Farn) y Wetlands International (ambas de Buenos Aires) y la Fundación Mbiguá de Paraná, alertaron sobre los endicamientos en el Delta, lo que “implica la pérdida y degradación de los humedales, impactando directamente en los medios de vida de la población local, y resultando en la pérdida de valiosos bienes y servicios ecosistémicos”, según el documento que le enviaron al Comité Interjurisdiccional de Alto Nivel para el Desarrollo Sostenible del Delta del Paraná.

Wetlands International es una institución internacional específicamente dedicada a la concientización sobre la importancia de los humedales. Desde su sede en Buenos Aires, que funciona mediante un convenio con la Fundación Humedales, Andelman, comenta: “Buscamos, a través de investigaciones, de conocimientos de base e información científica y técnica, poder incidir en políticas públicas, y también ser un puente entre investigaciones y las personas que requieren ese tipo de información, como otras OSC, legisladores y funcionarios”. La organización realizó numerosos trabajos en los que advierte por el exceso de urbanizaciones, lo que implica desecar o alterar humedales. “A través de endicamientos y terraplenes, se pretende convertirlos en ecosistemas terrestres. Ambas cosas alteran el flujo de los ríos”, dice Andelman, y cuestiona la tendencia a “pampeanizar todo”. El dato no es algo solamente técnico. Si el agua no puede escurrirse por sus espacios naturales, busca otros caminos para escaparse. Y así se inundan zonas que no solían hacerlo.

Impacto negativo

El año pasado, en Luján, la inundación llevó el agua hasta las escalinatas de la Basílica. Hacía años que la ciudad no sufría un problema de ese tipo, y desde el sector civil aseguran que, en parte, la destrucción de humedales fue una de las causas de la crecida. Por la propia dinámica del río se conjetura que una serie de urbanizaciones desarrolladas sobre el Río Luján pudieron contribuir al desborde.

De acuerdo a un informe realizado para Wetlands por las investigadoras Patricia Kandus y e Irene Fabricante, “muchos de los desarrollos en la zona han producido una reducción de los humedales. Esto incrementó los valores históricos de inundación en áreas vecinas”. El Río Luján nace en la localidad bonaerense de Suipacha y desemboca en el Río de la Plata, y en la zona de Pilar, un complejo de barrios privados redujo el espacio de escurrimiento de las aguas en períodos de crecida.

“Para hacer esos barrios rellenaron el valle de inundación del Luján y lo redujeron a la mitad. Era previsible que fueran a suceder más inundaciones, porque el agua, cuando el río crece, ahora tiene la mitad de espacio para salir”, afirma Adriana Anzolin, de la OSC Conciencia Ciudadana. Esta entidad, junto a otras, forma parte de la Comisión Asesora del Comité de Cuenca del Río Luján, un organismo público integrado por las autoridades de los distintos municipios que atraviesa ese curso de agua. “A través de la Comisión, las entidades proponemos cosas para hacer. Por ejemplo, relevamos 45 puntos, a lo largo de la cuenca, que representan impactos negativos”, agrega Anzolin. 

Para leer la nota completa que salió en el la edición impresa podés suscribirte a la revista aquí.

Cómo conectarse

Conciencia Ciudadana www.concienciaciudana.org.ar - adanzolin@gmail.com

Wetland International/ Fundación Humedales 011-4312 0932 info@humedales.org.ar

Fundación Proteger 0342 154 48 42 93 www.proteger.org.ar

Vecinos del Humedal: Vecinosdelhumedal.blogspot.com.




 
 

Notas Relacionadas

Entrevista a Carlos ‘Boy’ Olmi>>
Ciencia y tecnología para todos>>
Agua, recurso en riesgo>>
 
 
  06/2017 // Fundación Solar de Integración
Jornada de Actualización en Inclusión Educativa de Niñas, Niños y Adolescentes con Discapacidad
 
  06/2017 // Cruz Roja Argentina
Cruz Roja Argentina acompaña a las familias en Comodoro Rivadavia
 
  06/2017
Nueva Ley de VIH/SIDA obtuvo dictamen favorable en Diputados
 
  06/2017 // QuieroAyudar.org
Este invierto, todos juntos, #AbriguemosArgentina
 
  06/2017
12 de junio: Día Mundial Contra el Trabajo Infantil
 
  06/2017 // Fundación para la Democracia Internacional
Cinco Premios Nobel de la Paz le hablaron al mundo desde la Argentina
 
 
LAN 2017
 
         
 
  Site-map
HOME  |   QUIENES SOMOS  |  CONTACTO  |  SUSCRIPCION
|  SECCION NOTAS Y ARTICULOS   |  NOTICIAS  |  RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIA (RSE)
|  AGENDA DEL MES   |   EDICIONES ANTERIORES  |  BIBLIOTECA / LIBROS DEL MES   | SUSCRIPCION A REVISTA IMPRESA
|  SUSCRIPCION A BOLETIN DIGITAL
Issue Facebook Twitter Youtube