Home Quienes Somos Contacto Issue Facebook Twitter Youtube
Tercer Sector Home
 
 
 
 
Secciones Noticias Responsabilidad Social Agenda Ediciones Anteriores Biblioteca Suscripcion
         
 
ULTIMAS NOTICIAS CARGADAS


REPORTAJE Elena Roger, cantante, actriz y bailarina
"Desde el arte podemos decir mucho"

La multifacética artista, reconocida internacionalmente por su interpretación de Eva Perón en el musical Evita, habla de su militancia cotidiana en pos de la sustentabilidad y de su participación en distintas campañas.

Textos: MARTINA NOAILLES

Frágil y fuerte. Armónica. Así se mueve sobre el escenario la actriz, cantante y bailarina Elena Roger. A poco de parir, su panza enorme danza enfundada en un vestido blanco tejido con medias de nylon en desuso. Es que mientras interpreta a capella Mariposas, de Silvio Rodríguez, contagia su búsqueda por valorar la naturaleza, protegerla. “Porque nos queda poco”, dice. Y lo repite en sus canciones, lo muestra en la escenografía, lo transmite con sus ojos.

Conocida internacionalmente por interpretar el papel de Eva Perón en la ópera musical Evita, en pleno Londres, la bella Elena no sólo es noticia cuando se levanta el telón. En los últimos años, le puso el cuerpo a campañas solidarias, entre ellas al festival El teatro hace el bien, a beneficio de los damnificados por las inundaciones en La Plata, o el concierto que protagonizó para colaborar con el programa del Hospital Británico que brinda asistencia médica y humanitaria a pobladores originarios de comunidades wichíes, tobas y chorotes de Salta.

Pero, sin dudas, la preocupación central de Elena Roger es la degradación del medio ambiente. Por eso, con su nombre como difusor, decidió comprometerse con el cuidado del planeta. Así dijo “Basta ya a la megaminería”, de la mano de Conciencia Solidaria, y acaba de ser distinguida con el Premio a la Iniciativa Solidaria de Cilsa por De los pies al Corazón, una campaña ideada por la diseñadora Alejandra Gougy, que reutiliza descartes de medias de nylon para construir un nuevo producto textil que abrigue a quienes lo necesiten. La movida, al mismo tiempo, busca dar la posibilidad de generar trabajo y capacitar en un oficio.

Sin embargo, además de su imagen, Elena sostiene compromiso y coherencia en sus acciones cotidianas. “A veces esperamos que los gobiernos se organicen y hagan algo por el reciclado, que generen espacios donde se reutilicen las cosas que tiramos, pero no hay que esperar a que lo hagan desde arriba, se puede empezar desde abajo”, asegura mientras reflexiona cómo darle al hijo que está a punto de llegar “sólo lo que necesita, no más”.

–¿Solidario se es o se hace?

–Cuando una es una persona más conocida, la gente, las organizaciones recurren a vos porque es la manera que tienen para hacer más visible y, de esa forma, más efectivo su trabajo. Pero no hice nada aún desde mi propia iniciativa; sólo ayudo a otros que verdaderamente hacen.

–Pero también podrías no hacerlo...

–Soy solidaria desde el lugar de sensibilidad que muchos artistas pueden tener. Soy una persona sensible y me conmueven determinadas cosas. Vengo de una familia que no tenía que ver con el arte pero siempre fuimos solidarios al ayudar al vecino o con nuestra familia, al no abandonar a la gente que tiene problemas.

–¿Qué te conmueve?

–Me conmueve la injusticia, ver a un ser que está en problemas, en la calle, que no tiene comida.

–Tus acciones solidarias tienen más que ver con la sustentabilidad y el medio ambiente, ¿por qué?

–Es que la sustentabilidad tiene que ver con no gastar al divino botón, porque todo lo que podemos obtener con dinero, pero que no necesitamos, de alguna manera genera que otros dejen de tener. Es un círculo complejo. Algunos tienen mucho porque muchos otros tienen poco. Los lujos que no hacen a la vida del ser humano –todos podemos vivir sin un auto o sin un televisor– hacen que se produzca más basura, que no se biodegrada, y que tengamos menos espacios verdes y más agua contaminada. Hoy ya no podemos comer bien porque todo tiene hormonas y agroquímicos, y todo eso tiene que ver con lo que uno consume: el consumismo no es bueno. La idea es que todos puedan usar los recursos y darle tiempo a que se renueven, darle tiempo al planeta. No malgastar porque queda poco.

–De hecho, uno de los proyectos 28 que apoyás, y que fue premiado, es el del reciclado de medias de nylon. ¿Qué vinculación tiene con esta idea? 

–Está bueno que desde el diseño o desde cualquiera que sea la profesión, la gente piense en el planeta. Lo de las medias es sólo un ejemplo de lo que se puede reutilizar. Las mujeres usamos medias y las tiramos por un agujero, pero no pensamos que esa media tardará 200 años en desaparecer. Ese nylon se puede usar para miles de cosas: arte, diseño, caridad… A veces esperamos que los gobiernos se organicen y hagan algo por el reciclado, que generen espacios donde se reutilicen las cosas que tiramos. Pero no hay que esperar a que lo hagan desde arriba; se puede empezar desde abajo.

Para leer la nota completa que salió en el la edición impresa podés suscribirte a la revista aquí.




 
 

Notas Relacionadas

Etiquetados y medicados>>
Deudas por saldar>>
 
 
  06/2017 // Fundación Solar de Integración
Jornada de Actualización en Inclusión Educativa de Niñas, Niños y Adolescentes con Discapacidad
 
  06/2017 // Cruz Roja Argentina
Cruz Roja Argentina acompaña a las familias en Comodoro Rivadavia
 
  06/2017
Nueva Ley de VIH/SIDA obtuvo dictamen favorable en Diputados
 
  06/2017 // QuieroAyudar.org
Este invierto, todos juntos, #AbriguemosArgentina
 
  06/2017
12 de junio: Día Mundial Contra el Trabajo Infantil
 
  06/2017 // Fundación para la Democracia Internacional
Cinco Premios Nobel de la Paz le hablaron al mundo desde la Argentina
 
 
LAN 2017
 
         
 
  Site-map
HOME  |   QUIENES SOMOS  |  CONTACTO  |  SUSCRIPCION
|  SECCION NOTAS Y ARTICULOS   |  NOTICIAS  |  RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIA (RSE)
|  AGENDA DEL MES   |   EDICIONES ANTERIORES  |  BIBLIOTECA / LIBROS DEL MES   | SUSCRIPCION A REVISTA IMPRESA
|  SUSCRIPCION A BOLETIN DIGITAL
Issue Facebook Twitter Youtube