Home Quienes Somos Contacto Issue Facebook Twitter Youtube
Tercer Sector Home
 
 
 
 
Secciones Noticias Responsabilidad Social Agenda Ediciones Anteriores Biblioteca Suscripcion
         
 
ULTIMAS NOTICIAS CARGADAS
Al rescate de los pueblos

CULTURA Proyecto Pulpería
Al rescate de los pueblos

Para evitar que pequeños caseríos bonaerenses de menos de 1.500 habitantes caigan en el olvido, impulsan la creación de bibliotecas comunitarias e iniciativas de turismo social.

Textos: LUCIANA ROSENDE

Quién no reparó alguna vez en esos caseríos que se ven a lo lejos desde la ruta. Quién no pensó cómo se vivirá allí, cuánta gente los habitará, cuál será su historia. Quién no sintió cierta tristeza ante esas postales, que parecen sacadas de otro tiempo y condenadas al olvido. Esos sitios diminutos y dispersos por toda la provincia de Buenos Aires están en el foco de Proyecto Pulpería, una asociación civil abocada al rescate, defensa y revalorización de pueblos de menos de 1.500 habitantes, estaciones de trenes y almacenes de ramos generales.

Todo comenzó con viajes por el interior de la provincia. Dejando atrás las rutas y adentrándose por caminos vecinales, Leandro Vesco –en familia, con amigos o solo– fue recorriendo pueblitos perdidos en el mapa, allí donde ya no llega el ferrocarril y ni siquiera los colectivos pasan. “Nos dimos cuenta de que, a partir de los 100 kilómetros desde la Ciudad de Buenos Aires, había un tejido que estaba roto. Un tejido patrimonial, cultural, educativo, humanitario –cuenta Vesco–. Empezamos a ver que había un aislamiento y un abandono absolutos en las comunidades pequeñas, y que la cuestión no era ir y ver y sacar fotos; nos quedábamos con ganas de hacer algo.”

El primer paso fue elaborar un relevamiento de esos lugares que necesitaban ser rescatados. La asociación, integrada por seis personas, nació en el 2007 y dedicó los primeros años a elaborar ese registro: un archivo con datos de más de 300 pueblos, retratados mediante fotos, videos y testimonios. “Yo tengo mapas antiguos, de la década del ’40 o del ’30, con los caminos vecinales. Entonces, era como una búsqueda del tesoro”, describe el presidente de Proyecto Pulpería en relación con la metodología de trabajo.

Cada cruz marcada en el mapa implica un grupo de familias con una larga historia compartida, que a veces incluso se remonta hasta los fundadores del pueblo. “Algunos son peones de campo y trabajan en las estancias; otros van a la ciudad cabecera y recorren por día cien kilómetros ida y vuelta, pero, al final del día, eligen estar en su pueblito, allí donde vivieron sus papás y sus abuelos”, cuenta Vesco.

Cada vivienda es, también, un arcón del recuerdo con fotos y objetos que, a su vez, cuentan historias y reflejan identidades, listos para ser lucidos en posibles museos.

Fue así que, una vez realizado el mapeo, empezó el trabajo pueblo por pueblo. La primera etapa, en todos los casos, consiste en facilitar la creación de bibliotecas comunitarias; espacios de encuentro, lectura y recreación para que sean gestionados y aprovechados por todos los vecinos. “El escenario era ideal para involucrar a los libros, que son los compañeros eternos del hombre en la soledad”, define el presidente de la asociación.

Además de campañas para juntar libros –por lo menos 500 para fundar cada biblioteca–, se consiguen computadoras y una fotocopiadora, preciado tesoro en pueblos donde a veces es necesario recorrer 50 kilómetros para obtener una copia del documento. También, pintura, estanterías y todo lo necesario para dar vida a una biblioteca. “Nada más somos como una especie de puente, un facilitador: les damos la herramienta para que ellos tengan la posibilidad de decir ‘montamos la biblioteca’. Ellos, luego, la administran”, explica Vesco.

Las viviendas ociosas suelen abundar en estos lugares, por lo cual siempre hay alguna sede disponible para instalar una biblioteca, y se tramita el permiso de su uso con cada municipio.

El primer objetivo fue Erize, un pueblito en el partido de Puán, en el oeste bonaerense. Hacia mediados del siglo XX, vivían allí alrededor de mil personas. Cuando llegó Proyecto Pulpería, quedaban 17. “En general se le echa la culpa a la década menemista, pero en realidad fue también por el crecimiento de la tecnología agropecuaria. Antes, los dueños de los campos recorrían todo a caballo, vivían familias en los puestos de las estancias. Ahora, con dos cuatriciclos y un GPS ya está. Eso ocasionó un golpe de gracia que se había iniciado con el cierre de los ramales ferroviarios”, argumenta.

Cómo conectarse Proyecto Pulpería 




 
 

Notas Relacionadas

Leer es una fiesta>>
Educación Sobre Ruedas>>
Ludotecas, un espacio para prevenir la violencia familiar>>
 
 
  06/2017 // Fundación Solar de Integración
Jornada de Actualización en Inclusión Educativa de Niñas, Niños y Adolescentes con Discapacidad
 
  06/2017 // Cruz Roja Argentina
Cruz Roja Argentina acompaña a las familias en Comodoro Rivadavia
 
  06/2017
Nueva Ley de VIH/SIDA obtuvo dictamen favorable en Diputados
 
  06/2017 // QuieroAyudar.org
Este invierto, todos juntos, #AbriguemosArgentina
 
  06/2017
12 de junio: Día Mundial Contra el Trabajo Infantil
 
  06/2017 // Fundación para la Democracia Internacional
Cinco Premios Nobel de la Paz le hablaron al mundo desde la Argentina
 
 
LAN 2017
 
         
 
  Site-map
HOME  |   QUIENES SOMOS  |  CONTACTO  |  SUSCRIPCION
|  SECCION NOTAS Y ARTICULOS   |  NOTICIAS  |  RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIA (RSE)
|  AGENDA DEL MES   |   EDICIONES ANTERIORES  |  BIBLIOTECA / LIBROS DEL MES   | SUSCRIPCION A REVISTA IMPRESA
|  SUSCRIPCION A BOLETIN DIGITAL
Issue Facebook Twitter Youtube