Home Quienes Somos Contacto Issue Facebook Twitter Youtube
Tercer Sector Home
 
 
 
 
Secciones Noticias Responsabilidad Social Agenda Ediciones Anteriores Biblioteca Suscripcion
         
 
ULTIMAS NOTICIAS CARGADAS
Un paso adelante

Nota de Tapa
Un paso adelante

Muchas personas que habían quedado al margen del mercado laboral encontraron en el aprendizaje de un oficio y la creación de un emprendimiento propio el camino a su reinclusión. Algunas de esas iniciativas, surgen al amparo de las organizaciones sociales que aportan capacitación, recursos y el impulso necesario para crecer. El rol de las redes y el aporte del Estado.

Textos: LUCIANA ROSENDE

El primer paso siempre es el más difícil. Por eso, el empuje inicial tiene tanto valor. Si de emprendimientos se trata, las Organizaciones de la Sociedad Civil constituyen muchas veces los motores de ese impulso. Es que son ellas las que –por cercanía, presencia, convicción y conocimiento– aportan a pequeños emprendedores la capacitación, ayudan a procurar fuentes de financiamiento y desarrollan el modus operandi para que la rueda empiece a girar.

Claro que, si bien estas propuestas permiten poner en marcha los engranajes, el gran desafío es que, con el paso del tiempo, la maquinaria siga funcionando. Allí, entonces, se vuelve clave el vínculo con otros actores sociales, sobre todo con el Estado que, a través de programas sociales, subsidios y créditos, puede aportar sustentabilidad a este tipo de iniciativas.

“En los sectores más marginales, a los cuales se les quitó la posibilidad de acceso a la formación técnica, la presencia de ONG y del Estado facilita la recuperación de saberes y experiencias que permiten el desarrollo en formas asociativas de mayor complejidad. Probablemente, en muchos casos la experiencia de estos emprendedores se va extendiendo a talleres familiares y a diversas formas de asociativismo”, destaca Patricio Griffin, presidente del Instituto Nacional de Economía Social (Inaes).

Lazos necesarios

Como su nombre lo indica, la organización Voluntario Global trabaja en el desarrollo de programas de voluntariado que buscan promover la conciencia social y generar oportunidades de integración, muchas veces mediante la educación. “Estábamos impulsando a chicos para que terminaran el secundario, para que siguieran estudiando, pero, ¿cómo iban a hacer? Si para ellos es imposible conseguir un trabajo de medio tiempo y llegar a la Universidad de Buenos Aires”, relata Valeria Gracia, coordinadora de la entidad. Esa encrucijada, sin embargo, fue el punto de partida para la cooperativa de trabajo Su Lavandería, puesta en marcha y atendida por jóvenes de sectores de bajos recursos económicos del sur porteño.

La iniciativa, que ya cumplió cuatro años, fue posible gracias a una red de colaboraciones. Voluntario Global desarrolla tareas de turismo sustentable y está vinculada a la Cámara de Hostels, que planteó la necesidad de contar con una lavandería de confianza para llevar sus sábanas, toallas y demás. Un hotelero hizo el contacto con una empresa de máquinas lavadoras, que vendió a buen precio los primeros equipos. En tanto, un voluntariado internacional de España e Inglaterra se puso en campaña para la búsqueda de subsidios, y una beca de 8 la Fundación YPF para jóvenes emprendedores permitió que, en el 2008, la lavandería comenzara a funcionar. Los eslabones de esta cadena incluyen al Estado, que, a través del Programa de Entramados Productivos del Ministerio de Trabajo de la Nación, financió la compra de tres máquinas más y permitió generar nuevos puestos de trabajo.

Hoy, hay siete lavadoras encendidas y nueve jóvenes trabajando. “La lavandería podría trabajar con cuatro personas y ser más eficiente, pero el objetivo es generar la mayor cantidad de puestos cooperativos”, aclara la coordinadora y enfatiza que “el objetivo no es que los chicos se queden”, sino que sea una “cooperativa de paso” en la que puedan estudiar y, al mismo tiempo, experimentar “otra manera de trabajar”. Por eso, mientras obtienen un ingreso en Su Lavandería, David se prepara para ser profesor de Educación Física; Ariel está a punto de recibirse de odontólogo y Anabella está terminando el secundario a través del Plan FinEs. “Me impresiona cómo creció. Cuando vine había dos máquinas y ahora no hay espacio para nada; está rebueno. Hay una plancha nueva… está bueno que sigamos adelante”, se emociona ella ante las cámaras que registran el cuarto cumpleaños de la cooperativa.

Sin el aporte de las OSC y del Estado, Su Lavandería no sería posible. A su vez, sin la opción de este tipo de emprendimiento, los jóvenes que hoy protagonizan esta iniciativa seguramente ya habrían tenido que abandonar o postergar sus estudios. Si la rueda sigue girando, cuando estos chicos y chicas concluyan sus carreras y ya estén buscando empleos acordes con sus intereses, otros tendrán la chance de solventar sus estudios haciendo pie en Su Lavandería, la de todos.

Reparto equitativo

El modo en que se organizan económicamente los miembros de cada emprendimiento es clave para garantizar su continuidad y buen funcionamiento. Por eso, en ese aspecto puso el foco la Fundación Alameda al trabajar junto a la comunidad qom, en Formosa. “Nosotros, junto con la Secretaría de Derechos Humanos de la CGT tenemos la obligación de monitorear porque somos responsables de las máquinas (incautadas en talleres clandestinos). En ese marco, planteamos un reparto equitativo de los ingresos; si eso no pasa, se da por terminado el comodato”, advierte Tamara Rosenberg, miembro de la organización.

De este modo, la existencia misma del proyecto quedó supeditada a la distribución igualitaria de las ganancias. La misma premisa rige en Añatuya, Santiago del Estero, entre las tejedoras de telar de la fundación Haciendo Camino. “Hacemos ferias una vez al mes donde se vende y se expone, y ese dinero se reparte entre las alumnas del taller”, afirma Etel Carrión, la coordinadora. Se trata –afirma– de “dignificar a la mujer".

Para leer la nota completa que salió en el la edición impresa podés suscribirte a la revista aquí

Cómo conectarse

Fundapaz 4864-8587 / www.fundapaz.org.ar

Haciendo Camino info@haciendocamino.org.ar / www.haciendocamino.org.ar

Instituto Nacional de Economía Social / 4124-9300 / www.inaes.gov.ar

Media Pila 2068-7858 / info@mediapila.org.ar

Pumas del Sur 4248-6358 / www.pumasdelsur.org.ar

Voluntario Global info@voluntarioglobal.com.ar / www.voluntarioglobal.org

Fundación Forge argentina@fondationforge.org 

Inaes 4124-9300 / www.inaes.gov.ar / 11 4124-9300

Ceil-Conicet 4952 7440 / www.ceil-conicet.gov.ar




 
 

Notas Relacionadas

Al rescate de los pueblos>>
Talleres de inserción laboral>>
Un aula móvil capacita sobre tecnologías>>
 
 
  06/2017 // Fundación Solar de Integración
Jornada de Actualización en Inclusión Educativa de Niñas, Niños y Adolescentes con Discapacidad
 
  06/2017 // Cruz Roja Argentina
Cruz Roja Argentina acompaña a las familias en Comodoro Rivadavia
 
  06/2017
Nueva Ley de VIH/SIDA obtuvo dictamen favorable en Diputados
 
  06/2017 // QuieroAyudar.org
Este invierto, todos juntos, #AbriguemosArgentina
 
  06/2017
12 de junio: Día Mundial Contra el Trabajo Infantil
 
  06/2017 // Fundación para la Democracia Internacional
Cinco Premios Nobel de la Paz le hablaron al mundo desde la Argentina
 
 
LAN 2017
 
         
 
  Site-map
HOME  |   QUIENES SOMOS  |  CONTACTO  |  SUSCRIPCION
|  SECCION NOTAS Y ARTICULOS   |  NOTICIAS  |  RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIA (RSE)
|  AGENDA DEL MES   |   EDICIONES ANTERIORES  |  BIBLIOTECA / LIBROS DEL MES   | SUSCRIPCION A REVISTA IMPRESA
|  SUSCRIPCION A BOLETIN DIGITAL
Issue Facebook Twitter Youtube