Home Quienes Somos Contacto Issue Facebook Twitter Youtube
Tercer Sector Home
 
 
 
 
Secciones Noticias Responsabilidad Social Agenda Ediciones Anteriores Biblioteca Suscripcion
         
 
ULTIMAS NOTICIAS CARGADAS
Jóvenes por el cambio

NOTA DE TAPA
Jóvenes por el cambio

 

Ni apáticos ni indiferentes. Son miles los jóvenes que se comprometen y hacen su aporte para la construcción de una sociedad más inclusiva. Ponen el cuerpo, invierten tiempo y creatividad al servicio de las más variadas causas, más allá de las estructuras partidarias. En muchos casos, ya se cosechan los frutos de esa siembra.

Textos: ANDREA VULCANO

Gonzalo, Julia, Andrés, Mariana, Juan, Matías, Inés, Emiliano y Ramón son muy diferentes, viven en lugares y realidades disímiles, pero tienen algo en común: en algún momento de sus cortas vidas –todos tienen menos de 30– sintieron la necesidad, las ganas, el impulso o la curiosidad de hacer algo por los otros. Y lo hicieron. Junto a sus amigos, en la escuela, en la esquina, en el barrio o a través de internet, fueron encontrando, o más bien construyendo, un lugar en el mundo que poco tiene que ver con el egoísmo, desinterés, violencia o desesperanza que suelen atribuirse a esa etapa de la vida. Los ejemplos sobran, se tornan inabarcables. Y eso es justamente lo bueno de este viaje de ida.

“Creemos que hay una revolución solidaria en camino y es tarea de las organizaciones generar los canales para que esa revolución de produzca”, asegura Gonzalo Rinaldi. Él es uno de los creadores de 1 Minuto de Vos, una organización integrada por jóvenes de unos 26 años en promedio, convencidos de que, “aunque un minuto aislado puede parecer insignificante, con el compromiso de todos, los resultados pueden ser trascendentes. El mundo sólo puede ser cambiado con pasión y creatividad, y el voluntariado real es contagiar todos los días la cultura solidaria”, afirma.

El primer obstáculo que decidieron salir a sortear fue el más grande: la apatía. Luego la rueda comenzó a girar. “La combatimos con alegría. Lo que hacemos es contagiar a la gente, y lo hacemos a través de intervenciones en la vía pública o en eventos donde buscamos que cada uno aporte un minuto de su tiempo”, cuenta Rinaldi. Las acciones de 1 Minuto de Vos se concentran mayoritariamente en Navidad y el Día del Niño, aunque a lo largo del año también van generando otras iniciativas.

De hecho, este año lo arrancaron con un Tejetón Minutero, una jornada en la que 160 personas se juntaron para tejer 210 cuadraditos de 20 por 20 centímetros que, al sumar 10.800, serán transformadas en 200 frazadas. ¿Para qué? Para donarlas a Caminos Solidarios, un grupo de voluntarios que asiste a personas en situación de calle. Y un eslabón se va entrelazando con otro: el 2 y 3 de abril los cuadraditos se van a terminar de unir en “El Festival Más Grande de la Historia”, que se realizará en la Costanera Sur. “Por cada frazada hecha se donarán a Caminos Solidarios 10 kilos de fideos, 10 kilos de arroz y 10 unidades de sopas instantáneas; y cada dos frazadas, un termo”, aseguran.

“La idea siempre es trabajar con una gran cadena de favores”, resume Gonzalo Rinaldi. Claro, él nunca imaginó que esa loca idea que se le cruzó hace ya casi cinco años, cuando tenía 22 años y viajaba en colectivo con unos amigos, se iba a transformar en esta gran movida. “¿Y si le pedimos tiempo a la gente?”, disparó en ese entonces. La propuesta prendió, y mucho.

Techo es otra de las tantas organizaciones motorizadas por jóvenes y, cuando se presenta a sí misma, dice que “busca superar la situación de pobreza que viven miles de personas en asentamientos precarios, a través de la acción conjunta de vecinos y jóvenes voluntarios”. Además de trabajar en la construcción de viviendas, organiza mesas vecinales que solicitan y lideran distintos programas, como capacitaciones en oficios, microcréditos para fomento productivo, salud, educación y huertas.

“La nuestra es una organización basada en el trabajo voluntario de jóvenes. Hay muchos chicos ansiosos de participar y a veces se sobrepasan los cupos que tenemos”, asegura María Julia Gabosi, directora social de Techo Argentina, que en los diez años de trabajo que lleva adelante en el país logró involucrar a 50 mil jóvenes en sus distintas propuestas y hoy son 5 mil los voluntarios que llevan adelante actividades concretas cada semana en equipos distribuidos en el conurbano bonaerense, y en las ciudades de Buenos Aires, La Plata, Córdoba, Río Cuarto, Misiones, Neuquén, Salta y Rosario.

“Lo que engancha es que somos una organización diversa, inclusiva, que no tenemos ni un color político ni pertenecemos a un grupo religioso. La invitación es a los jóvenes en general y su colaboración es concreta, en el terreno, adonde ellos mismos son partícipes y pueden ver que lo que hacen llega a fines concretos”, sostiene Gabosi. Los resultados respaldan sus dichos: en el 2012 lograron construir 1.589 viviendas gracias al trabajo de casi 7.300 voluntarios –1.152 de ellos alumnos de escuelas secundarias–, mientas que otros 430 voluntarios se encargaron de realizar encuestas en distintas villas y asentamientos, y otros 867 jóvenes se desempeñaron en los planes de Habilitación Social.

Cuando asomó la primavera del año pasado, durante dos días, más de 10 mil chicos de Techo salieron a las calles en distintas ciudades del país con una alcancía y una pechera que identificaba a la organización para recaudar fondos en el marco de la sexta Colecta Nacional. Así lograron reunir 2 millones de pesos que se 8 usarán para construir 205 viviendas y 10 salones comunitarios.

María José Ravalli es especialista en Comunicación y referente del tema adolescentes en Unicef Argentina. Para ella, la realidad demuestra que “en la práctica, los chicos participan”, pero lo que muchas veces ocurre es que “no encuentran espacios donde hacerlo. Es difícil decir si se incrementó o no el número de jóvenes que participan, pero sí podemos decir que hay varios proyectos que apoyamos donde los chicos son protagonistas, tanto en el liderazgo como en la implementación y en la rendición”, señala.

Cuando en el 2007, con vistas a las elecciones presidenciales, Unicef realizó un sondeo de opinión entre adolescentes sobre la realidad nacional, más del 78 por ciento consideró que existen pocos o ningún espacio para expresar sus opiniones sobre los temas que les interesan. “Desde las organizaciones hasta el Estado deberían favorecer mecanismos para escuchar la voz de los chicos como portadores de derechos y para que las instituciones sean efectivamente portadoras de obligaciones”, plantea Ravalli. “Yo tengo la idea de que todo el mundo quiere ser solidario y quiere una sociedad más justa, lo que faltan son propuestas para que las personas puedan participar sintiéndose útiles, queridas, respetadas y escuchadas; eso es lo más importante”, afirma Gonzalo Rinaldi, de 1 Minuto.




 
 

Notas Relacionadas

Una Red Cultural Solidaria>>
Tiempos de cambio para las organizaciones>>
Voluntariado: Proyecto Manos que Ayudan>>
Un Techo para mi País Argentina recaudó 1,5 millones >>
 
 
  06/2017 // Fundación Solar de Integración
Jornada de Actualización en Inclusión Educativa de Niñas, Niños y Adolescentes con Discapacidad
 
  06/2017 // Cruz Roja Argentina
Cruz Roja Argentina acompaña a las familias en Comodoro Rivadavia
 
  06/2017
Nueva Ley de VIH/SIDA obtuvo dictamen favorable en Diputados
 
  06/2017 // QuieroAyudar.org
Este invierto, todos juntos, #AbriguemosArgentina
 
  06/2017
12 de junio: Día Mundial Contra el Trabajo Infantil
 
  06/2017 // Fundación para la Democracia Internacional
Cinco Premios Nobel de la Paz le hablaron al mundo desde la Argentina
 
 
LAN 2017
 
         
 
  Site-map
HOME  |   QUIENES SOMOS  |  CONTACTO  |  SUSCRIPCION
|  SECCION NOTAS Y ARTICULOS   |  NOTICIAS  |  RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIA (RSE)
|  AGENDA DEL MES   |   EDICIONES ANTERIORES  |  BIBLIOTECA / LIBROS DEL MES   | SUSCRIPCION A REVISTA IMPRESA
|  SUSCRIPCION A BOLETIN DIGITAL
Issue Facebook Twitter Youtube