Home Quienes Somos Contacto Issue Facebook Twitter Youtube
Tercer Sector Home
 
 
 
 
Secciones Noticias Responsabilidad Social Agenda Ediciones Anteriores Biblioteca Suscripcion
         
 
ULTIMAS NOTICIAS CARGADAS
El rostro de la perseverancia

Camino al Andar: Rosario Andrada de Quispe
El rostro de la perseverancia
Nota en PDF

En plena década del ’90, cuando la pobreza lastimaba como nunca los parajes de La Puna, ella reunió a diez tejedoras y transformó su arte en oficio. Así parió a Warmi Sayajsunqo, una asociación con proyectos productivos, educativos y sanitarios, ejemplo en el mundo entero. 

Textos: LEONARDO ROSSI

Puesto del Marqués, 3.500 metros sobre el nivel del mar, al noreste de Jujuy. Es 4 de octubre de 1959. Dentro de un rancho, Cresencia Gaspar hace de partera. Toma a la pequeña criatura que aflora del vientre de su hija, Juana Cussi. La nueva vida irrumpe para fertilizar el árido suelo de La Puna; para llenar de vida esos caminos del altiplano. La beba, Rosario Andrada, no sólo crecerá, sino que se hará gigante con su ejemplo. En su derrotero fundará la asociación Warmi Sayajsunqo (mujeres perseverantes, en quechua) y será muestra viva de cómo organizarse ante la adversidad; dará cátedra de cómo pensar en colectivo y hasta investigadores de la Universidad de Harvard buscarán saber sobre sus dotes de emprendedora. Lejos de esas postales norteñas, en un céntrico hotel de Buenos Aires, Rosario cuenta sus andares a Tercer Sector. Prolijo pantalón negro, saquito celeste con detalles de la cultura andina y una delicada trenza en el cabello decoran su figura. Habla bajito, con ritmo pausado. Su voz no necesita sobresaltos para impactar al interlocutor.

Transcurrían los ’60 y mientras las grandes ciudades estaban en ebullición social, la niña coya caminaba entre rebaños y tropillas, abrazada por la geografía de la puna. Creció junto a dos hermanos y una hermana, en un mundo bucólico, de casas distantes, pero de proximidad humana. Dio sus primeros pasos en un paraje silencioso, que sólo ganaba color en los días de fiesta. “Aunque no había juguetes para los niños, esa vida en el campo era feliz”, recuerda hoy Rosario, invadida de añoranza.

La cálida infancia campestre se esfumó de forma repentina. Leandro Andrada, su padre, decidió emigrar a Mina Pirquitas. Decían que allí estaba el progreso. La pequeña tenía entonces ocho años. Las fotografías que evoca su mente sobre aquellas jornadas de sello minero no se traducen en sonrisas. Hoy, la mujer es crítica de las empresas que se acercan para arrancar las riquezas de la madre tierra, y “a cambio dejan un ambiente arruinado y paisajes destruidos”.

La adolescencia asomaba, cuando hizo una nueva parada. Rosario se trasladó a Palpalá para terminar sus estudios primarios. Fueron tiempos de madurar rápido y el trabajo se tornó una urgencia. Hacer de sirvienta fue su primera opción. La joven no se hallaba.




 
Nota en PDF
 
 
 
  06/2017 // Fundación Solar de Integración
Jornada de Actualización en Inclusión Educativa de Niñas, Niños y Adolescentes con Discapacidad
 
  06/2017 // Cruz Roja Argentina
Cruz Roja Argentina acompaña a las familias en Comodoro Rivadavia
 
  06/2017
Nueva Ley de VIH/SIDA obtuvo dictamen favorable en Diputados
 
  06/2017 // QuieroAyudar.org
Este invierto, todos juntos, #AbriguemosArgentina
 
  06/2017
12 de junio: Día Mundial Contra el Trabajo Infantil
 
  06/2017 // Fundación para la Democracia Internacional
Cinco Premios Nobel de la Paz le hablaron al mundo desde la Argentina
 
 
LAN 2017
 
         
 
  Site-map
HOME  |   QUIENES SOMOS  |  CONTACTO  |  SUSCRIPCION
|  SECCION NOTAS Y ARTICULOS   |  NOTICIAS  |  RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIA (RSE)
|  AGENDA DEL MES   |   EDICIONES ANTERIORES  |  BIBLIOTECA / LIBROS DEL MES   | SUSCRIPCION A REVISTA IMPRESA
|  SUSCRIPCION A BOLETIN DIGITAL
Issue Facebook Twitter Youtube