Home Quienes Somos Contacto Issue Facebook Twitter Youtube
Tercer Sector Home
 
 
 
 
Secciones Noticias Responsabilidad Social Agenda Ediciones Anteriores Biblioteca Suscripcion
         
 
ULTIMAS NOTICIAS CARGADAS
Ley de Protección de Bosques Nativos

Medio Ambiente
Ley de Protección de Bosques Nativos
Nota en PDF

Alerta Amarilla. A tres años de la reglamentación de la ley, los bosques aún no parecen estar a salvo. Aunque ya están en marcha más de mil proyectos de manejo sostenible y conservación, organizaciones sociales y académicos denuncian que, en ciertos distritos, la norma es aplicada a la medida de grandes intereses económicos.

Textos: Andrea Vulcano

Cuando en noviembre del 2007, el Congreso Nacional sancionó la Ley de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos, el país ya había perdido el 70 por ciento de sus bosques y la tasa de deforestación alcanzaba una cifra alarmante: una hectárea cada dos minutos. De las 106 millones de hectáreas con las que se contaba en 1914, hoy sobreviven apenas 31,5 millones.

Organizaciones sociales, académicos, comunidades aborígenes y campesinas aplaudieron la medida por la que tanto habían bregado, pero tuvieron que esperar más de un año para su reglamentación, que llegó en febrero de 2009, tras el alud que causó una catástrofe en la ciudad salteña de Tartagal. Hoy, tres años más tarde, todavía son muchas las deudas pendientes. Sin embargo, la rueda empezó a girar y, lo más importante, es que existe una herramienta legal para que no se detenga.

El objetivo de la ley es regular el uso de los bosques nativos bajo criterios de sustentabilidad, lo que implica un freno a los desmontes y al corte descontrolado de madera. Para eso, cada provincia debía elaborar, a partir de un proceso participativo, su Ordenamiento Territorial y clasificar sus bosques según distintas categorías (rojo, amarillo o verde).

Hoy por hoy, de acuerdo con información recopilada por la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (Farn), quince provincias tienen aprobado por ley ese ordenamiento, mientras que otras cinco lo implementaron por decreto y resolución. La provincia de Buenos Aires se encuentra en etapa de relevamiento, y La Rioja y Entre Ríos están más rezagadas en la tarea.

En todos los casos, las áreas incluidas en la categoría I (rojo), son –o deberían ser– zonas vedadas para el desmonte u otras actividades; las correspondientes a la categoría II (amarillo), zonas susceptibles de un aprovechamiento sostenible, y las de categoría III (verde), áreas aptas para su transformación parcial o total.




 
Nota en PDF
 

Notas Relacionadas

Concurso de dibujo por el Día del Agua>>
Compromiso empresarial con el medio ambiente>>
Programa de Desempeño Ambiental>>
El turismo sustentable>>
Causas legales vinculadas a problemas ecológicos>>
 
 
  04/2017 // Secretaría de Planeamiento y Políticas en Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva
“Debemos pensar en qué mundo queremos vivir y cómo queremos hacerlo”
 
  04/2017 // Change.org
Debaten un programa de acompañamiento para adolescentes que egresan de hogares de cuidado
 
  04/2017 // Jujuy Noticias
Defensores del Pueblo elaboraron un protocolo de actuación para la búsqueda de personas
 
  04/2017 // Fundación Arcor
A leer hasta que se acabe el mundo
 
  04/2017 // Bernardo Kliksberg
Bernardo Kliksberg presenta su nuevo libro “Responsabilidad Social. Implicancias para la Justicia”
 
  04/2017 // Fundación Thomson Reuters
Fundación Thomson Reuters, TrustLaw, programa de asistencia legal global gratuita
 
 
LAN 2017
 
         
 
  Site-map
HOME  |   QUIENES SOMOS  |  CONTACTO  |  SUSCRIPCION
|  SECCION NOTAS Y ARTICULOS   |  NOTICIAS  |  RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIA (RSE)
|  AGENDA DEL MES   |   EDICIONES ANTERIORES  |  BIBLIOTECA / LIBROS DEL MES   | SUSCRIPCION A REVISTA IMPRESA
|  SUSCRIPCION A BOLETIN DIGITAL
Issue Facebook Twitter Youtube