Home Quienes Somos Contacto Issue Facebook Twitter Youtube
Tercer Sector Home
 
 
 
 
Secciones Noticias Responsabilidad Social Agenda Ediciones Anteriores Biblioteca Suscripcion
         
 
ULTIMAS NOTICIAS CARGADAS
Clubes de barrio en riesgo

Informe Especial
Clubes de barrio en riesgo

Muchos de los clubes que funcionan a lo largo de país encaran múltiples esfuerzos para seguir existiendo y cumplir con su rol social. Hoy, los atraviesa la coyuntura económica y una realidad que los pone bajo amenaza: el aumento de tarifas.

Textos: Alejandro Cánepa

Existen en San Carlos de Bariloche, en la Ciudad de Buenos Aires, en San Miguel de Tucumán, en Avellaneda, en Olavarría y también en pueblos chicos. Están, literalmente, a lo largo de todo el territorio argentino y son los clubes de barrio, Organizaciones de la Sociedad Civil que en algunos casos son centenarias y que ofrecen espacios de participación social, cultural y deportiva a miles de personas de distintas edades. Tercer Sector dialogó con distintos representantes de estas entidades acerca de las actividades y esfuerzos que llevan adelante y cómo los golpea la nueva coyuntura económica, en particular a partir de los aumentos de tarifas.  

“Creo que desde los ’80 empezó cierta falta de compromiso de la gente; hay falta de tiempo, demasiada aceleración, cada vez queda menos tiempo para trabajar para los demás. Falta gente con ganas de participar”, señala Hugo Grassi, presidente de la Federación de Clubes de Barrio de Entre Ríos y secretario del Club San Agustín, de Paraná. Sin embargo, pese a esa situación en cada pueblo o ciudad de Argentina existe un club de barrio: un tipo de entidad con arraigo exclusivo en su entorno, sin una cantidad espectacular de recursos. Es decir: River Plate o Boca Juniors no son en sí clubes de barrio, como tampoco lo son Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires (Geba) o el Jockey Club.

Si bien son instituciones con muchos años de vida, la agrupación en redes más grandes es relativamente reciente. Uno de esos espacios es la Unión Nacional de Clubes de Barrio (Uncb), fundada en 2005, que asegura nuclear a 1.600 entidades de todo el país. “Lo que buscamos es ser solidarios entre nosotros y queremos buscar herramientas para que los clubes crezcan”, dice su presidente, Claudio Rial, que además dirige el Instituto Atlético Cultural, de Sarandí. 

 

Norma clave

Existe una herramienta clave para sostener a estas entidades, que fue impulsada por la Uncb: la Ley Nacional de Promoción a los Clubes de Barrio y de Pueblo, aprobada por el Congreso en 2014 pero que todavía no fue reglamentada por el Poder Ejecutivo. Gustavo Curcio, abogado, consultor de asociaciones civiles y secretario de la Federación Metropolitana de Clubes (Femec), explica: “La reglamentación de la Ley es clave por varios puntos: primero, porque estipula que los clubes podrán acceder a una tarifa social de servicios. Además, se les reconocen derechos sobre los terrenos en los que se asientan, si cumplen una serie de requisitos. Y se estipula la inembargabilidad de los inmuebles de los clubes”. Aparte, establece la creación del Registro Nacional de Clubes de Barrio que, aunque de forma incipiente, está en marcha.

San Agustín de Paraná, ubicado en la zona oeste de esa ciudad, tiene 300 socios menores y 120 mayores, cuyas cuotas le dejan al club 5 mil pesos por mes. Ercilla Juniors, de Liniers, le cobra 50 pesos de cuota a sus asociados, que pueden ir al club y practicar ajedrez, folklore, teatro, yoga, taekwondo y tango. Argentinos de Del Viso tiene 300 socios, pero participan del club 1.200 personas, ya que se paga por grupo familiar, y los asociados pueden hacer fútbol, taekwondo, kick boxing, baile y gimnasia artística, además de que la entidad posee escuela primaria y secundaria para adultos. En 12 de Octubre de Quilmes tienen 1000 socios activos que abonan una cuota de 30 pesos y a cambio pueden optar por hacer natación, fútbol, pilates, boxeo o ir al gimnasio.  

  

La pata del Estado

Por supuesto, las cuotas no incluyen todas las actividades, pero aún así no dejan de ser muy económicas. Por eso mismo, los clubes de barrio necesitan el acompañamiento estatal para sostenerse. “Es muy importante ver qué medidas de fomento a los clubes de barrio se propondrán cuando se reglamente la Ley”, resalta Curcio. En sentido contrario, los aumentos de tarifas de los servicios públicos han golpeado con crudeza los escuálidos bolsillos de las instituciones (ver recuadro).

“Nosotros, desde Ercilla, nos juntamos con otros clubes de nuestra comuna, como Glorias Argentinas, Sol de Mayo, Lamadrid, San Martín, Cárdenas y Bochín, para reclamar contra los aumentos en las tarifas”, relata Marques, que es maestra y alfabetizadora en Villa Lugano. Como parte de los malabares para pagar las cuentas, en Ercilla lograron que una socia pague la tarifa de agua con su propia tarjeta de crédito. En un plano más general, la Unión de Clubes de Barrio realizó en junio una masiva convocatoria de protesta contra los desmedidos aumentos en las tarifas, frente al Ministerio de Energía de la Nación, que incluyó un torneo de fútbol 5 en la calle. El equipo ganador obtuvo un farol, como irónico premio y el segundo se llevó una linterna. 

Un fallo judicial anuló los aumentos hasta que, entre otras cosas, se realicen audiencias públicas para explicar los argumentos y criterios que se tomaron en cuenta. El Gobierno, en tanto, había intentado morigerar las protestas al anunciar que se les otorgaría a los clubes (previo registro) un 40 por ciento de descuento en los montos de los servicios. “Pero para alcanzar ese descuento, primero hay que anotarse en un portal y, si calificás, te llaman. Nosotros nos anotamos y hasta ahora no tenemos ni noticias”, puntualiza Gustavo Gioseffi, presidente de Argentinos de Del Viso. 

 La falta de documentación en regla, heredera de cierta informalidad que acompañó a los clubes a lo largo de toda su vida, también complica las cosas. “Falta modernizar a los clubes, todavía hay mucha informalidad y desconocimiento, sobre todo en lo que tiene que ver con lo impositivo y con la documentación formal”, destaca Curcio. El abogado agrega: “Las dificultades económicas ya estaban antes, pero ahora se agravaron. A algunos clubes se les va todo el dinero de las cuotas en una factura. Hemos registrado aumentos de alrededor del 800 por ciento en algunos casos”.

Diego Indicky, presidente de la Unión de Clubes de Quilmes y dirigente del Club 12 de Octubre, afirma que “hay que hacer saber lo que está pasando con los clubes. Tenemos que contárselo a los socios y a los vecinos, porque un club genera consumo al negocio de venta de zapatillas, al de artefactos eléctricos, al corralón”. Por último, Gioseffi, de Argentinos de Del Viso, explica cómo cada institución vive a la par del colectivo que la sustenta: “A los clubes de barrio les va como les va a las personas que los forman”. Y más cuando se trata de entidades que respiran, crecen y se movilizan al calor de la comunidad que las rodea.

 

OPINION

Apostar al largo plazo. Por María Eugenia Rosboch *

Cuando hablamos de los clubes sociales culturales y deportivos, estamos haciendo referencia a instituciones barriales con fuertes lazos comunitarios. En este sentido, dejamos fuera de esta discusión a los clubes futbolísticos que se encuentran federados, en particular en las primeras divisiones. Pero la mayor distinción de nuestras instituciones barriales con los grandes clubes no estriba en las posibilidades económicas de las que disponen, sino más bien en los objetivos sociales que impulsan. 

Esa cualidad hace de los clubes barriales espacios privilegiados para desarrollar políticas sociales inclusivas que permitan establecer un diálogo directo y acciones concretas entre los decisores políticos y la comunidad. 

Los clubes sociales deportivos barriales son instituciones ideales para tejer vínculos rotos entre la sociedad y el Estado, no sólo entendido como un aparato de gestión, sino como el “lugar de todos”, el espacio ciudadano. Es por ello que las políticas que desarrolle el Gobierno no pueden basarse en el otorgamiento de subsidios que sirven sólo para paliar la situación a corto plazo, sino que estas instituciones barriales tienen que formar parte de una política a largo plazo. 

*Directora del Laboratorio de Investigación de lazos Socio-Urbanos (Lilsu), de la Universidad Nacional de La Plata (Unlp).

 

 

Tarifas imposibles de pagar

A continuación, algunos números que ilustran la dureza de los aumentos de tarifas que llegaron a los clubes de barrio:

Instituto Atlético Cultural de Sarandí:

Gas antes de los aumentos: 600 pesos

Gas después de los aumentos: 6.000 pesos

Club Los Cooperarios de Quilmes:

Gas antes de los aumentos: 8.000 pesos

Gas después de los aumentos: 75.000 pesos

Echagüe de Paraná:

Gas antes de los aumentos: 3.500 pesos

Gas después de los aumentos: 45.000 pesos

Argentinos de Del Viso:

Luz antes de los aumentos: 1.800 pesos bimestrales

Luz después de los aumentos: 3.000 pesos mensuales

Ercilla de Liniers:

Luz antes de los aumentos: 800 pesos bimestrales

Luz después de los aumentos: 2.500 pesos mensuales

 

Cómo conectarse

Unión Nacional de Clubes de Barrio: (011) 374-34412

Unión Nacional de Clubes de Barrio de Quilmes: (011) 4224-6559

Federación Entrerriana de Clubes: contacto@acludepa.com.ar

Federación Metropolitana de Clubes: custavo_curcio@yahoo.com.ar

Argentinos de Del Viso: (02320) 401069




 
 
 
 
  06/2017 // Fundación Solar de Integración
Jornada de Actualización en Inclusión Educativa de Niñas, Niños y Adolescentes con Discapacidad
 
  06/2017 // Cruz Roja Argentina
Cruz Roja Argentina acompaña a las familias en Comodoro Rivadavia
 
  06/2017
Nueva Ley de VIH/SIDA obtuvo dictamen favorable en Diputados
 
  06/2017 // QuieroAyudar.org
Este invierto, todos juntos, #AbriguemosArgentina
 
  06/2017
12 de junio: Día Mundial Contra el Trabajo Infantil
 
  06/2017 // Fundación para la Democracia Internacional
Cinco Premios Nobel de la Paz le hablaron al mundo desde la Argentina
 
 
LAN 2017
 
         
 
  Site-map
HOME  |   QUIENES SOMOS  |  CONTACTO  |  SUSCRIPCION
|  SECCION NOTAS Y ARTICULOS   |  NOTICIAS  |  RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIA (RSE)
|  AGENDA DEL MES   |   EDICIONES ANTERIORES  |  BIBLIOTECA / LIBROS DEL MES   | SUSCRIPCION A REVISTA IMPRESA
|  SUSCRIPCION A BOLETIN DIGITAL
Issue Facebook Twitter Youtube